Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Una prueba para la enfermedad de Alzheimer provoca controversia ética

Los expertos sopesan el valor de saber aún cuando no hay tratamientos efectivos.

In English l Cuando los investigadores anunciaron recientemente una nueva y prometedora prueba de sangre para la enfermedad de Alzheimer —una que podría ser tan sencilla de realizar como una prueba de colesterol estándar— las reacciones fueron mixtas. Aunque algunos expertos acogieron la noticia, a otros les preocupó que, hasta tanto no existan tratamientos eficaces disponibles, saber que tienes disposición a desarrollar Alzheimer podría ser más perjudicial que benéfico.

Disección de un cerebro humano

Foto: AP

Los expertos debaten los pros y los contras de nuevas pruebas posibles de sangre que podrían detectar la enfermedad de Alzheimer.

Saber o no saber

Los expertos dicen que desarrollar una prueba de Alzheimer permite la posibilidad de un tratamiento más efectivo. "El problema principal con el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer hoy en día es que los medicamentos se administran probablemente demasiado tarde para que surten efecto", dice el Dr. Howard Federoff, profesor de neurología en Georgetown University Medical Center, quien formó parte del equipo que desarrolló la prueba. "Nuestras investigaciones informan la existencia de un biomarcador que nos permitirá seleccionar a pacientes que tengan la enfermedad muy temprano, y podemos determinar si los medicamentos son más efectivos cuando se administran más temprano.

Ya existe evidencia sólida de que cambios sencillos en el estilo de vida pueden ayudar a frenar la probabilidad de desarrollar demencia, dice el Dr. Jason Karlawish, profesor de medicina en la University of Pennsylvania, quien no participó en el desarrollo de la prueba. "Una dieta saludable para el corazón, actividad física y estimulación cognitiva y social pueden ayudar a preservar la función cognitiva", agrega. Las personas que descubren que tienen alto riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer podrían estar más motivadas a hacer cambios saludables.

Además, la detección temprana permitirá a las personas tomar decisiones informadas acerca del cuidado médico antes de que los síntomas de Alzheimer interfieran; una razón por la cual tanto la Alzheimer's Association como la Alzheimer's Foundation of America apoyan el diagnóstico prematuro.

Vivir con un sentido de fatalidad

Pero hay preocupaciones. "Un resultado positivo en una prueba como esta podría ser devastador", señala Craig Klugman, un bioético que dirige el Departamento de Ciencias de la Salud en DePaul University. "Podría cambiar la perspectiva de las personas respecto a la vida, volverlos ansiosos, depresivos y retraídos. De repente te encuentras viviendo con este sentido de fatalidad que puede afectar cada dimensión de tu vida".

Las personas que obtienen un resultado positivo también pueden sufrir la carga adicional de sentirse estigmatizadas o avergonzadas, advierten los expertos.

El estrés de saber que tienes probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer podría incluso empeorar los síntomas de pérdida de memoria y confusión. "Lo que antes era un lapso de memoria simple y momentáneo ahora se convierte en un síntoma aterrador de esta temida enfermedad", dice Klugman.

De hecho, un estudio reciente analizó el efecto de informarle a las personas que tienen el genotipo que los coloca en un alto riesgo de desarrollar Alzheimer. Quienes saben que obtuvieron un resultado positivo juzgan sus memorias de forma más crítica y tienen peor desempeño en las pruebas de memoria que los que no fueron informados.

Y existe otra preocupación. Al igual que la mayoría de las pruebas, la nueva prueba de sangre no es perfecta. Un índice de exactitud del 90% significa que a algunas personas se les informaría que tendrían tendencia a desarrollar la enfermedad de Alzheimer en el transcurso de los próximos años cuando, en realidad, no la desarrollarán. "Eso significaría que la vida de alguien se desajustó sin razón", dice Klugman.

Un panorama cambiante

El frenesí de los titulares que anunciaron una nueva prueba de sangre daba la impresión de que era algo que estaba a punto de llegar. No es así. Primero se deben confirmar los resultados preliminares por parte de otros equipos de investigación independientes. Incluso entonces, dice Mark Mapstone, profesor asociado de neurología del University of Rochester Medical Center y otro miembro del equipo que desarrolló la prueba de sangre, "probablemente se utilizaría en personas de alto riesgo"; personas con antecedentes familiares de Alzheimer, por ejemplo.

Para ese momento, los investigadores dicen, es probable que sepan mucho más sobre la enfermedad de Alzheimer e incluso cómo frenar su progreso. Según Federoff, la prueba de sangre ya ofrece pistas importantes. Se considera que los cambios que se han observado en la sangre provienen del resultado de la degradación de las membranas de las células del cerebro en las personas destinadas a desarrollar la enfermedad. Los investigadores continúan buscando otras moléculas en la sangre que darían una visión más detallada de lo que falla en las personas que están en riesgo.

En otra investigación, los científicos reclutan voluntarios para un programa denominado A4 Study, que evaluará un medicamento experimental que podría frenar el deterioro cognitivo en las personas que están en riesgo de perder la memoria debido al Alzheimer. Los investigadores en Harvard Medical School anunciaron recientemente que una proteína que ocurre de manera natural puede proteger contra el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y la demencia relacionada con la edad; y estos hallazgos podrían abrir una nueva área de tratamiento.

"Mientras no exista un tratamiento eficaz, existe la verdadera pregunta de si se debe ofrecer la prueba", dice Klugman. "Pero una vez que tengamos maneras de desacelerar o frenar la enfermedad, hay menos razones contra la prueba".

Peter Jaret escribe sobre temas de salud y médicos para publicaciones nacionales.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO