Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Nuevas regulaciones federales podrían reducir el precio de los medicamentos recetados

Una regla vincularía los precios de algunos medicamentos a los precios internacionales.

Un médico sostiene un medicamento para quimioterapia

GETTY IMAGES

In English | Según una de las dos nuevas regulaciones que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS) publicó el viernes, Medicare vincularía lo que paga por algunos medicamentos administrados en consultorios médicos con los precios más bajos de esos medicamentos en otros países.

El HHS también anunció una regla que requeriría que los fabricantes otorguen a los beneficiarios de Medicare inscritos en la Parte D para medicamentos recetados los mismos reembolsos que las aseguradoras e intermediarios —llamados administradores de beneficios farmacéuticos— utilizan actualmente para negociar y mantener bajas las primas mensuales. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), una entidad sin afiliación política, esta regulación causaría un aumento de las primas de la Parte D, lo que costaría a los contribuyentes $177 mil millones en diez años.

La reglamentación sobre precios extranjeros se limita a ciertos medicamentos

La regla de precios internacionales —que se ha denominado la regulación de la "nación más favorecida"— afectará solo a unos 50 medicamentos que se administran actualmente en los consultorios médicos. Por lo general, estos son medicamentos muy costosos contra el cáncer que se administran por vía intravenosa, como los medicamentos de quimioterapia. Estas terapias se pagan dentro de la Parte B de Medicare, que cubre las visitas al médico y otros servicios para pacientes ambulatorios.


Lo que necesitas saber sobre Medicare lo encuentras en aarp.org/MiMedicare


Esta regla, que está programada para entrar en vigencia en enero, establecería un programa piloto nacional obligatorio de siete años que vincularía el reembolso que Medicare paga a los proveedores por administrar estos medicamentos con el precio más bajo disponible entre un grupo de países cuyas economías son similares a la de Estados Unidos. Los precios de los medicamentos suelen ser mucho más bajos en esos países. La regulación no afectaría los precios de los medicamentos recetados de la Parte D, que representan la gran mayoría de los gastos de Medicare en medicamentos.

El HHS estima que esta regulación podría ahorrar a los beneficiarios de Medicare $28 mil millones en siete años, ya que los precios más bajos de estos costosos medicamentos reducirían los copagos de los pacientes.

El viernes, las compañías farmacéuticas calificaron esta regla de "ilegal" y se espera que la industria presente demandas judiciales para tratar de evitar que la regulación entre en vigor, lo que podría retrasar o detener la implementación del programa.

"No hay razón para que las personas en Estados Unidos continúen pagando los precios más altos del mundo por los medicamentos recetados", dijo AARP en Twitter. "AARP apoya los esfuerzos para alinear mejor los precios de los medicamentos pagados por Medicare con los precios de otras naciones desarrolladas". AARP, que ha pedido una revisión de cómo Medicare paga los medicamentos administrados bajo la Parte B, todavía está analizando los detalles de la regulación publicada el viernes por el HHS.

La regla del reembolso aumentaría el costo de los consumidores

La regla del reembolso, que entraría en vigor el 1º de enero del 2022, se aplicaría a un número limitado de recetas que actualmente reciben reembolsos, en particular las que son muy caras y las que tienen competencia entre medicamentos de marca.

La regla podría aumentar los ingresos de los fabricantes de medicamentos en más de $150 mil millones en diez años, y los ejecutivos de las principales compañías farmacéuticas que testificaron en una audiencia del Comité de Finanzas del Senado el año pasado no se comprometieron a reducir sus precios si se promulga esta regulación.

"Todos los beneficiarios de la Parte D probablemente verán aumentar sus primas y el gasto de Medicare también aumentará", dijo Megan O'Reilly, vicepresidenta de Asuntos Federales de Salud y Familia de AARP. "Es por eso que AARP ha instado a la acción bipartidista en soluciones que lleguen a la raíz del problema: los altos precios fijados por las compañías farmacéuticas". La OBC llegó a la conclusión de que esa regulación no daría lugar a una disminución de los precios de los medicamentos recetados y que los precios podrían seguir aumentando.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.