Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo los cuidadores, ayudantes y beneficiarios de cuidados crean vínculos

Las relaciones pueden mejorar con expectativas claras, buena química y continuidad.


spinner image La auxiliar de cuidados en el hogar, Mary McLendon, con mi madre, Jeanette Gilbert.
La auxiliar de cuidados en el hogar, Mary McLendon, junto a la madre del autor, Jeanette Gilbert. Un auxiliar de cuidados en el hogar cariñoso y capaz puede suponer la diferencia entre un plan de cuidados efectivo y uno fallido.
Cortesía de Barry J. Jacobs

 

Lo que más le gustaba a mi madre era la rutina nocturna de masajes reflexológicos en los pies.

Su incansable y alegre auxiliar de cuidados en el hogar, Mary McLendon, le servía deliciosas cenas caseras antes de sentarla en el sillón reclinable para masajearle tiernamente el arco y la planta de los pies. Entonces las dos hablaban en confianza sobre sus vidas, esperanzas y temores mientras veían Wheel of Fortune.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Durante un año difícil en el que mi madre, Jeanette Gilbert, tuvo múltiples hospitalizaciones por caídas que finalmente la obligarían a mudarse de su apartamento a un hogar de ancianos, los cuidados de Mary y sus conversaciones fueron un bálsamo para calmar la creciente desesperación.

No era solo mi madre la que estaba tan impresionada por su relación. Dos años después de despedirse de nosotros, y siete meses después de la muerte de mi madre, Mary me llamó de improviso para hablarme de mi madre. "Era mi mejor amiga", me dijo Mary.

Como el ex cuidador principal de mi madre, estoy muy agradecido de que Mary entrara en nuestras vidas. Probamos con otros auxiliares de cuidados en el hogar que llegaban tarde y luego se pasaban horas jugando con sus teléfonos en lugar de atender las necesidades de mi madre. Su apatía y distracción me preocupaban y no podía confiar en ellos.

Pero no tardé mucho en depositar toda mi confianza en Mary. Siempre puntual y sonriente, llegaba con una estrategia preparada para mantener entretenida a mi madre. Además, se convirtió en una consejera indispensable para mí, cada día escribía sus impresiones sobre el sueño, el apetito y el estado de ánimo de mi madre en un cuaderno rayado que dejaba sobre la mesa del comedor.

Según los datos más recientes de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU., en el 2020 había casi 3.5 millones de auxiliares médicos y de cuidados en el hogar que atendían a las personas mayores y a los discapacitados. Por su intensa labor, ganaban unos modestos $13.02 por hora en promedio, o poco más de $27,000 al año si hacían el trabajo a tiempo completo.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Sin embargo, el bien que pueden hacer no tiene precio. Un auxiliar cariñoso y capaz es, a menudo, la diferencia entre un plan de cuidados efectivo y uno fallido.

No todos tienen la suerte de tener a una Mary o el tipo de amistad que ella y mi madre cultivaron. Pero hay maneras en que los cuidadores familiares pueden encontrar a los auxiliares adecuados para sus seres queridos y fomentar relaciones de mayor apoyo. Aquí tienes algunas ideas.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Insiste en la continuidad

Algunas agencias de cuidados en el hogar se esfuerzan por enviar al mismo auxiliar de forma regular para que trabaje con el beneficiario de los cuidados. Otras envían a diferentes auxiliares para distintos turnos, en función de sus necesidades de personal, pero no necesariamente de los intereses de las familias cuidadoras.

La rotación de nuevos auxiliares significa que los cuidadores tienen que poner al día a un extraño tras otro. Dile a la agencia que, de ser posible, quieres que un solo ayudante se encargue de los cuidados. Con el tiempo, es más probable que entre ustedes dos se llegue a establecer cierta familiaridad y aprecio mutuo.

Sé exigente con la compatibilidad

Por mucha experiencia que tengan en la administración de medicamentos, en la preparación de comidas y en ser acompañantes, no todos los auxiliares son compatibles con todos los beneficiarios y cuidadores. (Y probablemente será una auxiliar: el 89% de los auxiliares de cuidados en el hogar en EE.UU. son mujeres, según el grupo de investigación y defensa de los cuidados en el hogar PHI).

Esta relación es como un noviazgo: la química cuenta. ¿Hay una buena comunicación entre el auxiliar y tu ser querido? ¿Su relación tiene afinidad y ritmo? ¿Tienen intereses en común y se caen bien? Si no es así, pídele a la agencia que envíe a otro auxiliar para hacer la prueba.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Espera lo mejor de todas las partes

Los auxiliares vienen con la formación y las instrucciones de sus agencias, pero tienen que recibir instrucciones específicas de ti. Explícale al ayudante desde el principio lo que esperas sobre la hora a la que debe llegar, qué va a hacer y cómo debe comunicarse contigo.

Algunos beneficiarios de cuidados se resisten a tener ayudantes y se quejan de ellos en cada oportunidad que se les presenta. Explícale a quien recibe los cuidados que necesitas su cooperación y tolerancia porque el servicio de un auxiliar de alto nivel es uno de los mejores medios para hacer que el cuidado sea más llevadero para ti.

Establece una conexión con la persona que presta los cuidados personales

En el transcurso de las tareas habituales de duchar, vestir y, a veces, llevar al baño a los adultos mayores, los auxiliares de cuidados en el hogar adquieren una intimidad física con tus seres queridos vulnerables. Para que esto sea más cómodo para todos los implicados, es vital llegar a conocer a la persona, a menudo amable y cariñosa, que está detrás de esos brazos fuertes.

Muchos cuidadores contratados son inmigrantes procedentes de tradiciones culturales donde hay un profundo respeto hacia los mayores. (Según un análisis de octubre del 2021 - enlace en inglés, realizado por el Center for Economic and Policy Research, una organización sin fines de lucro, uno de cada tres auxiliares es hispano o asiático-estadounidense o de las islas del Pacífico). Si les preguntas, a menudo tienen historias conmovedoras que contar sobre su propia vida y sus problemas. Escuchar esas historias, y hablar de tu familia, generalmente es el primer paso para establecer una verdadera cercanía.

Nota de redacción: Este artículo, que se publicó originalmente el 2 de enero del 2018, se ha actualizado con información más reciente sobre la demografía y los ingresos de los auxiliares de cuidados en el hogar.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.