Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los estadounidenses de origen hispano son los más afectados por la diabetes

Nuevos datos de los CDC revelan que los hispanos superan a los afroamericanos en las tasas de enfermedad.

Un hombre consulta a su doctora sobre diabetes

FAT CAMERA/GETTY IMAGES

In English | De los casi 30 millones de adultos en Estados Unidos con diabetes tipo 2, no es un secreto que las personas afroamericanas tienen más probabilidades de ser afectadas: casi el doble que las personas de raza blanca al llegar a la mediana edad.

¿Qué falta aclarar? La prevalencia de la diabetes y la prediabetes entre los hispanos y los estadounidenses de origen asiático. Hallazgos recientes que cubren cinco años de datos sobre salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), publicados en el Journal of the American Medical Association (JAMA, en inglés), revelan que el 22% de los hispanos y el 19% de los asiáticos en EE.UU. tienen diabetes, en comparación con el 20% de las personas de raza negra y el 12% de personas de raza blanca.

"Estas son las primeras estimaciones nacionales que incluyen a subgrupos de hispanos y asiáticos no hispanos", indica la coautora del estudio Sharon Saydah, científica sénior de la Division of Diabetes Translation de los CDC.

El estudio no solo sugiere que los hispanos han superado a los afroamericanos como el grupo étnico con las tasas más altas de diabetes, sino que también ofrece un cuadro más matizado de quién corre el mayor riesgo dentro de dichas comunidades. Resulta que no todos los hispanos tienen el mismo riesgo de desarrollar diabetes tipo 2; ni tampoco todos los asiáticos. “Existen diferencias considerables dentro de los subgrupos”, añade Saydah.

Entre los hispanos, aquellos de ascendencia mexicana o puertorriqueña enfrentan el mayor riesgo, en comparación con las personas de origen centro o sudamericano. Por ejemplo, el 25% de los mexicanos estadounidenses adultos tienen diabetes, más del doble de la cantidad de personas de procedencia sudamericana que padece la enfermedad.

Entre los estadounidenses de ascendencia asiática, el 23% de aquellos de origen indio, paquistaní y de otros países del sur de Asia tienen diabetes, mientras que tan solo el 14% de las personas de ascendencia china, japonesa y coreana padecen la enfermedad. El estudio no explica el porqué de estas diferencias entre los distintos grupos étnicos, aunque algunos expertos sospechan que las tradiciones culturales que influyen en la obesidad pueden ser un factor determinante.

La esperanza es que estos hallazgos ayudarán a los proveedores de atención médica a adaptar sus estrategias de prevención y tratamiento para satisfacer mejor las necesidades de las distintas comunidades dentro de estas poblaciones crecientes. (Colectivamente, los hispanos y los asiáticos representan el 23% de la población total de EE.UU. Según la Oficina del Censo de EE.UU., se espera que esa cifra alcance el 38% para el 2060).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Consideremos, por ejemplo, el peso. Los proveedores de atención médica generalmente analizan el índice de masa corporal (IMC) de una persona para determinar si tiene sobrepeso o es obesa. Para la mayoría de las personas, esto significa un IMC de 25 o más.

Pero para los estadounidenses de origen asiático que pueden correr riesgo de desarrollar diabetes incluso con un peso normal, un IMC de 23 o más se considera exceso de peso. El estudio también reveló que los hispanos son más propensos a padecer diabetes no diagnosticada, lo cual sugiere una posible falta de conocimiento sobre la obesidad y otros factores de riesgo.

"La diabetes tipo 2 es una de las epidemias en aumento en este país  —las otras son la obesidad, las enfermedades cardíacas, la hipertensión y el colesterol alto”—, explica la Dra. Emily Nosova, médica residente en la Icahn School of Medicine at Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

"Esto es algo que tenemos que tener presente en la población minoritaria ya que el factor hereditario juega un papel importante. Como comunidad médica y científica, no hemos identificado con precisión cuáles son estas características heredadas. Pero el hecho de que haya tantos parientes que padecen estas enfermedades demuestra que existe un factor familiar subyacente", añade Nosova.

Si perteneces a uno de estos subgrupos de riesgo especialmente alto, ella sugiere: "habla con tu médico de atención primaria o especialista para que te evalúen a una edad más temprana". "Habla francamente con tu especialista médico sobre tus antecedentes familiares, tu dieta y tus hábitos de actividad física. Esos son los tres factores que más influyen en tu riesgo general de desarrollar diabetes tipo 2".

Aparte de los antecedentes familiares de diabetes, el sobrepeso o realizar actividad física menos de tres veces por semana, otros riesgos importantes incluyen tener más de 45 años o tener una historia de diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

Cualquiera que sea tu origen étnico, no pienses que "estás condenado a sufrir diabetes", dice Nosova. Las investigaciones revelan que bajar de peso incluso de un 5 a un 7% en las personas prediabéticas con sobrepeso, reduce el riesgo de avanzar a diabetes tipo 2 hasta un 58%.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.