Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía de vacunas para adultos mayores

¿Fase 1a, 1b o 1c? Conoce los grupos prioritarios para la vacuna contra el coronavirus

Un panel de los CDC recomienda que las personas de 75 años o más y los trabajadores de primera línea sean los segundos en la fila para las vacunas.

Un proveedor médico recibe una vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19

ETHAN MILLER/GETTY IMAGES

In English | El 20 de diciembre, un panel asesor federal recomendó que las personas de 75 años o más y los trabajadores esenciales de primera línea, incluidos los policías, bomberos, maestros, personal de supermercados y empleados del Servicio Postal de EE.UU., sean los siguientes en recibir la vacuna contra la COVID-19.

Por una votación de 13 a 1, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) también recomendó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que las personas de 65 a 74 años, las personas de 16 a 64 años con enfermedades de alto riesgo y otros trabajadores esenciales permanezcan en lo que se está llamando la fase 1c, después de los adultos mayores de 75 años y los trabajadores esenciales de primera línea en la fase 1b. El incluir o no a todas las personas mayores de 65 años en la fase 1b ocupó gran parte de la discusión durante la reunión de cinco horas del ACIP.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La semana pasada, el primero grupo de la población prioritaria de 24 millones de personas, llamada fase 1a, comenzó a ser inoculada con la vacuna de Pfizer-BioNTech. Esta categoría incluye a los trabajadores de la salud y a los residentes y el personal de los hogares de ancianos. Ya se han empezado a enviar casi 6 millones de dosis de la vacuna de Moderna, que recibió su autorización de uso de emergencia (EUA) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) el 18 de diciembre.

Una enfermera maneja un vial de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech

KOBI WOLF/BLOOMBERG VIA GETTY IMAGES

Grupos de prioridad para las vacunas

Fase 1a (24 millones de personas):

  • Personal de atención médica
  • Residentes de centros de cuidados a largo plazo

Fase 1b (49 millones de personas):

  • Trabajadores esenciales de primera línea
  • Personas mayores de 75 años

Fase 1c (129 millones de personas):

  • Personas de 65 a 74 años
  • Personas de 16 a 64 años con enfermedades de alto riesgo
  • Otros trabajadores esenciales

Fase 2:

  • Personas de 16 años o más que no están en la fase 1

Fuente: CDC

Según la recomendación del ACIP, el segundo grupo de prioridad, llamado 1b, incluiría 19 millones de personas mayores de 75 años y 30 millones de trabajadores esenciales de primera línea. Este grupo comenzaría a recibir sus vacunas después de que todas las personas del grupo 1a que lo deseen hayan sido vacunadas. Luego, después de que se haya vacunado al grupo 1b, le seguirían 129 millones de personas del grupo 1c. El ACIP dice que ese grupo debería incluir 28 millones de personas de 65 a 74 años, 20 millones de otros trabajadores esenciales y 81 millones de personas de 16 a 64 años que tienen factores de alto riesgo para el coronavirus.

"Voté no", dijo Henry Bernstein, miembro del ACIP y médico del Northwell Children's Medical Center en Long Island, Nueva York, "porque creo que la ciencia de la morbilidad y la mortalidad por la COVID-19" es similar entre las personas de 65 a 74 años y las de más de 75. Otros miembros del comité cuestionaron la división de los dos grupos de mayor edad. El Dr. Pablo Sanchez, del Instituto de Investigación de Nationwide Children's Hospital en Columbus, Ohio, dijo que aunque votó a favor, también creía "firmemente que los adultos mayores y los que tienen enfermedades de alto riesgo deben ir primero, antes que algunos trabajadores esenciales que pueden ser más jóvenes".

"Estamos tratando de enhebrar la aguja", dijo el Dr. Peter Szilagyi, de UCLA. Y la Dra. Beth Bell, de Washington University, en Seattle, dijo que deseaba "que no tuviéramos que estar aquí haciendo recomendaciones de asignación. Y que, en cambio, tuviéramos suficientes vacunas para proporcionarlas a todos los que las quieran en el país".

Sanchez también se unió a otros miembros del comité que estuvieron de acuerdo con algunos miembros del público que pidieron al panel que incluyera a los adultos mayores que reciben cuidados en el hogar por miembros de la familia entre las próximas personas que recibirán la vacuna. Estas personas no recibirán las vacunas al mismo tiempo que los que están en centros de cuidados a largo plazo. Varios miembros del público dijeron que, especialmente en sus comunidades —que incluían a inmigrantes de Vietnam y México—, los padres adultos mayores a menudo son cuidados en el hogar por miembros de la familia, y no en hogares de ancianos u otros centros de cuidados a largo plazo.

Los estados tienen la última palabra

Las recomendaciones del ACIP deben ser aprobadas por el director de los CDC, Robert Redfield, antes de que se conviertan en política oficial de los CDC. Pero incluso entonces, la lista de grupos de prioridad no será obligatoria. Dependerá de cada estado decidir quiénes serán los siguientes en recibir la vacuna. Sin embargo, hasta ahora todos los estados parecen estar siguiendo las recomendaciones de los CDC sobre quiénes deberían estar en los primeros grupos para recibir la vacuna.

Los miembros del ACIP recibieron información de que, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS), habrá suficientes dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna para inocular a 20 millones de personas hasta fines de diciembre, y otras 30 millones para fines de enero y otras 50 millones para fines de febrero. El domingo, los funcionarios de los CDC dijeron que no sabían en qué momento las personas del grupo 1b comenzarían a recibir la vacuna y dijeron que la progresión de las personas vacunadas en el grupo 1a a las personas en el 1b y luego al 1c probablemente sería diferente en cada estado.

Los trabajadores esenciales tienen prioridad

Los trabajadores esenciales de primera línea en la Fase 1b incluyen socorristas, como los bomberos y la policía; personas en el sector de la educación, como los maestros, el personal de apoyo y los empleados de guarderías; trabajadores de sectores de alimentos, agricultura y manufactura, los trabajadores penitenciarios; los del Servicio Postal de EE.UU.; empleados del transporte público y de los supermercados.

Trabajadores esenciales de primera línea en la fase 1b

  • Socorristas (bomberos y policías)
  • Educación (maestros, personal de apoyo y de guarderías)
  • Alimentos y agricultura
  •  Industria manufacturera
  • Trabajadores penitenciarios
  • Trabajadores del Servicio Postal de EE.UU.
  • Trabajadores del transporte público
  • Trabajadores de supermercados

Fuente: CDC

En el grupo 1c, la categoría de trabajadores esenciales se amplía para incluir a los empleados de los servicios de alimentos, los trabajadores del transporte y la logística, la construcción, la informática y las comunicaciones, la energía, los medios de comunicación y los servicios jurídicos, los ingenieros de seguridad pública y los trabajadores de saneamiento y aguas residuales. Los factores de salud de alto riesgo que, según el ACIP, harían que una persona de entre 16 y 64 años fuera elegible para este grupo incluyen: obesidad, obesidad severa, diabetes tipo 2, EPOC, un trastorno cardíaco, enfermedad renal crónica, cáncer, estado inmunosuprimido debido al trasplante de un órgano sólido, enfermedad de células falciformes, embarazo y tabaquismo (ya sea fumador actual o con antecedentes de tabaquismo).

Varios miembros del comité también pidieron a los legisladores de Washington, D.C., que proporcionaran una financiación adecuada a los departamentos de salud estatales responsables de gestionar la entrega de las vacunas contra la COVID-19.

"El hecho de que los departamentos de salud estatales y locales no hayan recibido financiación para el programa de vacunación... es realmente alarmante", dijo Bell. "Espero que el Gobierno resuelva esta discrepancia, sin la cual, creo, será muy difícil que tengamos éxito".

El domingo por la noche, los líderes del Congreso anunciaron que habían asignado $30,000 millones para la adquisición y distribución de vacunas.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.