Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Puedo visitar a alguien que está en un centro de cuidados a largo plazo durante las fiestas?

Sé sensato y ten la seguridad en cuenta si decides visitar un hogar de ancianos o un centro de vida asistida.

Una residente de un hogar de ancianos habla con su hija y su nieto a través de una mampara de vidrio.

RICHARD TSONG-TAATARII/STAR TRIBUNE VIA AP

In English | Los funcionarios federales instan a los residentes, familiares y empleados de hogares de ancianos y centros de cuidados a largo plazo a “ejercer extrema precaución” durante las fiestas. La COVID-19 continúa propagándose en estos establecimientos, donde ocurrieron el 40% de las muertes por coronavirus del país.

Pero dado que Estados Unidos lleva más de ocho meses en una pandemia que ha modificado la manera y el momento en que los residentes de los centros de cuidados a largo plazo pueden pasar tiempo con sus seres queridos, muchas familias están sopesando el riesgo de propagar la COVID-19 contra el deseo de pasar una hora o un día con un residente que ha estado aislado durante meses. “Conozco el riesgo”, afirma Mary Daniel, de 57 años, de Jacksonville (Florida). Su marido, Steve, vive en un centro cercano de atención para trastornos de la memoria. “Pero también creo que, como adulta responsable, puedo llevar a mi marido a casa a un ambiente seguro para pasar posiblemente su última Navidad conmigo y sus hijos”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) (enlace en inglés) advirtieron recientemente que las reuniones en persona durante las fiestas son un riesgo para la salud de los residentes y el personal de los centros de cuidados a largo plazo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han advertido a la población que no celebren las fiestas con personas que no viven bajo el mismo techo. “Para aquellos que de vez en cuando visitaban a un ser querido en un centro de cuidados a largo plazo durante las fiestas, no va a ser como era antes”, explica Bob Stephen, vicepresidente de Cuidados y Salud de AARP.

Lo que complica las visitas en persona este año es el hecho de que los visitantes, aunque lleven mascarilla y practiquen el distanciamiento social, pueden contagiar la COVID-19 a otros residentes y al personal. Basta con que un residente o un miembro del personal tenga coronavirus para poner en riesgo a todo el establecimiento. “Les estamos pidiendo a muchas de nuestras familias que traten de no visitarnos”, dice Deke Cateau, director ejecutivo de A.G. Rhodes Health & Rehab, un centro de cuidados a largo plazo sin fines de lucro con sede en Atlanta, Georgia.

AARP analizó datos federales de los hogares de ancianos (en inglés) y encontró que la tasa de muertes entre los residentes de hogares de ancianos se duplicó del 16 de noviembre al 6 de diciembre, de un 0.78 en cuatro semanas por 100 residente a 1.53. Los casos entre los residentes y el personal han aumentado en casi dos tercios durante el mismo período.

Pero las familias y amigos de los residentes de hogares de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo todavía tienen opciones para conectarse con ellos en esta temporada festiva. La mayoría de los estados permiten las visitas en persona en centros donde no haya brotes activos de COVID-19. Y ahora se requiere que los residentes que no puedan reunirse cara a cara con sus seres queridos dispongan de servicios para hacer llamadas telefónicas y videollamadas.

A continuación te presentamos opciones para pasar tiempo con un ser querido en un centro de cuidados a largo plazo en estas fiestas.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Visitas en persona

Rhode Island recientemente cerró los hogares de ancianos a los visitantes debido al aumento de casos entre los residentes, pero casi todos los demás estados permiten visitas programadas. Sin embargo, hay muchas salvedades. En estos momentos, las visitas al aire libre pueden estar limitadas en los estados de clima frío. Y aunque muchos estados autorizaron las visitas dentro de los establecimientos después de que los funcionarios de los CMS actualizaron las pautas de visita (enlace en inglés), por lo general queda a discreción de los centros implementar sus propias políticas, y el protocolo varía de un condado a otro en función de cómo se esté extendiendo la COVID-19.

Incluso si se permiten las visitas dentro del establecimiento, es posible que el lugar no pueda recibir a los seres queridos de todos los residentes el día de Acción de Gracias o en Navidad o Año Nuevo, dice Lori Smetanka, directora ejecutiva del grupo de defensa National Consumer Voice: “Podría haber más demanda que disponibilidad para que los centros puedan ayudar a todos a hacer una visita en un día específico”.

Probablemente tengas más suerte para entrar en un hogar de ancianos si programas la visita para un día antes o un día después de la festividad, en lugar del mismo día. “Trata de ser flexible y piensa en esto como una temporada festiva”, aconseja Smetanka. Ella recomienda consultar al administrador del hogar de ancianos para ver cómo está manejando el centro las festividades antes de hacer planes concretos.

Visitas virtuales

El personal de los hogares de ancianos y de los centros de cuidados a largo plazo ya está muy ocupado, y la mayoría de los establecimientos tienen un número fijo de teléfonos comunitarios y tabletas para circular. Por lo tanto, los residentes y los miembros de la familia pueden necesitar ser flexibles en la programación de las visitas virtuales. “Lo más probable es que los centros no puedan acomodar múltiples visitas virtuales [para cada residente]”, dice Stephen. “Así que reúne a todos en la misma llamada, que alguien tome la delantera y que todos estén de acuerdo”.

Cateau dice que él y sus colegas de A.G. Rhodes Health & Rehab están trabajando para “aumentar nuestras llamadas por FaceTime y Skype”. También están animando a los seres queridos a enviar tarjetas y cartas para que los residentes sepan que se los extraña. “Igual vamos a hacer todo lo que podamos para que estas sean unas felices fiestas”, dice Cateau. “Pero sabemos que no serán iguales”.

Eventos en los centros de cuidados

Los expertos en salud recomiendan que los centros de cuidados a largo plazo renuncien a las grandes cenas comunales para las fiestas este año. Pero algunos celebrarán igual. Stephen señala que algunos hogares de ancianos y centros de atención están organizando desfiles de coches, visitas a las ventanas y otros eventos que permiten a los residentes ver a sus seres queridos e interactuar con ellos, aunque no puedan recibir visitas en persona. “Averigua cómo puedes participar”, agrega Stephen. “Eso es un verdadero impulso para levantar el ánimo, tanto para las familias como para sus seres queridos”.

Si decides sacar a un residente de un centro de cuidados

Los desfiles, las videollamadas y las visitas controladas en persona están muy lejos de las celebraciones habituales de las fiestas. Algunas personas pueden tener la tentación de sacar a su ser querido del centro en que reside para que pueda disfrutar de una comida casera.

La guía de los CMS para las fiestas señala que los residentes de los hogares de ancianos están legalmente autorizados a salir del hogar, pero advierte que el hacerlo puede aumentar sus posibilidades de contraer COVID-19. Seema Verma, la administradora de los CMS, dijo que no recomienda que los residentes se vayan durante las fiestas debido a la preocupación por el coronavirus.

Los CDC recomiendan —y muchos estados hacen cumplir— cuarentenas de 14 días al regreso de los residentes que decidieron dejar el centro de cuidados. Los CDC también recomiendan que los miembros de la familia estén en cuarentena durante dos semanas antes de cualquier tipo de reunión festiva con personas que no viven bajo el mismo techo, sin importar si se trata de un ser querido que vive en un hogar de ancianos. También se aconseja que los invitados usen mascarilla tanto en espacios cerrados como al aire libre cuando no estén comiendo o bebiendo activamente. “Para el Día de Acción de Gracias y las próximas fiestas, realmente necesitamos cuadruplicar las indicaciones de los CDC”, dice John Sauer, presidente y director ejecutivo de la sucursal de Wisconsin de LeadingAge, un grupo de defensa que representa a los centros de cuidados a largo plazo sin fines de lucro. “Todo el mundo conoce las reglas, pero, por el amor de Dios, tenemos que seguirlas por el bien de la sociedad”.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.