Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

¿Sabes administrar reanimación cardiopulmonar (CPR)? Skip to content
 

¿Qué ha cambiado desde que aprendiste RCP en la escuela?

El método actual es más sencillo, pero igualmente indispensable para salvar vidas.

Hombre administra reanimación cardiopulmonar a otro hombre en el suelo

ALAMY

In English |  Imagínate esto: un amigo o familiar se agarra el pecho, se desploma frente a ti, jadea un par de veces y luego se queda totalmente quieto. ¿Sabrías qué hacer?

¡Por supuesto! llamarías al 9-1-1, como todos saben. Pero demasiadas personas tan solo esperan a que llegue la ayuda, dice el Dr. Benjamin S. Abella, director de la Facultad de Medicina Perelman para la Ciencia de la Resucitación de University of Pennsylvania.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por el contrario, tu próximo paso debería ser comenzar compresiones torácicas (sí, incluso si han pasado décadas desde que tomaste una clase de RCP o incluso si nunca te has capacitado en absoluto).  

Hacer RCP inmediatamente después de un paro cardíaco puede duplicar o triplicar las posibilidades de supervivencia de una persona, según la AHA (American Heart Association). "Si esperas diez minutos por una ambulancia, podría ser demasiado tarde", dice Abella.

¿La buena noticia? La RCP (resucitación cardiopulmonar) es mucho más fácil de lo que solía ser. 

La RCP solo existe desde 1960. Pero la AHA ha hecho ajustes y cambios constantes a lo largo de los años en función de las últimas investigaciones e información. El cambio más grande probablemente tuvo lugar en el 2008, cuando la asociación comenzó a recomendar que las personas no capacitadas omitieran la ventilación boca a boca para adultos y solo realizaran compresiones torácicas de alta calidad.

"La manera anterior era demasiado compleja", dice el Dr. Bentley J. Bobrow, un distinguido profesor de Medicina de Emergencia de la Facultad de Medicina de University of Arizona que ayudó a escribir las nuevas directrices. "Cuando la gente entra en pánico, es difícil recordar algo. Tratamos de hacer que la RCP fuera lo más fácil posible con la esperanza de que más gente pueda y esté dispuesta a hacerla".  

Solo cerca del 46% de los que sufrieron paros cardíacos fuera de un hospital en el 2017 recibieron RCP entre los espectadores, según la AHA.

A menudo, las personas no comienzan la reanimación cardiopulmonar porque temen lastimar a alguien o hacerla mal. Pero las últimas investigaciones muestran que es muy difícil causar daño a través de la RCP, incluso si la persona no la necesita. "La única manera de hacerla mal es no tratar de hacerla", afirma Abella.

Si quieres repasar para sentirte seguro en caso de una emergencia, aquí tienes cinco grandes cambios que debes conocer:

No esperes. Anteriormente, la AHA recomendaba "mirar, escuchar y sentir" la respiración o el pulso antes de iniciar la RCP. Pero eso hacía perder demasiado tiempo, explica Bobrow. La probabilidad de supervivencia de una víctima disminuye entre un 7 y un 10% por cada minuto que uno se demora. Por lo tanto, las pautas actuales aconsejan llamar al 9-1-1 y comenzar las compresiones de inmediato si alguien no responde y no respira con normalidad. "Si resulta que no están teniendo un paro cardíaco —digamos que están borrachos o que se han desmayado— es probable que simplemente te aparten la mano. Y aquí no ha pasado nada", dice Bobrow.  

Envía a alguien a buscar un desfibrilador. Si estás en un lugar público, pídele a alguien que vaya a buscar un AED (desfibrilador externo automático) mientras comienzas las compresiones. En la actualidad, los AED están ampliamente disponibles en aeropuertos, gimnasios, centros comerciales, edificios de departamentos, lugares de trabajo y más, y la ciencia demuestra que aumentan las tasas de supervivencia de manera significativa. "Aunque nunca hayas visto un AED, tan pronto como lo saques del estuche, te hablará y te explicará cómo aplicárselo a un paciente y salvar una vida", comenta Abella. Usar uno es tan simple como colocar las almohadillas en el pecho de alguien y luego mantenerte alejado antes de presionar los botones "analizar" y luego "chocar" para (1) dejar que el dispositivo compruebe el latido del corazón de alguien, y (2) dar un choque súbito, si fuera necesario.

Ya no es necesario el boca a boca. Este es el mayor cambio de los últimos años. La AHA comenzó a recomendar la "RCP usando solo las manos" para las personas no capacitadas después de que varios estudios mostraran que los pacientes cardíacos tenían un desempeño tan bueno o mejor cuando recibían RCP usando solo las manos en comparación con la versión tradicional con respiraciones. "Cada vez que se detienen las compresiones para administrar respiraciones, no hay flujo sanguíneo, y esas pausas en el flujo sanguíneo son un problema", dice Abella. La AHA sigue recomendando la RCP con respiraciones para bebés y niños, víctimas de ahogamiento o sobredosis de drogas, o personas que están teniendo un ataque de asma grave. Pero Abella señala que la gran mayoría de las personas mayores que se desmayan tienen un problema eléctrico inmediato en el corazón, no un problema respiratorio. Y lo que más necesitan son compresiones para hacer circular el flujo sanguíneo al cerebro. 

Presiona más fuerte. Hasta hace poco, la AHA recomendaba presionar entre uno y medio a dos pulgadas sobre el pecho. La nueva profundidad recomendada para adultos es de, al menos, dos pulgadas. Para la mayoría de las personas, eso significa presionar tan fuerte como puedan. "Sería muy poco probable que presionaras demasiado", explica Abella. "Para ser efectivo, necesitas esforzarte bastante". Debido a que la RCP es agotadora, si hay otras personas alrededor, cambien cada dos o tres minutos.

Presiona más rápido. En el pasado, a los reanimadores se les enseñaba a hacer compresiones a un ritmo más lento de 60 latidos por minuto. Pero ahora sabemos que las compresiones necesitan ser mucho más rápidas para ser efectivas: de 100 a 120 latidos por minuto.  

Cómo realizar RCP básica usando solo las manos

  1. Llama al 9-1-1 o pídele a alguien más que lo haga. (Si tienes que llamar tú, pon el teléfono en el altavoz mientras empiezas las compresiones).
  2. Coloca ambas manos, una encima de la otra, en el centro del pecho de la persona.
  3. Presiona con fuerza y luego deja que el pecho vuelva a subir.
  4. Repite el movimiento de presión y relajación al ritmo de la clásica canción disco de los Bee Gees “Stayin’ Alive”. (Deberías hacer, al menos, cien compresiones por minuto).
  5. No te detengas hasta que llegue la ayuda.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.