Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

Dr. Luis Rodríguez Terry

 

Existe una técnica para aumentar el busto sin necesidad de implantes

¿Sabes de qué se trata? Aquí te decimos en qué consiste y quiénes son las candidatas.

Implantes de seno

Juan Silva/Getty Images

Los injertos de células de grasa o células madres son procedimientos que llegaron para revolucionar el campo de la cirugía plástica.

Los injertos de células de grasa o células madres son procedimientos que llegaron para revolucionar el campo de la cirugía plástica. A pesar de ser una técnica que se practica desde hace décadas, no es hasta estos últimos años que ha aumentado el interés y uso de la misma. Se comenzó a utilizar en áreas del rostro como pómulos, labios y mentón, brindándonos la oportunidad de agregar y restaurar el volumen perdido, ayudando a rejuvenecer el rostro.

Posteriormente, se comenzó a utilizar en áreas que requieren mayor volumen, como lo es el área de los glúteos, ayudando a moldearlos y darles una apariencia más juvenil. Recientemente, esta misma técnica se empezó a utilizar para agregar volumen al busto, lo cual ofrece otra alternativa a las pacientes que buscan bustos más voluminosos pero quieren evitar los implantes tradicionales (de silicón o agua salina).

¿Quién es candidata?

Muchas pacientes se presentan a la oficina con la preocupación de utilizar implantes, algo que se considera ajeno al cuerpo. Aunque indudablemente es un objeto extraño que se coloca en el organismo, es importante mencionar que los implantes (de silicón o solución salina) no se consideran dañinos para la salud del paciente. Los injertos de grasa viva (células madres de grasa) son una alternativa más natural ya que se utiliza la grasa del mismo paciente.

Las pacientes candidatas a este procedimiento son:

  1. Aquellas con senos pequeños que desean un aumento del busto conservador y natural.
  2. Las que desean agregar un poco más de volumen en la parte alta del busto durante o después de un levantamiento.
  3. Aquellas que ya tienen implantes, pero que desean agregar un poco más de volumen en la parte superior del mismo o que desean retirar sus implantes y mantener algo de volumen.

¿En qué consiste el procedimiento?

A este procedimiento se le conoce comúnmente como transferencia de injertos de grasa autóloga y consiste en obtener las células de grasa del paciente a través de una lipoescultura de alguna área del cuerpo como son el abdomen, los flancos o los muslos. Después de extraer la grasa, se procesa para purificarla y separar las células vivas. Estas células vivas se colocan en un dispositivo con el cual se injertarán en el área del busto al que se desea agregar volumen. Es importante que selecciones con buen juicio al cirujano que realizará la cirugía ya que se requiere un dominio absoluto de la técnica para que las células de grasa sobrevivan.

¿Qué ventajas y desventajas presenta?

Los implantes tradicionales

  • Resultado: aumento del busto una a dos copas.
  • Cicatrices: sí.
  • Complicaciones: contracción capsular, reemplazo de implantes y ruptura de implantes.
  • Estudios de rigor (mamografías): sí.

Los injertos de grasa autóloga

  • Resultado: aumento del busto una copa.
  • Cicatrices: no.
  • Complicaciones: Probabilidad de calcificaciones benignas.
  • Estudios de rigor (mamografías): sí.

Otra de las ventajas de este procedimiento es que al realizarse una lipoescultura para obtener el material donante (células de grasa) se permite mejorar simultáneamente el contorno corporal de esa área, por lo cual ayuda a mejorar la apariencia estética de la paciente y todo se hace en el mismo procedimiento. Además, al ser células vivas del propio paciente se descarta las probabilidades de que el cuerpo rechace los injertos.

¿Qué debes tomar en cuenta?

Esta cirugía suele durar de dos a tres horas y requiere el uso de anestesia local con sedación endovenosa, aunque en ciertos casos se utiliza anestesia general. La paciente debe disponer de unos cinco a siete días de recuperación y, como en cualquier procedimiento de este tipo, existen riesgos los cuales debes discutir con tu cirujano antes de la cirugía. Por tanto, es recomendable considerar un cirujano plástico que tenga vasta experiencia en este tipo de procedimiento, que esté certificado por la American Board of Plastic Surgery, y que te pueda explicar con detalles sobre los riesgos; además de mostrarte ejemplos de sus resultados (imágenes) antes de que tomes la decisión final. 

El Dr. Luis Rodríguez Terry es un cirujano plástico certificado por la American Board of Plastic Surgery y director del Plastic Surgery Institute en Puerto Rico.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO