Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 
Cintillo de 'Descansa mejor ahora'

 

 

¿Es hora de reemplazar tu colchón?

Cuándo debes tomar la decisión de conseguir uno nuevo y cómo encontrar el adecuado en el mercado moderno.

Pareja probando un colchón

MOODBOARD / ALAMY STOCK PHOTO

In English | La regla general es que los colchones duran alrededor de una década, pero los expertos dicen que ese tiempo puede acortarse a medida que envejecemos. Esto ocurre porque nuestras extremidades y articulaciones necesitan más soporte mientras dormimos. Si tiendes a sentirte incómodo cuando te acuestas, o si te levantas rígido y adolorido en la mañana, quizás debas aceptar que necesitas un colchón nuevo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Un buen colchón no eliminará tu dolor de espalda, pero uno malo puede empeorar los síntomas", explica Jaspal R. Singh, médico y codirector del Weill Cornell Center for Comprehensive Spine Care. Eso se debe a que cuando la mayoría de nosotros nos quedamos dormidos, permanecemos en una posición fija hasta la mañana, y esto reduce el flujo sanguíneo a la columna vertebral, los músculos y las articulaciones. Si tu colchón está desgastado, no ofrecerá suficiente soporte para compensar este tipo de presión. 

Tan pronto empieces a buscar uno adecuado para ti, descubrirás que la industria de los colchones ha cambiado dramáticamente durante la última década, ya que las tiendas en internet han transformado el panorama. Ya quedaron atrás los días en que tu única opción era acostarte en una docena de colchones en una sala de exhibición bien iluminada, para luego escoger uno y esperar lo mejor. En cambio, las compañías ahora te permiten probar durante meses los colchones que prometen ser una maravilla para tu espalda con su gel refrescante, sus capas de espuma y una tecnología que afirma responder a cada movimiento. (Solo asegúrate de verificar la política de devolución. Algunos fabricantes, como Casper, ofrecen períodos largos de prueba, y envíos y devoluciones gratis de sus "camas en cajas". Otras tiendas, como Macy's, cobran por la entrega, la recogida y la reposición de mercancías).

¿Qué más ha cambiado? Los colchones muy firmes ya no se consideran la mejor solución para el dolor de espalda, ya que los estudios han revelado que las personas con dolor de espalda baja prefieren colchones medio firmes, en lugar de muy firmes. Según Singh, el truco es encontrar el equilibro entre suficiente soporte y la flexibilidad que ayuda a que los hombros, las caderas y los tobillos estén cómodos. Para probar un colchón nuevo —que posiblemente se sentirá diferente—, los expertos recomiendan que lleves contigo tu propia almohada al salón de exhibición y te acuestes en las diferentes opciones durante 15 minutos.

Comparación de diferetes colchones

SARAH PENG / AARP

Conoce los tipos de colchones

A menudo, comprar un colchón puede parecer una tarea desconcertante, con el sinfín de términos publicitarios que no tienen sentido. Si los analizas, hay tres categorías generales: de espuma viscoelástica (memory foam), muelles y aire ajustable. Muchos colchones modernos también son híbridos —una mezcla de aspectos de diferentes estilos—.

Espuma viscoelástica

Hay opciones abundantes de este tipo de colchón, gracias a los nuevos fabricantes de "camas en cajas" en internet. Y la espuma es especialmente popular entre las personas con problemas de espalda, debido a que el tipo de material ejerce menos presión sobre las articulaciones y la columna. Pero los colchones de espuma viscoelástica tienden a retener el calor. Así que, si te da mucho calor cuando duermes, busca uno que tenga gel refrescante, como los de Loom and Leaf. 

Muelles

Estos colchones tradicionales con bobinas de acero todavía son los más comunes; representan el 60% de los colchones que se venden, según Consumer Reports. Este tipo podría ser mejor para personas con problemas de movilidad, porque el rebote natural de las bobinas hace que sea más fácil acostarse y levantarse de la cama, y moverse en la misma. Pero si tu pareja da muchas vueltas en la cama, es probable que tú también sientas el movimiento. Un colchón híbrido con capas de espuma encima de una base de bobinas, como el colchón distintivo de Brooklyn Bedding, ayudará a reducir el rebote.

Aire ajustable

Lleno de cápsulas de aire y rodeado de espuma, estos colchones son muy diferentes a los colchones inflables baratos que usas cuando viene una visita. Puedes ajustar la firmeza según la necesites, lo que los hace particularmente cómodos para las personas con artritis, o dolor de espalda o de cuello. Una cama inteligente Sleep Number, por ejemplo, te permite ajustar con un control remoto el nivel de firmeza en tu lado de la cama, y tu pareja puede elegir un nivel diferente para el suyo. Algunos modelos permiten que se recline cada lado por separado, lo que hace posible que una persona duerma con su cabeza elevada y la otra no.

Descansa mejor ahora

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.