Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

9 problemas de salud que pueden avergonzarte

No sufras por olores o sonidos desagradables. Tienes alternativas.

In English l Algunos cambios corporales pueden exhibirse como trofeos: rodillas artríticas a causa de tus muchas anotaciones como campeón de fútbol en la secundaria.  Tu figura de modelo, perdida  —aunque valiera la pena— por dar a luz hijos hermosos. Canas ganadas con orgullo después de una vida de sacrificio y trabajo arduo.

Mira también: 9 trastornos comunes que pueden enloquecerlo.

Paciente esperando por el médico - Enfermedades que causan vergüenza

Foto: Corbis

¿Tienes problemas de salud que te avergüenzan? No sufras en silencio.

Pero, según los investigadores, los olores y sonidos desagradables, los "escapes" involuntarios y otros episodios inoportunos comunes después de los 50 años tienen un síntoma en común: una vergüenza tal que dos de cada tres pacientes prefieren sufrir en silencio en lugar de hablar del problema con su médico. Incluso antes de que el internet permitiera el acceso anónimo a las respuestas, las encuestas indicaban que los trastornos que causan vergüenza eran el motivo principal por el cual los estadounidenses no realizaban un examen médico cuando debían hacerlo.

El problema es que, al ocultar los problemas, podrías afectar tu estado de salud general.

"Los síntomas más bochornosos pueden tratarse, a menudo muy fácilmente," dice Donnica Moore, M.D., del Sapphire Women's Health Group en Nueva Jersey y autora de Women's Health for Life. "Pero a veces indican un problema mayor."


1. Mal aliento

Causas probables: Boca reseca, a veces provocada por muchos medicamentos, como los utilizados para tratar la depresión, la alta presión arterial, la incontinencia urinaria, las alergias y la enfermedad de Parkinson; por el consumo de alimentos que contienen azufre como la cebolla y el ajo; por enfermedades de las encías y caries; por el cigarrillo y el consumo de café.  Pero la causa principal es la higiene bucal deficiente y, curiosamente, la limpieza diaria con hilo dental para eliminar el olor causado por los alimentos atrapados es el hábito que "los pacientes omiten o sobreestiman con mayor frecuencia," dice Moore.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Beber más agua, comer manzanas, apio y chicle que inducen la producción de saliva para combatir la sequedad bucal. Evitar la pasta dental que contenga lauril sulfato de sodio. Además del cepillado y la limpieza con hilo dental, el consumo de yogur o suplementos que contengan probióticos puede ayudar a controlar las bacterias bucales.

Lo que un médico podría hacer: Buscar una causa porque el mal aliento puede indicar una infección respiratoria, sinusitis, bronquitis, diabetes y problemas renales o gastrointestinales.

Debemos señalar: Algunos estudios han descubierto que el hecho de cepillar la lengua (no solo los dientes) redujo hasta un 70% las "mediciones de mal aliento", informa la  American Dental Association (Asociación Dental Americana).

Siguiente: Estreñimiento y temas relacionados. »

2. Estreñimiento

Causas probables: Fluidos o ejercicio inadecuados, estrés, medicamentos para la depresión y alta presión arterial —o simplemente ser mujer—. "Los músculos pélvicos más anchos y planos de las mujeres se debilitan con la edad y provocan que el colon sigmoide se caiga, lo que hace que el intestino grueso deba trabajar más para desplazar las cosas en su interior," dice el gastroenterólogo David T. Rubin, M.D., de la University of Chicago Medicine.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Tomar leche de magnesia o laxantes "suaves" como MiraLAX o GlycoLax, según la necesidad (pero evita los laxantes "estimulantes"). Realizar ejercicio físico al menos 30 minutos por día. El café también puede ayudar.

Lo que un médico podría hacer: Si el problema persiste con poca mejoría, el médico puede indicar exámenes para detectar hipotiroidismo, cáncer de colon, diverticulitis u otros problemas gastrointestinales; revisar si los medicamentos que consumes podrían causar problemas o recetar uno para aliviarlos.

Debemos señalar: Durante mucho tiempo se recomendó una dieta rica en fibras para prevenir el estreñimiento, "pero los estudios recientes indican que las fibras no tratan el estreñimiento," dice Rubin. Algunos estudios incluso revelaron que el estreñimiento sin causas conocidas puede mejorar al reducir el consumo de fibras.


3. Flatulencia (gases)

Causas probables: Tragar aire al fumar, comer o hablar; ronquidos y trastornos del sueño; consumo de productos lácteos y legumbres como las lentejas y los frijoles, o alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar y soja; uso de antibióticos y otros medicamentos.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Comer más despacio. Tomar carbón activado u otros productos de venta libre que contengan simeticona; Beano y otros productos de venta libre que contengan encimas; o complementos de lactasa antes de una comida. Evitar el consumo excesivo de alimentos problemáticos y productos azucarados.

Lo que un médico podría hacer: Indicar el análisis de intolerancia a la lactosa, crecimiento excesivo de bacterias o síndrome de intestino irritable.

Debemos señalar: La mayoría de las personas elimina gases 21 veces por día. Los olores desagradables generalmente son producto del azufre, así que para proteger a las personas que te rodean, limita el consumo de alimentos con contenido de azufre como la carne, los huevos y el coliflor.


4. Picor anal

Causas probables: Limpieza deficiente, que puede ocurrir como consecuencia del deterioro físico relacionado con el envejecimiento; prolapso rectal; parásitos; verrugas a veces causadas por el virus del papiloma humano o VPH; psoriasis; hemorroides; tintes y otros aditivos  en el papel higiénico.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Usar toallitas húmedas para bebé, sin perfume "y guardarlas en el refrigerador" para un efecto refrescante, sugiere Rubin. (No las tires en el inodoro, a menos que extrañes al plomero). Aplicar ungüento para dermatitis de pañal o polvo contra hongos que se vende para infecciones vaginales antes de acostarte.

Lo que un médico podría hacer: Realizar un examen de diabetes u otras posibles causas de infección por hongos en el ano, y otros problemas colorrectales subyacentes.

Debemos señalar: No uses un paño sobre la zona irritada, advierte Rubin.  Es demasiado irritante y empeora la picazón. Para detectar oxiuros (parásitos microscópicos en alimentos contaminados, que maduran en los intestinos), coloca un pedazo de cinta adhesiva en el recto a la noche y verifica la existencia de parásitos en la cinta a la mañana.

Siguiente: Olores nefastos »

5. Pies malolientes

Causas probables: Hiperhidrosis (sudoración excesiva), uso de medias o zapatos fabricados con ciertos materiales sintéticos, calzado ajustado.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Aplicar un desodorante para axilas en los pies. Usar un secador de cabello (no muy caliente) entre los dedos de los pies después de ducharte. Cambiar el calzado cuando esté húmedo. Usar medias de algodón o sintéticas que absorban mejor la humedad.

Lo que un médico podría hacer: Examinar que no haya una infección bacteriana ni de hongos, anemia o problemas de tiroides; tratar los casos severos con Botox.

Debemos señalar: Prueba este remedio casero: Hierve de dos a cinco bolsitas de té negro en agua y deja que se enfríe. Remoja los pies durante 20 minutos por día durante una semana. El ácido tánico en el té ayuda a secar los pies y a eliminar el olor. Si tus zapatos tienen mal olor, rocíalos con Lysol o con un producto similar, airéalos y no los uses en días consecutivos. (O deshazte de ellos).


6. Olor corporal

Causas probables: Genética, obesidad, consumo de alimentos picantes o amargos que se filtran a través de la piel durante la sudoración, resistentes al agua y jabón.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Bañarte diariamente para eliminar las bacterias que naturalmente se acumulan en la piel y que se multiplican durante la sudoración (la transpiración en sí misma es prácticamente inodora). Si eres obeso o exuberante, sécate con una toalla o usa un secador de cabellos en los pliegues de la piel y debajo de los senos. Si los desodorantes comerciales te provocan irritación en las axilas, usa jabones desinfectantes "de uso quirúrgico", disponibles en farmacias, o mezcla talco de bebés y bicarbonato de sodio para obtener una protección suave pero eficaz. 

Lo que un médico podría hacer: Comprobar si tienes diabetes; recetar desodorantes de "nivel médico" si el olor es causado por el exceso de sudoración.

Debemos señalar: Bañarse más de una vez por día, especialmente con agua caliente, seca la piel y puede aumentar el olor corporal.


7. Olor vaginal

Causas probables: Humedad retenida, candidiasis, clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual, estrechamiento de la pared vaginal después de la menopausia.

Tratamientos que puedes realizar tú mismo: Usar ropa interior de algodón y cambiarla diariamente y después de hacer ejercicios. Evitar las pantimedias y el lavado vaginal. Usar una prueba casera para comprobar si el olor es provocado por candidiasis. De ser así, usar una crema o supositorio. Si tienes más de cuatro infecciones por candidiasis en un año, consulta a tu médico para averiguar las causas subyacentes.

Lo que un médico podría hacer: Examinar si tienes algún problema que requiera medicamentos recetados. En algunos casos, el olor vaginal puede indicar cáncer cervical.

Debemos señalar: Alimentos como el ajo, la cebolla y los espárragos puede causar olor vaginal, mientras que las frutas "con olor dulce" como la piña pueden ayudarte a prevenirlo.

Siguiente: "Escapes" y "pérdidas". »

8. Incontinencia fecal

Causas probables: Partos naturales previos (especialmente con episiotomía); inactividad; prolapso rectal; antecedentes de hemorroides o "hacer fuerza" cuando se tiene estreñimiento; diabetes, esclerosis múltiple o enfermedad de Alzheimer.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Realizar el ejercicio de Kegel varias veces al día, en el que contras los músculos por 10 segundos, como si interrumpieras la acción de orinar o defecar. Aumentar el consumo de fibras a 20/30 gramos por día. Evitar los productos lácteos, la cafeína, las carnes ahumadas o curadas, el alcohol y los endulzadores de los chicles sin azúcar.

Lo que un médico podría hacer: Comprobar si tienes la enfermedad de Crohn, cáncer de colon u otro trastorno gastrointestinal; recomendar medicamentos para combatir la diarrea, ejercicios para el suelo pélvico, cirugía o técnicas de bioretroalimentación para ayudar a controlar los procesos corporales que normalmente se producen de manera involuntaria.

Debemos señalar: La pérdida del control intestinal afecta a uno de cada 12 estadounidenses. Es más común después de los 50 años y el 10% de las mujeres sufre de este trastorno.


9. Incontinencia urinaria

Causas probables: En las mujeres, los músculos pélvicos debilitados (a menudo por partos vaginales anteriores) o el estrechamiento de la piel de la vagina o uretra después de la menopausia. En los hombres, próstata agrandada o cirugía de próstata.  En ambos casos, la obesidad, las infecciones urinarias, la diabetes, la enfermedad de Alzheimer o la esclerosis múltiple.

Tratamientos que puedes hacer tú mismo: Evitar la cafeína, el cigarrillo y las comidas muy condimentadas. Los ejercicios de Kegel pueden mejorar el problema y evitar que avance.

Lo que un médico podría hacer: Recetar medicamentos o un implante para vejiga hiperactiva (del tipo "urgencia"), cirugía para la incontinencia urinaria de esfuerzo (cuando la pérdida se produce al toser, reír o levantar un objeto pesado).

Debemos señalar: La incontinencia urinaria aumenta sostenidamente con la edad y afecta hasta un 84% de los residentes de centros para el cuidado de adultos mayores. A cualquier edad, este problema afecta al doble de mujeres que hombres.

Sid Kirchheimer escribe sobre salud y asuntos del consumidor.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO