Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

5 maneras de evitar que tu voz envejezca

Ejercicios sencillos y consejos para ayudarte a mejorar la voz.

Pareja tocando piano

Getty Images

¿Quieres que tu voz suene joven? ¡Sigue la letra de tu canción preferida!

In English l Un simple saludo es todo lo que se necesita para que alguien emita un juicio sobre ti, de acuerdo con un estudio del 2014 cuyos autores encontraron que una palabra de saludo es suficiente para que alguien que te escucha decida qué tan agradable y confiable eres.  Y, sean o no exactas, esas impresiones instantáneas a menudo prevalecen.

A medida que te acercas a los 60 y 70 años, tu voz empieza a cambiar. Tus cuerdas vocales se debilitan, el cartílago en la laringe empieza a osificarse y tu sistema respiratorio (el cual da potencia a tu voz) empieza a perder eficiencia. ¿El resultado? Las voces de los hombres suben y las de las mujeres bajan. Podrías empezar a sonar entrecortado, titubeante y ronco. Es algo común del proceso de envejecer, pero puede afectar cómo los demás te perciben y cómo te percibes a ti mismo.

No lo permitas. Te damos un secreto que según los expertos en voz pocas personas conocen: Hay muchas cosas que puedes hacer para que tu voz continúe sonando joven y fuerte. Mejor aún, muchos ejercicios para la voz son fáciles y toman poco tiempo. Practícalos y tu saludo puede sonar como siempre.

El cambio gradual de la voz es una parte normal del envejecimiento, pero no es una mala idea consultar a un especialista de oído, nariz y garganta para descartar cualquier problema de salud. La ronquera, por ejemplo, puede ser una señal de reflujo gastroesofágico crónico,enfermedad de Parkinson y otros trastornos neurológicos, y cáncer de la laringe.

1.   Diviértete con una pajita para sorber

Al igual que todos los otros músculos de tu cuerpo, tus cuerdas vocales necesitan ejercicio para mantenerse en forma. Al igual que tu sistema respiratorio. Este es un ejercicio sencillo para ambos:  Agarra una pajita para sorber y tararea al interior de la pajita.  "Ayuda a estirar y fortalecer los músculos de la voz", explica Eric Hunter, profesor asociado de ciencias y trastornos de comunicación en Michigan State University, East Lansing.  Empieza con una pajita ancha y progresa a una más pequeña como las de revolver el café, a medida que tu voz se fortalece. Haz calentamiento con un tarareo sencillo como "hmmm, hmmm", luego varía tu tono imitando el ruido de una sirena. Hazlo por unos 10 minutos al día. Detente antes si sientes fatiga en la voz. Al igual que con cualquier ejercicio, desarrollarás resistencia con el tiempo.

2.   Practica a contar historias

Leer en voz alta mantiene tu voz trabajando, y eso es crucial para la salud vocal, de acuerdo con Aaron Johnson, profesor auxiliar de ciencias de la voz y del lenguaje en University of Illinois, Urbana-Champaign. "El refrán que dice que si no usas algo, lo pierdes, también se aplica a la voz", nos dice. "Empiezas el día con el periódico”. Lee un artículo en voz alta todas las mañanas; a tu pareja, a tu mascota o a ti mismo. Podrías sentirte cohibido o un poco tonto al inicio, pero es una manera fabulosa de incluir un uso habitual de tu voz durante tu día".



3.   Sigue la letra de tus canciones

"Los beneficios de cantar para la salud no se pueden subestimar" dice Edie Hapner, director de patología de habla y lenguaje en el Voice Center de Emory University en Atlanta.  "Los cantantes con formación han encontrado que pueden mantener sus voces jóvenes mucho más tiempo que quienes no cantan".  Canta con la radio o CD o únete a un coro de iglesia. Hapner también recomienda el karaoke, pero advierte: Si el lugar está realmente animado, tendrás que competir con mucho ruido para que se te oiga. Busca un lugar más silencioso. Si subes tu voz demasiado por un tiempo prolongado, dice Hapner, podrías perder la voz por laringitis, una inflamación de las cuerdas vocales.

4.   Si no te mueves, la pierdes

Tu voz funciona mejor cuando todo tu cuerpo está en buena forma, señala Hapner. "Tu voz es un reflejo de tu salud", nos dice. "Si dejas que tu cuerpo pierda forma, las personas lo oirán en tu voz". Así que asegúrate de mantenerte físicamente activo. Incluso un ejercicio tan sencillo como caminar te puede traer beneficios físicos que se extienden a tu voz.

5.   Acude a los profesionales

Tararear con una pajita, seguir la letra de tus canciones preferidas, leer en voz alta; estos y otros ejercicios pueden ayudarte a mantener tu voz joven. Pero debes hacerlo correctamente para que te traiga beneficios.  Para hacerlo, busca un entrenador de voz, un instructor de canto,un especialista de la voz, o un patólogo del habla y lenguaje con formación adicional en voz. Estos expertos, dice Johnson —quien fue anteriormente profesor de canto—, evaluarán tu voz, te enseñarán ejercicios diseñados según tus necesidades y trabajarán contigo para comprobar que lo estás haciendo bien.

"Puedes aprender mucho en tan solo unas pocas clases", señala. La terapia vocal también podría ser adecuada para ti. Las terapias eficaces para la voz que envejece enseñan ejercicios que fortalecen los músculos de la voz y el sistema respiratorio. Una vez los aprendes, puedes practicar en casa; tan solo unos pocos minutos al día pueden ayudar. Asegúrate de verificar con tu compañía de seguros y confirmar que tienes cobertura. Aunque Medicare y Medicaid pagan la terapia de voz recetada por un médico, algunos seguros privados no la pagan, señala Johnson.

"Esta es un área de disputa en nuestro campo y algo en lo que estamos trabajando de manera continua". Este tipo de terapia probablemente se volverá mucho más común gracias a la concienciación y a la demanda cada vez mayores de los boomers, quienes quieren voces fuertes en el trabajo y en todas partes.  "Nuestras voces son mucho más importantes para nosotros", dice Hapner, quien observa que muchos boomers continuarán trabajando más allá de la edad usual de jubilación de 65 años.  "Anticipo que voy a estar más ocupado".

Matt McMillen es escritor independiente para AARP Media.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO