Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Deberías renunciar a tu trabajo para cuidar a un ser querido?

La decisión tiene efectos duraderos para los cuidadores, pero los empleadores podrían ayudar.

Una cuidadora ayuda a una mujer mayor con los botones de su camisa.
Shestock/Getty Images

La pandemia alteró el mundo laboral, incluida la legión de empleados que también son cuidadores de familiares.

Muchos dejaron sus trabajos en el momento más crítico de la pandemia para cuidar a un ser querido y aún no han regresado. Debido a la escasez de asistentes de cuidados de salud en el hogar, los cuidadores familiares que siguen empleados se preguntan si también sería mejor renunciar a su empleo.

member card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.

Hazte socio

Equilibrar las obligaciones laborales y el cuidado de un ser querido es como “tener un empleo a tiempo completo y otro trabajo que requiere el 80%”, explica Alison Romano, de 57 años y residente de Wimberley, Texas. En junio, Romano dejó el trabajo que había tenido durante siete años como directora de proyectos del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas para prepararse porque en agosto su padre se mudaba a su casa de dos habitaciones y 1,200 pies cuadrados.

Su padre, Kenneth Alvin Schmidt, de casi 82 años, sufre de demencia. Ahora Romano lo cuida en forma permanente.

“Pensé que … sería más fácil para mí no trabajar y que me simplificaría la vida. No podía hacerlo todo”.

—Alison Romano, 57 años, Wimberley, Texas

Hasta agosto, su padre había estado en un centro de vida asistida cercano, pero “tenía que vigilar mucho esa situación”, dice Romano, quien no estaba conforme con los servicios. En los 18 meses que su padre vivió allí, tuvo reuniones semanales con tres directores ejecutivos distintos. Romano, quien también tiene una maestría en Salud Pública, planeó su renuncia durante aproximadamente un año.

“Pensé que sería una mejor solución, que sería más fácil para mí no trabajar y que me simplificaría la vida”, dice ella. “No podía hacerlo todo”.

Los cuidadores afrontan sacrificios económicos

De los aproximadamente 53 millones de cuidadores en este país, más del 19% cuidan a un adulto, según un informe del 2020 titulado “El cuidado de los seres queridos en Estados Unidos” (en inglés) de la National Alliance for Caregiving y AARP. La mayoría (61%) también tenían un trabajo remunerado en algún momento mientras prestaban cuidados, y el 40% viven con la persona que cuidan.

membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Pero dejar un trabajo remunerado para ser cuidador a tiempo completo no es una decisión que se toma a la ligera. El cuidador promedio tiene 49 años y es probable que esté cuidando a uno de sus padres.

Los cuidadores que dejan temporalmente la fuerza laboral a esa edad o más tarde suelen sacrificar algunos de los años de mayores ingresos. Ese sacrificio resuena más allá de la pérdida inmediata de ingresos y beneficios, y conlleva implicaciones financieras duraderas para el cuidador.

Flores y regalos

Proflowers

Los socios ahorran un 25% en todo el sitio y un 30% en ciertos artículos

See more Flores y regalos offers >

Reincorporarse a la fuerza laboral más tarde puede ser difícil e incluso podría significar aceptar un salario más bajo que el anterior. Como los beneficios del Seguro Social se basan en los 35 años de mayores ingresos, una ausencia prolongada de la fuerza laboral puede reducir la cantidad mensual que le corresponde al cuidador al jubilarse. Además, algunos cuidadores mayores jamás vuelven a trabajar.

 “Los cuidadores tienden a jubilarse temprano”, señala Yulya Truskinovsky, profesora adjunta de Economía de la Universidad Estatal Wayne en Detroit. “No es posible predecir por cuánto tiempo será necesario cuidar al ser querido”.

¿Estás perjudicando tu propia jubilación?

Steven Huberman, decano emérito fundador de la Facultad de Posgrado en Trabajo Social de Touro College en la ciudad de Nueva York, exhorta a los trabajadores a considerar la totalidad de sus recursos financieros, incluido si tienen una pareja o cónyuge que trabaja, un fondo de emergencia e ingresos para la jubilación.

“A menos que tengas los fondos necesarios para tu propia jubilación, lo único que lograrás es pasar esta carga a tus hijos. No renuncies a tu trabajo si estás en esa situación”, aconseja Huberman.

Varias fotos de Alison Romano y su padre Kenneth Alvin Schmidt.
Alison Romano y su padre Kenneth Alvin Schmidt.
CORTESÍA DE ALISON ROMANO

Recomienda también evaluar atentamente los costos emocionales.

“La persona que cuidas puede ser malhumorada, desagradecida e hiriente”, dice Huberman. “¿Estás preparado para el agotamiento? ¿Están tus hermanos preparados para dar apoyo, donde sea que vivan?”.

Cómo pueden ayudar los empleadores

membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Los cuidadores desesperados y listos para renunciar a su trabajo primero deberían explorar otras alternativas. Truskinovsky aconseja consultar la Ley de Licencia Familiar y Médica (FAMLA, Family and Medical Leave Act), que permite a los trabajadores tomarse libre hasta 12 semanas en un año calendario para cuidar a un pariente.

Otros beneficios, como un horario flexible, también pueden ayudar. La pandemia dio lugar a mayor flexibilidad que, en opinión de Truskinovsky, es “realmente más compatible con el cuidado de los adultos mayores”.

El trabajo híbrido o el trabajo a distancia de tiempo completo puede ayudar a los cuidadores a equilibrar sus responsabilidades. John Dooney, asesor especializado de Society for Human Resource Management (SHRM), dice que el trabajo híbrido “brinda más flexibilidad para que el personal no renuncie. Eso es lo que están haciendo los empleadores para conservar a sus empleados y al contratar”.

Dooney señala que los empleadores tienen otras maneras de asistir a los empleados, como reducir su horario laboral de tiempo completo a tiempo parcial; consolidar días personales, por enfermedad y de vacaciones para que el cuidador se tome una licencia extendida del trabajo; o aprovechar las cuentas de gastos flexibles, que el cuidador puede destinar a los gastos médicos del pariente bajo su cuidado, siempre que sea un dependiente para los fines impositivos.

Algunos empleadores también ofrecen beneficios para cuidadores, como orientación, planes de asistencia para el cuidado de dependientes —que permiten al empleado apartar dinero libre de impuestos para pagar costos calificados del cuidado diurno de dependientes adultos— y recomendaciones de servicios de asistencia.

Muy importante: tener un plan alternativo

Antes de renunciar a su trabajo, Romano analizó sus finanzas, incluidos sus ahorros y el valor de su propiedad frente al río, que incluye una casa y una pequeña cabaña. Si el dinero escasea, cree que podría vender la propiedad y mudarse a un lugar más económico.

Por otra parte, no es común que el cuidador se tome un descanso. En los últimos tres meses, Romano le pagó a una amiga para que se quedara con su padre una noche. Lo ha llevado a algunos programas de cuidado diurno para adultos y aprovecha ese tiempo para tratar con los médicos y encargarse de otros trámites.

“Este trabajo ha exigido tanta fuerza como cualquier otro empleo que haya tenido”, explica Romano. “Tiene un componente emocional. Definitivamente hay asuntos personales de familia y los tienes que enfrentar muy de cerca”.

Sharon Jayson es una escritora que cubre temas relacionados con el envejecimiento, la familia, la salud y la jubilación. Anteriormente trabajó para USA Today y el Austin American-Statesman, y también ha escrito para Kaiser Health News, la revista Time y el Washington Post.

Únete a AARP para seguir leyendo

Encuentre entrevistas exclusivas, consejos inteligentes, novelas gratuitas, documentales completos, funciones diarias divertidas y mucho más, todo un beneficio de su membresía de AARP, en Acceso exclusivo para miembros.

Únase a AARP para acceso exclusivo para miembros

¿Ya eres usuario?

membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.