Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Pueden las vacunas contra la COVID-19 interferir con los medicamentos recetados?

Los expertos médicos explican por qué no debes preocuparte por tus medicamentos.

Mujer poniendo sus medicamentos recetados en un pastillero

GETTY IMAGES

In English | Cada mañana, tomas una pastilla para la presión o la diabetes, y es posible que por la noche tomes una estatina para el colesterol. Ahora, por la pandemia, te están pidiendo que además de medicarte te vacunes contra el coronavirus. Si bien siempre es recomendable consultar con tu médico todas tus dudas, los expertos médicos afirman que la gran mayoría de los medicamentos recetados tendrán exactamente el mismo efecto si te vacunas contra la COVID-19, y no reducirán la eficacia de la vacuna para protegerte del coronavirus.

¿Por qué están tan seguros los médicos? Por el hecho de que la mayoría de los medicamentos de mantenimiento que tomamos no afectan al sistema de nuestro organismo al cual se dirige la vacuna contra la COVID-19: el sistema inmunitario.

Anticoagulantes

Si estás tomando un anticoagulante, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que se lo informes al proveedor de tu vacuna cuando vayas a recibir la vacuna contra la COVID-19. Los anticoagulantes previenen la coagulación; por esa razón, incluso una lesión pequeña —como una aguja que perfora la piel— puede causar más sangrado o hematomas que lo usual.

Ni la FDA ni los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que debes abstenerte de recibir una vacuna contra el coronavirus solo porque tomas un anticoagulante.

Stephen Moll, profesor de Medicina en University of North Carolina (UNC) y director médico de Clot Connect del UNC Blood Research Center, reiteró en un blog en enero que las personas que toman anticoagulantes deben vacunarse contra la COVID-19. Según Moll, si tomas un anticoagulante como warfarina, Eliquis, Pradaxa, Savaysa, Xarelto, Lovenox, Arixtra u otros medicamentos antiagregantes plaquetarios, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Probablemente tendrás un riesgo más alto de desarrollar hematomas en el lugar de la inyección.
  • Presiona el lugar de la inyección por al menos cinco minutos para reducir el riesgo de hematomas.
  • Se debe usar la aguja más pequeña posible. Pide una aguja de calibre 25.
  • Considera omitir una dosis de tu anticoagulante, pero asegúrate de consultar con tu médico antes de hacerlo.

Las vacunas de que disponemos en la actualidad funcionan así: exponen el cuerpo de la persona a una pequeña proteína del coronavirus que induce al sistema inmunitario a empezar a luchar contra el virus, como si la persona hubiera estado plenamente infectada, explica el Dr. Adam Berman, médico de urgencias y subdirector del Departamento de Urgencias del Long Island Jewish Medical Center (Nueva York). El objetivo es que tu cuerpo aprenda a combatir el coronavirus sin que te hayas contagiado, para que, posteriormente, si te contagias, sepa cómo protegerte y combata la infección rápidamente.

Básicamente, la vacuna va directamente a tu sistema inmunitario, mientras que "la inmensa mayoría de los medicamentos que los pacientes toman no afectan el sistema inmunitario", afirma Berman.

Por ejemplo, la estatina que te tomas para mantener el colesterol a raya inhibe la producción de colesterol, pero esto no tiene nada que ver con tu sistema inmunitario, señala el Dr. William Schaffner, epidemiólogo y profesor de Medicina Preventiva y Política de Salud en la Vanderbilt University. Los anticoagulantes como la warfarina o el Eliquis actúan sobre el mecanismo de coagulación de la sangre. Los medicamentos para controlar la diabetes, como la metformina, actúan sobre el metabolismo de la glucosa; de nuevo, nada que ver con el sistema inmunitario.

Algunos medicamentos podrían disminuir la eficacia de la vacuna

Como sucede con la mayoría de las reglas de la medicina, siempre hay excepciones. Si estás tomando medicamentos recetados que afectan el sistema inmunitario, es posible que la vacuna no sea tan eficaz como lo sería si no tomaras ese tipo de medicamentos.

Así que si tuviste un trasplante de órganos y estás tomando fármacos inmunosupresores, te estás medicando para tratar una enfermedad autoinmunitaria o recibes ciertos tipos de quimioterapia contra el cáncer, los "fármacos inmunosupresores podrían disminuir la eficacia de la vacuna", afirma el Dr. William Moss, director ejecutivo del International Vaccine Access Center de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. Lo mismo sucede con las personas con VIH que toman uno o más medicamentos que actúan sobre el sistema inmunitario.

Es más, enfatiza Schaffner, estos medicamentos continuarán teniendo efecto sobre las enfermedades por las cuales los estás tomando, y la vacuna contra la COVID-19 también.

"¿Debes vacunarte igualmente?", pregunta Schaffner, refiriéndose a las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna. "Sin lugar a duda. ¿Te garantizamos una protección del 95%? No; pero sí lograrás cierto grado de protección. Y algo es mejor que nada".

Moss sugiere que pensemos en las vacunas contra la COVID-19 de la misma manera en que percibimos la vacuna anual contra la gripe, la vacuna contra la culebrilla o la vacuna contra la neumonía. La vacuna contra la COVID-19 "es una vacuna nueva, pero, a fin de cuentas, no es otra cosa que una vacuna. Es como las demás vacunas que básicamente afectan nuestro sistema inmunitario. Y no hay ninguna razón por la que debamos preocuparnos por su posible interferencia con otros medicamentos".


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Eso sí, los expertos médicos coinciden en la siguiente advertencia: no tomes analgésicos antes de vacunarte, salvo si tu médico te indica lo contrario. Podrían disminuir la eficacia de la vacuna contra la COVID-19.

Este consejo, cuenta Schaffner, se basa en estudios que se hicieron hace años en niños que acababan de vacunarse. Si bien los estudios no fueron 100% conclusivos, Schaffner afirma que, para extremar las precauciones, los pediatras piden a los padres que no premediquen a sus hijos antes de vacunarse, y este concepto también se está aplicando a la vacuna contra la COVID-19 en los adultos. No hay ningún problema con tomar analgésicos después de vacunarse para aliviar los efectos secundarios.

Los diez medicamentos más recetados

Estos fueron los medicamentos más recetados en Estados Unidos hasta agosto del 2020. Mencionamos primero el nombre genérico, seguido de la marca entre paréntesis. Según los médicos consultados, ninguno de estos medicamentos se vería afectado por la vacuna contra la COVID-19.

  1. Atorvastatina (Lipitor), se usa para tratar el exceso de colesterol
  2. Lisinopril (Prinivil, Zestril), se usa para tratar la presión arterial alta
  3. Albuterol (Accuneb, Ventolin, Proair, Proventil), trata y previene los broncoespasmos (estrechamiento de las vías respiratorias)
  4. Levotiroxina (Synthroid, Unithroid, Levoxyl, Levo-T, Euthyrox), se usa para tratar el hipotiroidismo
  5. Amlodipino (Norvasc, Amvaz), se usa para tratar la presión arterial alta y la angina de pecho (dolores en el pecho)
  6. Gabapentina (Neurontin), se usa para tratar ataques epilépticos
  7. Omeprazol (Prilosec), se usa para tratar el reflujo gastroesofágico
  8. Metformina (Glucophage), se usa para tratar la diabetes tipo 2
  9. Losartán (Cozaar), se usa para tratar la presión arterial alta
  10. Hidrocodona/acetaminofén (Zolvit, Lorcet, Vicodin, Hycet, Xodol, Norco, Lortab, Maxidone), se usan para aliviar el dolor intenso

Fuente: GoodRx

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna "Medicare Made Easy" para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para diarios en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.