Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

10 trastornos que podrías evitar o aliviar tomando agua

Cómo saber si estás deshidratado y cómo solucionarlo.

  • Getty Images

    ¿El agua puede curar?

    Algunos insisten que sí, pero hasta ahora esa respuesta es debatible. Lo cierto es que el agua cumple una función vital para el buen funcionamiento del organismo, posibilita el transporte de nutrientes a las células, ayuda a la digestión, a la eliminación de toxinas y contribuye a regular la temperatura corporal, entre otras funciones. Efectivamente, la hidratación es fundamental para prevenir o aliviar ciertos problemas de salud, dice el doctor Carlos Zamora, cardiólogo y especialista en medicina deportiva en Miami. A continuación verás cuáles trastornos se podrían prevenir o aliviar tomando el agua.

    1 of 15
  • Getty Images

    Artritis

    Los que sufren de artritis están condenados a depender de medicamentos antiinflamatorios, pero puede haber una reducción considerable de la dosis si se aseguran de que sus articulaciones se lubriquen, hidratándose. Beber agua ayudará a que las articulaciones se deslicen fácilmente, reduciendo la fricción que causa dolor. La deshidratación puede provocar que el cartílago se seque y se desprenda de la superficie de contacto de los huesos. Además el agua ayuda a eliminar el ácido úrico de las articulaciones que, al acumularse, causa inflamación.

    2 of 15
  • Getty Images

    Estreñimiento

    Para evitar este problema, la mejor estrategia es consumir una dieta rica en grasas saludables y fibra, pero es igualmente importante consumir cantidades adecuadas de agua. El agua no solo ayuda a liberar las toxinas del cuerpo, sino que también favorece la digestión saludable y los movimientos intestinales. “El agua produce movimientos peristálticos”, dice Zamora. Cuando estamos debidamente hidratados las heces son más suaves y se evacuan fácilmente.

    3 of 15
  • Juice Images / Alamy Stock Photo

    Hipertensión

    Llevar una dieta saludable y hacer ejercicios puede ayudar a mantener la presión arterial en sus rangos normales, pero también es de vital importancia mantenerse hidratado. La deshidratación hace que aumente la concentración de sodio y que los vasos sanguíneos se contraigan para tratar de retener el volumen de sangre necesario. Esta contracción puede causar tensión en las arterias, lo que aumentará la presión en las mismas.

    4 of 15
  • Getty Images

    Problemas de la piel

    La piel es el mayor órgano del cuerpo y al igual que cualquier otro necesita agua para estar sano. Muchos trastornos como la resequedad, las manchas y el eczema pueden aparecer o agravarse por causa de la deshidratación. Si el organismo no está bien hidratado, la piel puede envejecer prematuramente.

    5 of 15
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y vive la vida al máximo con consejos, herramientas y noticias para vivir una vida saludable.
    Únete a AARP hoy y ahorra en productos y servicios para la salud y el bienestar.

    6 of 15
  • Getty Images

    Insomnio

    El insomnio puede interferir con el trabajo, la vida social y provocar serios problemas de salud. Al igual que en muchas otras condiciones, una ingesta de agua adecuada es esencial para reducir la inflamación general que puede interferir con el sueño. Cuando una hidratación óptima se combina con una dieta saludable, ejercicios y relajación es posible conciliar el sueño sin el uso de medicamentos.

    7 of 15
  • Getty Images

    Resfriado

    “Los resfriados son virus y los virus no responden a antibióticos, pero podemos ayudarlos a irse más rápido o incluso evitarlos con hidratación”, explica Zamora. El agua ayuda a eliminar las toxinas y también puede servir para reducir la mucosidad  Cuando el sistema inmunológico está combatiendo una gripe nuestro organismo pierde más agua de lo habitual y para no deshidratarnos es necesario reponerla bebiendo agua.

    8 of 15
  • Getty

    Infección urinaria

    Aunque la vejiga se encarga de pasar los fluidos del cuerpo, al mismo tiempo necesita agua para que las fibras musculares de este órgano puedan ejercer su función. Además, una infección en las vías urinarias puede ser resultado de la entrada de bacterias en la orina, por lo que el consumo de seis a ocho vasos de agua al día puede ayudar a mantener la vejiga y el tracto urinario sano y libre de bacterias.

    9 of 15
  • Getty Images

    Prediabetes

    Tomar suficiente agua al día puede prevenir el aumento de azúcar en la sangre, una condición que, cuando llega a cierto punto, es conocida como prediabetes. “Si estamos deshidratados suben los niveles de la hormona vasopresina”, apunta Zamora. Esto deriva en una mayor producción de glucosa y se incrementa el nivel de azúcar en la sangre.

    10 of 15
  • Getty Images

    Asma

    Una mala hidratación puede causar que las vías respiratorias se estrechen y aumente la producción de secreción, lo que a su vez puede desencadenar un ataque de asma. Por esta razón, es importante que las personas asmáticas consuman suficiente agua diariamente. Si usted sufre de alergias estacionales, también sería bueno que se mantuviera bien hidratado ya que el agua ayuda a diluir la mucosidad y drenar los senos nasales.

    11 of 15
  • Getty Images

    Cálculos renales

    Un suministro abundante de agua ayuda a mantener los riñones funcionando correctamente. Los riñones, junto con el hígado, son responsables de eliminar toxinas. Cuando los riñones no tienen suficiente agua para filtrar los desechos pueden acumularse depósitos de calcio, ácido úrico y otras sustancias tóxicas formando cristales. Estos son los llamados cálculos renales o “piedras en los riñones” que suelen ser dolorosos y en algunos casos se requiere de cirugía para eliminarlos.

    12 of 15
  • Getty Images

    Cómo sabes si estás deshidratado

    Sed es lo primero que nos viene a la mente, pero en realidad esto es solo la primera señal cuando la deshidratación es leve. Los problemas que se derivan de la falta de ingesta de agua pueden ser mucho más graves. Los principales síntomas son: sensación de confusión y fatiga, somnolencia, mayor riesgo de caídas, infección del tracto urinario, formación de cálculos renales, trastornos en las vías respiratorias, estreñimiento, dolores de cabeza y migrañas. Otros signos físicos pueden incluir: resequedad nasal y de la boca, menor cantidad de orina y de color amarillo oscuro o ámbar, tener la piel fría y reseca y falta de lágrimas al llorar.

    13 of 15
  • Getty Images

    Consejos para mantenerte bien hidratado

    Es clave que tengas a mano una botella de agua, especialmente si estás a la intemperie, bajo altas temperaturas o haciendo ejercicios. Prefiere el agua antes que las bebidas azucaradas. Evita o modera la ingesta de alcohol y de cafeína. “Si se te hace pesado tomar tanta agua, come frutas”, dice el especialista Zamora. Visita a tu médico en caso de vómitos y diarreas. Los pacientes diabéticos o que toman diuréticos deben prestar mayor atención a cualquier síntoma de deshidratación. La cantidad de agua que debes beber dependerá de tu edad, peso y otros factores. Sin embargo, a los adultos se les recomienda ingerir entre 91 a 125 onzas al día. Siempre asegúrate de que el agua no esté contaminada.       

    14 of 15
  • Getty Images
    15 of 15

También te puede interesar:

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO