Skip to content

Dr. Elmer Huerta

 

¿Es cierto que algunos alimentos provocan cáncer y otros nos protegen?

Mitos y verdades sobre alimentos y el cáncer.

  • iStockPhoto

    ¿Qué dice la ciencia?

    ¿Es verdad que existen alimentos que promueven el cáncer y otros que protegen contra él? El cáncer es una de las enfermedades que más mitos alberga en relación a la nutrición. Veamos qué nos dice la ciencia al respecto.

    1 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Los dulces “alimentan” al cáncer

    Cualquier carbohidrato o molécula de azúcar compleja de la comida (pan, pastas o arroz), se convierte en azúcares simples como glucosa y fructosa en el intestino. Realidad: Estos azúcares simples son usados por todas las células del cuerpo como fuente de energía y es falso que vayan a ser usadas por las células cancerosas para su crecimiento.

    2 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: La leche causa cáncer

    Este antiguo mito está más relacionado al cáncer de mama y de próstata y ha revivido gracias a las leyendas urbanas. Realidad: Lo cierto es que no existen estudios científicos que avalen esas aseveraciones y la afirmación de que la leche provoca formación de moco y que el moco “alimenta” el cáncer no tiene fundamento científico.

    3 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Las carnes rojas causan cáncer

    Este popular mito surge porque las carnes “acidifican” el organismo y que la carne no digerida “se pudre” dentro del intestino. Realidad: Ninguna de estas afirmaciones ha sido probada y lo cierto es que la Sociedad Americana contra el Cáncer dice que la carne puede ser parte de la dieta de una persona con cáncer, si así lo desea.

    4 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Alimentos genéticamente modificados causan cáncer

    Las plantas comestibles actuales son resultado de lentos procesos de manipulación genética a través de cruces e injertos; recientemente, la ciencia ha acelerado esos cambios y se han obtenido plantas genéticamente modificadas. Realidad: Hasta la fecha no existen estudios científicos que prueben que esos alimentos estén relacionados a algún tipo de cáncer. No obstante, una alimentación con productos frescos y naturales debe ser la norma.

    5 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Las papas fritas causan cáncer

    En un estudio realizado en el 2002 se encontró que las minúsculas cantidades de acrilamida que se producían al freír papas a altísimas temperaturas podrían causar cáncer. Realidad: Desde esa fecha, el Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU. ha determinado que no hay prueba de que la acrilamida causa cáncer. Comer papas fritas en exceso puede ser dañino por otras razones, pero no por causar cáncer.

    6 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Los alimentos ácidos causan cáncer

    Los que apoyan esta teoría creen que los alimentos ácidos “acidifican” los tejidos y esto produce cáncer. Entonces recomiendan consumir alimentos alcalinos porque “las células cancerosas no pueden vivir en un medio alcalino”. Realidad: Lo cierto es que las células normales tampoco lo pueden hacer y por más alimentos alcalinos que se consuman, el organismo no permite que se altere el delicado balance de acidez/alcalinidad de los tejidos.

    7 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: El bicarbonato cura y protege

    Este mito sostiene que el cáncer es causado por un hongo llamado Candida que puede ser eliminado con el bicarbonato. Dicen también que la medicina no reconoce el valor del bicarbonato porque “es muy barato” y no da ganancias económicas. Realidad: No existe ningún estudio que demuestre la veracidad de esa creencia y el uso de altas cantidades de bicarbonato podría ser dañino.

    8 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Un puré de espárragos diario cura

    Este mito afirma que un estudio publicado en 1979 demostró que consumir una porción diaria de puré de espárragos puede curar el cáncer. Realidad: El American Institute for Cancer Research (en inglés) reporta que ellos no han podido encontrar ningún estudio publicado al respecto. Sin embargo, los espárragos, consumidos como parte de una alimentación saludable, son beneficiosos para la salud.

    9 of 11
  • iStockPhoto

    Mito: Superalimentos contra el cáncer

    Este mito se actualiza cada cierto tiempo con la publicación de algún nuevo estudio que realza las propiedades de algún alimento. El licopeno del tomate, el resveratrol del vino, el sulforafane del brócoli son ejemplos de esos superalimentos protectores. Realidad: No existe tal cosa y debemos comer de todo, en porciones pequeñas y añadir una mayor cantidad de frutas y vegetales a nuestra dieta.

    10 of 11
  • Getty Images

    Alimentos otoñales para tu figura

    Mantén esbelta tu figura y abastécete de algunas de las mejores frutas y verduras de la temporada. ¡Fotos! Mira también:

    11 of 11

También te puede interesar:

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO