Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Le duelen los pies?

Desde el talón hasta la punta de los dedos, le contamos qué puede hacer para aliviar su dolor.

In English l Para cuando cumplen 50 años de edad, la mayoría de los hombres y mujeres ya llevan acumuladas unas 75,000 millas a pie, lo que equivale a dar tres vueltas a la Tierra a la altura del Ecuador. Si bien los pies están hechos para aceptar este castigo de buen agrado, con el tiempo pueden aparecer problemas de desgaste. De hecho, el 77 % de los adultos afirmaron haber tenido alguna dolencia en los pies, y la mitad sostuvo que sufre de dolor de pies, según una encuesta del 2010 realizada por la American Podiatric Medical Association (Asociación Médica Estadounidense de Podología).

Trivia: Los calambres, ¿son peligrosos o no?

“La gente me dice que le duelen los pies porque se están poniendo viejos, y que es algo natural del envejecimiento”, explica el Dr. Martin Pressman, médico podólogo (DPM) y profesor clínico adjunto de ortopedia y rehabilitación en Yale School of Medicine (Facultad de Medicina de Yale). “Eso no es cierto. El dolor es señal de problemas”. Así que no posponga eternamente la visita a un podólogo. Será más sencillo para usted, si aborda el problema temprano.

A continuación, presentamos lo que usted —y su podólogo— pueden hacer para aliviar el dolor causado por cuatro problemas comunes en los pies.

Masaje en los pies - Dolor en los pies, causas y tratamiento

Foto: Getty Images

¿Siente dolor en sus pies? No espere, consulte a un podólogo.

1. Juanetes y juanetes de sastre

Una desalineación de los huesos del dedo gordo del pie causa un agrandamiento de la articulación en la base del dedo gordo. El juanete de sastre ocurre en el otro costado del pie, cerca del dedo pequeño. La presión constante de zapatos demasiado angostos puede provocar un juanete en un costado y un juanete de sastre en el otro. El tratamiento es básicamente el mismo en ambos casos.

Síntomas

  • Una protuberancia en el costado externo del pie.
  • Enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad en la articulación.
  • Restricción de movimiento o dolor al mover el dedo.

Causas

Los juanetes se desarrollan cuando el hueso a la altura de la articulación se desplaza en dirección al segundo dedo. El calzado angosto que comprime los dedos de los pies es una de las principales causas. Los juanetes tienden a ser hereditarios, y las personas con pie plano son más propensas a desarrollarlos que el resto.

Lo que usted puede hacer

  • Use calzado cómodo, de taco bajo, con suficiente espacio para sus dedos, y póngase almohadillas en forma de anillo, de modo de quitar la presión de la articulación.
  • Si el juanete está inflamado y le duele, una compresa de hielo durante unos 20 minutos dos o tres veces por día lo aliviará.

Lo que el médico puede hacer

El médico puede mostrarle cómo vendar y acolchar el pie para reducir la tensión sobre el juanete y mitigar el dolor. Puede recomendarle soportes de arco, de venta libre o bajo receta, para aliviarlo. Si esos tratamientos no dan resultado, podría necesitar cirugía. Nuevos procedimientos han reducido el tiempo de recuperación de tres meses a seis semanas. Uno de ellos emplea tornillos para alinear y estabilizar el hueso; otro, la bunionectomía denominada “bunionectomy tightrope”, recurre a una sutura quirúrgica, cocida entre minúsculos agujeros que se hacen en dos huesos adyacentes para mantener los huesos en su lugar.

Siguiente: Neuroma de Morton. »

2. Neuroma de Morton

Si siente como si tuviera una pequeña piedra en el zapato o como si su media estuviera plegada debajo de los dedos cada vez que da un paso, es posible que se trate de un neuroma de Morton, que  no es más que un nervio del pie pinzado o pellizcado, cuyo nombre se debe al cirujano de Filadelfia T. G. Morton, quien escribió sobre él en 1876.

Síntomas

  • Hormigueo, ardor o entumecimiento en la región metatarsiana (parte anterior del pie, cerca de los dedos), entre el tercer y el cuarto dedo.
  • Incomodidad o dolor que aparece ocasionalmente, pero que persiste durante días o semanas.

Causas

El nervio entre el tercer y cuarto dedo del pie se irrita, y luego genera dolor, aunque se desconoce la causa exacta de la irritación. Los causantes más comunes de neuromas parecen ser los zapatos ajustados y los tacos altos que comprimen e irritan el nervio. Además, algunos problemas del pie, como los juanetes, el pie plano, los dedos en martillo y los arcos altos pueden aportar lo suyo.

Lo que usted puede hacer

  • Use calzado más ancho, con taco más bajo y suela blanda, para permitir que los huesos se expandan y aliviar así la presión sobre el nervio.
  • Aplique una compresa de hielo sobre el área afectada durante 20 minutos varias veces al día para reducir la inflamación.
  • Absténgase de realizar actividades que impongan presión sobre el neuroma de modo recurrente, como tenis o jogging, hasta que mejore la afección. Es un buen momento para probar, en cambio, yoga o Pilates.

Lo que el médico puede hacer

El médico puede mostrarle cómo acolchar el pie o recetarle dispositivos ortopédicos a la medida para su calzado, a fin de reducir la presión sobre el nervio. De ser necesario, las inyecciones de cortisona en el área afectada del pie ayudan a aplacar la inflamación. Las inyecciones se administran cada dos meses hasta que el malestar mejora, con un máximo de tres dosis. Si estos tratamientos no funcionan, podría requerir cirugía para extirpar el nervio o el tejido engrosado alrededor del nervio. La recuperación plena puede llevar tan solo cuatro semanas, pero depende de cada procedimiento específico.

3. Fascitis plantar

Un ligamento grueso y protector —la fascia plantar— que se extiende desde el hueso del talón hasta la base de los dedos del pie actúa como amortiguador y apoyo del arco del pie. Con el tiempo, se producen pequeños desgarros y el tejido se inflama. Esta afección se denomina fascitis plantar.

Síntomas

  • Dolor moderado en la planta del pie, cerca del talón.
  • Dolor agudo y punzante en el talón al ponerse de pie cuando se levanta en la mañana, que cede después de unos minutos de caminata.
  • Dolor del talón después, y no durante, el ejercicio.

Causas

Es más probable que desarrolle fascitis plantar si el arco del pie es alto o bajo; si sufre de obesidad, sobrepeso o aumenta repentinamente de peso; si tiene tendones de Aquiles tensos; o si usa calzado con soporte de arco deficiente o suelas blandas.

Lo que usted puede hacer

  • Mejore la flexibilidad del tendón de Aquiles y de la fascia plantar mediante ejercicios de elongación.
  • Use zapatos que brinden buen soporte y sean bien acolchados.
  • Haga rodar el pie sobre una botella de agua muy fría o congelada de 15 a 20 minutos, varias veces por día, para reducir la inflamación.
  • Si tiene sobrepeso, intente adelgazar algunas libras para aliviar la presión sobre los pies.

Lo que el médico puede hacer

El médico puede recomendarle taloneras acolchadas o plantillas para mitigar el dolor. Las inyecciones de cortisona en el ligamento —cada dos meses, con un máximo de tres dosis— pueden aliviar la inflamación. Una férula nocturna para elongar la fascia plantar puede resultar efectiva y, si bien dificulta el dormir, se la puede retirar una vez que haya cedido el dolor. Si usted sufre de una fascitis plantar severa que no responde a los tratamientos tradicionales, el médico puede considerar una inyección de plasma enriquecido con plaquetas. Este procedimiento emplea las plaquetas de su propia sangre para curar esta afección. Los tratamientos están aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), pero es posible que sus resultados no sean permanentes y que el seguro no cubra los costos, que suelen ser considerables. El médico puede, además, recetarle sesiones con un fisioterapeuta.

Siguiente:
Hongos en las uñas de los pies. »

4. Hongos en las uñas de los pies (Onicomicosis)

Las probabilidades de que se formen hongos en las uñas de los pies aumentan con la edad; se estima que hacia los 70 años, el 50 % de los hombres y las mujeres padecen esta desagradable enfermedad.

Síntomas

  • Uña suelta o levantada.
  • Uña quebradiza, áspera o gruesa.
  • Vetas o manchas sobre el lateral de la uña.
  • Color oscuro, ocasionado por el acumulamiento de detritos debajo de la uña.

Causas

Usted corre el riesgo de tener hongos en las uñas de los pies si: los pies transpiran mucho o usa zapatos ajustados; si camina descalzo en duchas, piletas y gimnasios públicos; si tiene heridas menores en las uñas o la piel que faciliten el ingreso de los hongos.

Lo que usted puede hacer

  • Lave los pies con regularidad y séquelos muy bien.
  • Use medias de fibra sintética, que permiten que la humedad se escurra mejor que las medias de algodón o lana.
  • Sumerja los pies diariamente en una mezcla de una parte de vinagre blanco y dos partes de agua caliente durante 15 a 20 minutos. Enjuague bien y de pequeñas palmadas en los pies para secar. Si sus pies se irritan, reduzca el tratamiento  a dos o tres veces por semana.
  • Aplique una pequeña cantidad de "Vicks VapoRub" sobre la uña afectada una vez por día, con un algodón o con su dedo. Un pequeño estudio realizado muestra una mejoría del 83 % luego de 48 horas.

Lo que el médico puede hacer

El médico puede prescribir una crema contra los hongos para aplicar sobre la uña o alguno de los nuevos medicamentos antimicóticos administrados por vía oral. La terapia láser para combatir los hongos en los dedos de los pies es un método relativamente nuevo, y no hay información sobre su efectividad a largo plazo. Además, puede ser costosa —alrededor de $1,000— y no la cubren los seguros. En casos severos, podría resultar necesaria una cirugía para extraer la uña, pero no hay que preocuparse por ello, pues volverá a crecer.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO