Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía para prevenir la diabetes

Los medicamentos para la diabetes pueden ayudar a tu corazón

Cómo reducir el impacto de la diabetes y la prediabetes en la salud cardíaca.

Un corazón rojo sobre un corazón formado por cubos de azúcar

VOLHA MAKSIMAVA/GETTY IMAGES

In English | Podría decirse que el mayor cambio para las personas con diabetes tipo 2 ocurrió casi por accidente. Hace más de 10 años, los investigadores que revisaron docenas de estudios encontraron que un grupo de medicamentos comúnmente recetados para ayudar a controlar el azúcar en la sangre en las personas con diabetes tenían efectos secundarios potencialmente graves. En ese momento, los medicamentos conocidos como las TZD (tiazolidinedionas) eran indicados para las personas con diabetes tipo 2 que necesitaban ayuda para mejorar su sensibilidad a la insulina. Pero eso se detuvo abruptamente después de que una revisión de estudios, publicada en el 2007 en The New England Journal of Medicine, identificó un vínculo entre las TZD y las enfermedades cardiovasculares. Específicamente: las personas con diabetes tipo 2 que tomaban TZD tenían un 43% más de riesgo de ataque cardíaco que aquellos que no lo tomaban. Más aún, sus posibilidades de morir por un trastorno cardiovascular, es decir, un ataque cardíaco, un derrame cerebral o una insuficiencia cardíaca, eran elevadas.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) inmediatamente emitió una orden: en el futuro, las compañías farmacéuticas deberán demostrar que sus medicamentos reductores de la glucosa no dañan el corazón. Las compañías farmacéuticas volvieron al laboratorio y sus resultados comenzaron a aparecer. En un giro sorprendente, los estudios han demostrado que no solo los nuevos medicamentos para la diabetes son seguros para el corazón, sino que muchos de ellos en realidad ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. ¿Por qué es tan importante para los 34 millones de adultos en Estados Unidos que viven con diabetes? Porque son de dos a cuatro veces más propensos a tener un trastorno cardiovascular que los que no tienen diabetes. De hecho, las enfermedades cardiovasculares son la causa de muerte más común entre las personas con diabetes de tipo 2.

"La FDA básicamente dijo, 'si vamos a aprobar estos medicamentos para la reducción de la glucosa, hay que demostrar que no dañan el corazón'", dice Daniel Stein, médico endocrinólogo, profesor de Medicina y organizador principal de la Cardiometabolic Clinic del Montefiore Medical Center en la ciudad de Nueva York. "Por lo tanto, he aquí que todos estos medicamentos no solo terminan siendo seguros, sino que reducen los resultados de las enfermedades cardiovasculares. Esa fue la gran sorpresa". Y muy bien recibida. "Tener diabetes es el equivalente a tener una enfermedad cardiovascular conocida", dice Stein. "El riesgo es el mismo".

Incluso la prediabetes puede dañar tu corazón

Durante mucho tiempo se pensó que solo había un culpable de que la diabetes afectara al corazón: los altos niveles de azúcar en la sangre. Con el tiempo, los altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos y causar el endurecimiento de las arterias, lo que a su vez conduce a enfermedades cardíacas. Pero resulta que hay más en juego. Las personas con diabetes también tienen más probabilidades de padecer otras enfermedades que aumentan el riesgo de trastornos cardíacos y derrames cerebrales, como niveles altos de colesterol LDL (malo), niveles bajos de colesterol HDL (bueno) y niveles altos de triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre). Esa tríada, conocida como dislipidemia diabética, es una combinación mortal que pone a las personas con diabetes en riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Lo que es aún más preocupante: estas enfermedades pueden desarrollarse incluso antes de que se diagnostique la diabetes.

Las nuevas investigaciones sugieren que el daño puede comenzar en la etapa de prediabetes. Una extensa revisión de los estudios, publicada en la edición de julio del 2020 de BMJ, da crédito a lo que los científicos de investigación han sospechado durante algún tiempo: las personas con prediabetes, —lo que significa que sus niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal pero no lo suficientemente altos como para considerarse diabéticos—, corren un riesgo considerable de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Al revisar los 129 estudios, en los que participaron más de 10 millones de personas, los investigadores descubrieron que la prediabetes se asociaba con un aumento del 15% en el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Medicamentos para la diabetes con beneficios para la salud del corazón

Jardiance, Invokana y Farxiga

Estos tres medicamentos orales pertenecen a una clase de medicamentos para la diabetes llamados inhibidores del SGLT2. Reducen los niveles de azúcar en la sangre al ayudar al cuerpo a eliminarla en la orina. También actúan como diuréticos, pues evitan que se acumule el exceso de líquido en el cuerpo y eso reduce el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. "Como resultado de ello, se reduce el nivel de glucosa y todos los efectos nocivos de la misma; se pierden calorías, lo que ayuda a perder peso; y como también se elimina líquido junto con la glucosa, actúa como un diurético leve, por lo que es bueno para el corazón", dice Stein. "Tu presión arterial baja y hay menos tensión en tu corazón".

Steglatro

Según un nuevo estudio publicado en The New England Journal of Medicine, el más reciente medicamento para la diabetes en el grupo de inhibidores del SGLT2 no reduce la enfermedad cardiovascular general en personas con diabetes tipo 2. Sin embargo, los investigadores encontraron que aquellos que tomaron el medicamento mostraron un 30% menos de riesgo de insuficiencia cardíaca que aquellos que no lo hicieron.

Victoza, Ozempic y Trulicity

Estos tres medicamentos inyectables pertenecen a una clase conocida como agonistas del receptor GLP-1. Funcionan al ayudar al páncreas a liberar la cantidad correcta de insulina (que ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control). Estos medicamentos también desaceleran el vaciado gástrico, por lo que te sientes lleno por más tiempo, lo que puede llevar a la pérdida de peso.

"No es el azúcar en la sangre en sí mismo lo que aumenta el riesgo cardiovascular, sino los otros factores de riesgo que se asocian de manera bastante prominente con la prediabetes, así como la diabetes", dice el Dr. Om Ganda, director médico de la Lipid Clinic en el Joslin Diabetes Center y profesor clínico adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

El riesgo es especialmente pronunciado en los años inmediatamente posteriores al diagnóstico de prediabetes. "Los primeros cinco años son cruciales porque es cuando las personas que van a tener una enfermedad cardiovascular pueden desarrollarla", dice Ganda. "Si no se hace nada con respecto a la prediabetes, y esto ha sido bien estudiado, el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular es de un 10 a un 11% por año. Así que en los primeros cinco años después del diagnóstico, hay un 50% de posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares".

El problema es que 88 millones de adultos en el país tienen prediabetes y el 88% de ellos no lo saben. Así que la abrumadora mayoría de las personas con prediabetes están perdiendo su mejor oportunidad de detener la progresión de la enfermedad y las complicaciones que la acompañan. "La diabetes afecta a casi todos los sistemas del cuerpo, no solo al sistema cardiovascular, sino también a los riñones, los ojos e incluso al cerebro", dice Ganda. "Cuanto más tiempo pasa, más difícil es invertir el curso".

De los nuevos medicamentos para la diabetes con beneficios cardiovasculares, ninguno está aprobado para su uso en personas con prediabetes. Sin embargo, las nuevas investigaciones muestran que dos medicamentos, Farxiga y Jardiance, reducen el riesgo de muerte cardiovascular u hospitalización por insuficiencia cardíaca en personas con o sin diabetes.

Pero eso no significa que estos o cualquiera de los nuevos medicamentos sean para todos. (Ver "Medicamentos para la diabetes con beneficios para el corazón"). Para empezar, siguen siendo bastante caros, señala Ganda. Y, como todos los medicamentos, tienen efectos secundarios, algunos de ellos significativos. Al final, dicen los expertos, la verdadera receta tanto para la prediabetes como para la diabetes de tipo 2, y por extensión la enfermedad cardiovascular, puede no venir en un frasco.

"Bajar de peso y hacer ejercicio son los dos medios más eficaces para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sobre todo si eres prediabético", dice Stein. "Eso mejora todo: el metabolismo de la glucosa, la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos. Sin mencionar el hecho de que si pierdes peso, se ejerce menos estrés sobre tus huesos y articulaciones para que puedas moverte más fácilmente, y hay menos tensión en tu corazón". Además, estos nuevos medicamentos "no funcionan tan bien a menos que estés a la vez en un buen régimen de vida", se apresura a añadir. "Un buen régimen de vida aumenta su beneficio".