Skip to content
 

Medicamentos, sol y calor: una combinación peligrosa

Cuidado con los efectos secundarios que algunos medicamentos comunes pueden causar durante el verano.

Mujer aplicandose protector solar

Getty Images

Conoce cuáles medicamentos no reaccionan bien a la exposición solar.

In English | Este verano, verifica tus medicamentos antes de exponerte al sol. Muchos medicamentos comunes, incluso los analgésicos de venta libre y los medicamentos para la alergia, aumentarán tu susceptibilidad a las dolorosas quemaduras de sol u otros problemas de la piel o el riesgo de sufrir una insolación.

"Vemos esto con mucha frecuencia; es muy común", dice Robert Glatter, médico de sala de emergencias, acerca de los efectos secundarios asociados a la exposición al sol. "Las personas deben leer el perfil de efectos secundarios relacionados al medioambiente cuando toman ciertos medicamentos".

Glatter, quien practica medicina en el Lenox Hill Hospital en Nueva York, dice que hay varios antibióticos que con frecuencia ocasionan que las personas terminen en la sala de emergencias. 

"Las personas los toman y se van a la playa y luego vemos cómo llegan rojos como remolachas con quemaduras de sol de pies a cabeza", dice Glatter. "Esto se conoce como una reacción fototóxica".

"La mayoría de estos medicamentos pueden causarte quemaduras de sol exageradas, pero otras pueden causar quemaduras inmediatas", dice la dermatóloga Lorraine Young, codirectora de servicios clínicos de dermatología y profesora de medicina clínica en la University of California en Los Ángeles. "Las quemaduras de sol serán más rojizas, más dolorosas y extensas —las quemaduras serán peores, como si hubieras estado expuesto al sol por más tiempo de lo que realmente estuviste—".

Además de las quemaduras de sol, algunos medicamentos pueden ocasionar reacciones alérgicas —sarpullido, picazón, ampollas— a la luz solar, en ocasiones hasta varios días después de haber estado expuesto, dice Kirby Lee, profesor asociado de farmacología clínica de la University of California en San Francisco.

Muchos medicamentos también aumentan el riesgo de insolación, una condición peligrosa que requiere atención médica inmediata. Estos medicamentos reducen la capacidad natural del cuerpo de sudar, lo cual aumenta la cantidad de veces que orinas y disminuye la sensación de sed y, por ende, es más probable que no consumas la cantidad de líquidos apropiada, dice Lee, quien se especializa en geriatría y demencia. "Los síntomas de la insolación pueden aparecer bastante rápido, en especial en los adultos mayores, quienes a menudo ingieren más de un medicamento que aumenta el riesgo de recalentamiento".

A continuación presentamos una lista que, a pesar de que no es exhaustiva, incluye la mayoría de las causas comunes. Estos medicamentos aumentan el riesgo de sufrir quemaduras de sol, insolación o, en muchos casos, ambas:

  • Los antibióticos, entre ellos la tetraciclina (Wesmycin), la doxiciclina (Vibramycin), las fluoroquinolonas (Cipro), la levofloxacina (Levaquin) y las sulfonamidas (Bactrim, Septra).
  • Los antiinflamatorios no esteroides (NSAID), incluso el ibuprofeno (Advil y Motrin) y el naproxeno (Aleve).
  • Los diuréticos como la furosemida (Lasix), la bumetanida (Bumex) y la hidroclorotiazida (HCTZ, Microzide).
  • Los medicamentos beta bloqueadores, como el metroprolol (Lopressor, Toprol XL), el atenolol (Tenormin), el labetalol (Normodyne, Trandate) y el carvedilol (Coreg).
  • Los medicamentos para las condiciones cardíacas o la presión sanguínea, como el amiodarona (Cordarone) y la quinidina; los bloqueadores de canales de calcio tales como la nifedipina (Procardia) y el diltiazem (Cardizem); y los inhibidores de la ECA como el enalapril.
  • Los antidepresivos tricíclicos, entre ellos la amitriptilina (Elavil), la nortriptilina (Pamelor), la doxepina (Sinequan) y la imipramina (Tofranil).
  • Los antihistamínicos, como la difenhidramina (Benadryl).
  • Las drogas anticolinérgicas, como Vesicare, que tratan la incontinencia, la vejiga hiperactiva y muchas otras condiciones.
  • Las drogas antipsicóticas, como el haloperidol (Haldol), la olanzapina (Zyprexa), la quetiapina (Seroquel) y el risperidone (Risperdal).
  • Los estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin) y la dextroamfetamina (Adderall).
  • Los descongestionantes, como la pseudoefedrina y la fenilfedrina (Sudafed).
  • Los medicamentos para la diabetes, como la gliburida (DiaBeta).
  • Los medicamentos de quimioterapia contra el cáncer, como el 5-fluorouracilo (5-FU), la vinblastina (Velban, Velsar) y el dacarbazine (DTIC-Dome).
  • Los suplementos, como el St.-John's-wort y ginkgo.

Por suerte, puedes reducir el riesgo de sufrir los efectos secundarios de la sensibilidad al sol que se asocian a estos medicamentos.

Aprende y etiqueta

Revisa tus medicamentos actuales, ya sea con tu doctor o farmacéutico, para que sepas cuál, si alguno, podría presentar un riesgo. Al mismo tiempo, investiga si existe alguna alternativa para estos medicamentos. Para mantenerte al tanto de cuáles medicamentos podrían causarte problemas, Glatter recomienda que marques cada etiqueta con un símbolo de sol para que lo veas cada vez que los utilices.

Considera los sustitutos

Podrías evitar o reducir el riesgo de complicaciones causadas por el sol y el calor si cambias los medicamentos. En lugar de ibuprofeno, por ejemplo, opta por el acetaminofén (Tylenol), dice Lee. Puedes reemplazar Benadryl por Claritin o Zyrtec, aunque ambos medicamentos deben ingerirse según sea necesario y en la dosis más baja pero efectiva. Consulta con tu médico antes de cambiar a un nuevo medicamento. No obstante, en ocasiones puede que no tengas opción, dice Lee: "En esos casos, necesitarás cambiar tu manera de vivir de acuerdo con el medioambiente".

Vístete adecuadamente

"Si vas a ingerir estos medicamentos y te expondrás al sol, necesitas cubrirte", dice Glatter. Usa ropa suelta, cúbrete de pies a cabeza y usa un sombrero para cubrir tu cabeza y tu cara. Si es necesario, lleva un paraguas. Sin embargo, Glatter sugiere que no lleves piezas de ropa de más, pues podrías recalentarte.

Usa el bloqueador solar adecuado —y la cantidad correcta—.

Young recomienda que selecciones uno con FPS 30 o más alto. También dice que te asegures de que en la etiqueta diga "espectro amplio". Esto significa que bloqueará el tipo de rayos ultravioletas que ocasionan reacciones con los medicamentos, así como los que causan quemaduras de sol. Young dice que apliques al menos 1.5 onzas, el equivalente a un vasito de licor. "Muchas personas utilizan el FPS adecuado, pero se aplican una cantidad tan pequeña que no es efectiva", dice Young. "Aplícalo unos 20 minutos antes de exponerte al sol y vuelve a aplicarlo cada par de horas si vas a estar expuesto y activo".

Planifica con anticipación

Si sabes que estarás afuera y de un lado al otro, planifica tus actividades durante los momentos menos calurosos del día, dice Lee: "Si te gusta la jardinería, por ejemplo, hazlo en la mañana o en la tarde".

Mantente hidratado, pero no exageres.

El agua y las bebidas deportivas ayudarán a mantener una temperatura baja en tu cuerpo, pero cuidado con beber demasiado, ya que puede aumentar tu presión sanguínea o reducir los niveles de sodio, dice Lee. "Consulta con tu doctor para saber cuánto líquido debes consumir". Además, evita el alcohol y la cafeína porque ambos son diuréticos y revertirán tus esfuerzos de mantenerte hidratado.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO