Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Revisa tu botiquín

¿Tienes vitaminas viejas, medicamentos expirados o suplementos cuestionables? Aquí te mostramos cómo llevar un inventario —y mantenerte seguro—.

Botiquín lleno de medicamentos

Getty Images

Conoce el significado de la fecha de expiración y cuándo es el momento de descartarlos.

In English | Verifica las fechas de expiración

Los medicamentos recetados tienen fechas de expiración en sus envases originales, pero al farmacéutico solo se le requiere colocar en la botella una fecha para "descartar"; esta fecha por lo general es un año después de la fecha en que se despachó la receta. Así que estos medicamentos pueden durar más tiempo del que piensas. Ciertos medicamentos nunca deben utilizarse después de la fecha de expiración: la nitroglicerina oral (para el dolor de pecho), la insulina, los inhaladores y los EpiPen. Otros medicamentos que debes asegurarte de que conservan su potencia completa son los anticonvulsivos, la warfarina, la digoxina y las mezclas de medicamentos para la tiroides.

Lo que debes hacer ahora: pregúntale a tu farmacéutico si el medicamento se puede utilizar de manera segura después de la fecha para "descartar". Si el medicamento está en su empaque original, verifica la fecha de expiración impresa en el lado o en la parte de abajo del envase. Si ya pasó la fecha de expiración es hora de descartar el medicamento.

Hombre durmiendo mientras hay un vaso de agua y unas píldoras en una mesa

Getty Images

Aquellos que toman medicamentos por tiempo prolongado para el insomnio o la alergia tienen mayores probabilidades de tener problemas con la memoria y la toma de decisiones.

Lo que debes y no debes hacer para descartar tus medicamentos de manera segura

Investiga sobre los programas para desechar medicamentos

Visita el sitio web de la Drug Enforcement Administration (DEA, Administración de Control de Drogas de EE.UU.) dea.gov o llama al 800-882-9539 para encontrar dónde llevar los medicamentos usados. Algunas instalaciones también ofrecen programas de envío por correo o centros de acopio.

Nunca descartes en el inodoro los medicamentos que no hayas usado

Varios estudios recientes han revelado que esto puede contaminar el agua local.

Hazlo tú mismo

Mezcla los medicamentos con café molido usado, tierra o arena para gatos. Coloca la mezcla en una bolsa bien sellada u otro envase para prevenir derrames, y luego tírala a la basura.

Conoce los peligros de los analgésicos comunes

Algunos analgésicos como Advil (ibuprofeno) y Aleve (naproxeno) pueden provocar un ataque al corazón o una apoplejía. El ibuprofeno y el naproxeno también pueden aumentar el riesgo de sangrado y aumentar la presión arterial, explica el cardiólogo Lawrence Phillips del Centro Médico Langone de New York University. Los estudios demuestran que el acetaminofén puede causar daños al hígado, en especial cuando se combina con alcohol. Si tu médico te receta algún opioide fuerte como OxyContin o Percocet, sigue sus instrucciones al pie de la letra en cuanto a la dosis y la frecuencia.

Lo que debes hacer ahora: intenta tratamientos que no requieran medicamentos para tratar el dolor crónico, ya sea terapia física, ejercicios, pérdida de peso y terapia de frío. Guarda los opioides bajo llave o en una caja fuerte pequeña para evitar el robo y exponer a los niños a estos medicamentos que pueden ser adictivos.

Cuidado con las hierbas peligrosas

Los suplementos a base de hierbas pueden interactuar con ciertos medicamentos recetados y ocasionar efectos secundarios dañinos. Alex Luli, farmacéutico en la Cleveland Clinic recomienda tener cuidado, específicamente con estos suplementos:

  • St.-John's-wort. Puede interferir con las estatinas y los medicamentos para la presión.
  • El Ginkgo y el ginseng. Estos pueden interactuar con los medicamentos anticoagulantes y aumentar el riesgo de sangrado.
  • Kava. Se ha demostrado que puede provocar daño en el hígado.

Lo que debes hacer ahora: lleva contigo una lista exhaustiva o un bolso con todos los medicamentos y los suplementos vitamínicos y a base de hierbas cuando visites a tu médico o farmacéutico para que este evalúe cualquier efecto secundario o posible interacción peligrosa entre estos.

Frasco de pastillas

Getty Images

Los suplementos a base de hierbas pueden tener un efecto negativo cuando se combinan con ciertos medicamentos recetados.

No ingieras más de la dosis diaria de vitaminas

Vigila los límites diarios de:

  • Vitamina B6. Más de 100 miligramos diarios puede causar daños temporales a los nervios.
  • Vitamina A. Más de 10,000 unidades internacionales (IU) pueden provocar vómitos, dolor de cabeza, mareos y visión borrosa.
  • Vitamina D. Más de 10,000 IU diarias pueden provocar síntomas que fluctúan entre pérdida de apetito, frecuencia al orinar y problemas renales.
  • Vitamina C. Un estudio reveló que el consumo frecuente de altas dosis de esta vitamina puede duplicar el riesgo de desarrollar cálculos renales en los hombres.

Lo que debes hacer ahora: verifica las etiquetas y asegúrate de que consumes solo la dosis diaria recomendada.

Reduce el consumo de pastillas para la alergia y para dormir

Los estudios han demostrado que las personas que ingieren medicamentos para dormir o para la alergia por tiempo prolongado —incluso productos como el Benadryl y el Nytol— tienen más probabilidades de desarrollar problemas de memoria y toma de decisiones, además de que aumentan el riesgo de padecer de demencia y el mal de Alzheimer.

Lo que debes hacer ahora: habla con tu doctor acerca de otras terapias para tratar el insomnio y las alergias de temporada. Y para más estrategias para dormir mejor, pulsa aquí.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO