Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Un monumento en Virginia resalta el nexo histórico entre la universidad y la esclavitud

Se trata de un referente para otras universidades que han comenzado a reflexionar sobre su pasado.

Monumento a los trabajadores esclavizados en la Universidad de Virginia

AP Photo/Steve Helber

Un grupo de gente observa las inscripciones en los muros del Memorial to Enslaved Laborers (monumento conmemorativo a los trabajadores esclavizados), ubicado en University of Virginia en Charlottesville, Virginia.

In English | En 1817, Thomas Jefferson acudió a una granja abandonada cerca de su casa para lanzar su último proyecto de carácter público.

Ese día lo acompañaron 10 trabajadores esclavos que serían los primeros de miles que se verían obligados a preparar los terrenos, construir los edificios y atender a los alumnos en el centro educativo que se llamaría University of Virginia (UVA). Con el paso de los siglos, la institución fundada por Jefferson adquirió fama mundial por su característico diseño, e incluso recibió la designación de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

En el 2020, la universidad reconoció los aportes de las personas esclavizadas que, en el sentido literal de la palabra, construyeron la institución. En julio del año pasado se terminó de construir el Memorial to Enslaved Laborers, cuyo costo fue de $7 millones. El monumento conmemorativo ocupa un lugar privilegiado en el terreno universitario. Se ve desde la avenida principal de Charlottesville, a poca distancia cuesta abajo de la famosa rotonda y el jardín de la universidad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"La historia ha estado siempre oculta a plena vista", dice Kirt von Daacke, profesor de UVA y copresidente del comité encargado de las labores de investigación y planificación en torno al monumento. Y ahora dicha historia se ha puesto de relieve.

4,000 esclavos construyeron y cuidaron la institución

El monumento, integrado por dos anillos concéntricos por los cuales camina el público, rinde homenaje a las 4,000 personas esclavizadas que, según la documentación histórica, trabajaron en la institución. Algunas personas eran propiedad de profesores y alumnos, o bien la universidad las arrendaba de las plantaciones cercanas. Y otras se adquirieron, como parte del patrimonio dejado por Jefferson tras su muerte.

En el muro externo aparecen actualmente los nombres de 583 personas, aunque pocas llevan apellido. Esta cifra seguirá en aumento a medida que se logre identificar a otros trabajadores esclavizados. Además, el monumento designa a otras 311 personas por su oficio —herrero, cantero, carpintero— o por su relación de parentesco —padre, abuela o tío, por ejemplo—. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se pudo averiguar el nombre, por lo que se representa a estas personas de acuerdo a las "marcas de la memoria", es decir, hendiduras en el granito negro oriundo de Virginia que evocan las cicatrices dejadas por el látigo del amo esclavista.

Memorial to Enslaved Laborers (Monumento conmemorativo a los trabajadores esclavizados)

Dónde: University of Virginia en Charlottesville. El monumento se encuentra cerca de la esquina de Elliewood Avenue y University Drive.

Estacionamiento: disponible en Central Grounds Garage, 400 Emmett St. S.

Costo: el acceso al monumento es gratuito, pero es probable que se tenga que pagar por el estacionamiento.

En el muro interno se presenta un cronograma de la esclavitud, que empieza por la importación de africanos a Virginia en 1619 y recorre datos históricos de la universidad. Por ejemplo, se destaca la agresión cometida por tres alumnos contra una niña esclavizada de 12 años, según consta en la documentación histórica. Renate Yarborough Sanders, de 59 años y egresada de la universidad, se sintió profundamente conmovida cuando visitó el monumento en verano.

"Al acercarme al punto más alto del monumento, fue casi como si me estuviera tragando”. Así lo expresó Sanders, maestra afroamericana y jubilada de educación primaria de Newport News, Virginia, quien anadió que los vínculos de la universidad con la esclavitud eran un tema que jamás se comentaba en sus días de estudiante en los años 80.

Si bien el monumento es el más grande de los que reconocen los nexos históricos entre una universidad y la esclavitud, hay otros que siguen su ejemplo. Más de 70 instituciones participan en un proyecto encabezado por UVA (en inglés) que se dedica a investigar y documentar los extensos vínculos entre los centros educativos y la población esclavizada.

Georgetown University en Washington, D.C., empezó a abordar este tema después de que se revelara que los ingresos provenientes de la venta, en 1838, de 272 personas esclavizadas se utilizaron para saldar las deudas de la institución. Entre las otras universidades de mayor tamaño que han reconocido sus vínculos con la esclavitud figuran las siguientes: Brown University en Providence, Rhode Island; Emory University en Atlanta; Harvard University en Cambridge, Massachusetts, y University of Maryland en College Park.

Algunas otras instituciones cuentan con placas o monumentos conmemorativos, o bien tienen planes de construirlos, entre ellas College of William & Mary en Williamsburg, Virginia, y George Mason University en Fairfax, Virginia. Esta última institución, por cierto, lleva el nombre de quien fuera delegado ante la Asamblea Constituyente de Estados Unidos y dueño de 100 personas esclavizadas.

La universidad reconoce también a los descendientes

El monumento de UVA es más que un reconocimiento del pasado, señala Andrea Douglas, directora ejecutiva del African American Heritage Center de Jefferson School en Charlottesville y copresidenta de la comisión encargada del monumento conmemorativo. La universidad ha identificado a unos 70 descendientes de esclavos, y algunos todavía viven en la zona, dice Douglas.

"Se mudaron al ámbito urbano de Charlottesville y empezaron a construir la clase media de la población negra”, apunta Douglas. Eso llevó a que la universidad decidiera ubicar el monumento conmemorativo a la orilla de sus terrenos, a fin de facilitar su acceso por parte de la comunidad.

"Me pareció una manera hermosa y sincera de enfrentar una dura verdad acerca de una universidad por la cual siento un gran afecto".

— Joanne Beauvoir Brown, Decatur, Georgia

Joanne Beauvoir Brown, de 56 años y egresada en 1986, visitó el sitio en el 2019 con motivo de una reunión de sus excompañeros de aula, y recibió un frasco de tierra extraída durante las obras de construcción. Desde entonces ha seguido por Instagram la evolución del monumento.

"Como alumna negra que estuvo allí, me pareció una manera hermosa y sincera de enfrentar una dura verdad acerca de una universidad por la cual siento un gran afecto", dice Brown, abogada y funcionaria encargada de temas de diversidad en una escuela privada de Atlanta. “No solo se trata de la subyugación y la lucha, sino también de ver [a las personas esclavizadas] a través de un lente de dignidad y honor".

El monumento conmemorativo fue fruto de una planificación meticulosa. Tiene un diámetro de 80 pies, igual que la rotonda. Una vereda que lleva al sitio está alineada con el sol naciente del 3 de marzo, efeméride del día en 1865 cuando elementos del ejército de la Unión arribaron a Charlottesville y liberaron a los esclavos. Por otra parte, en el muro externo se atisba la sutil imagen de los ojos de Isabella Gibbons, una mujer esclavizada que, después de la emancipación, trabajó como maestra en Charlottesville.

Douglas considera que el proyecto ha sido un éxito. En sus paseos de cada domingo, observa a familias y alumnos recorriendo el monumento. Y durante los disturbios ocurridos en el verano por la muerte de George Floyd a manos de la policía, se manifestaron en ese sitio trabajadores locales de la salud.

"Es un objeto de por sí atractivo y elegante. Cumple todas las funciones que le atañen al entorno universitario", afirma Douglas. “Ya no es posible venir al sitio sin participar en una conversación acerca de sus orígenes".

Monumentos de otras universidades para conmemorar a sus antepasados esclavizados

Si bien el monumento conmemorativo de UVA es el más grande de su tipo, hay otras instituciones que reconocen públicamente sus vínculos con la esclavitud. Entre ellas:

Monumento en el campus de la universidad de Carolina del Norte

Arthur Greenberg / Alamy Stock Photo

University of North Carolina en Chapel Hill. Se considera que fue la primera universidad en erigir un monumento a las personas esclavizadas, en el 2005. En el Unsung Founders Memorial (en inglés), que donaron los egresados del 2002, aparecen 300 figurines de bronce que sostienen una mesa de mármol negro. Ubicado en McCorkle Place, una de las plazas principales de la universidad, el monumento se colocó de tal forma que encarara a “Silent Sam”, la estatua de bronce representativa de un soldado de la Confederación y derribada por manifestantes en el 2018.

Monumento a la trata de esclavos en Brown University

picturelibrary / Alamy Stock Photo

En el 2014, Brown University instaló su monumento denominado Slavery Memorial (en inglés) en el jardín conocido como Front Green, frente al edificio University Hall en el campus de Providence. En la exposición se presenta una escultura de grilletes acompañada de una placa conmemorativa que señala que, en el siglo XVIII, "la esclavitud se hacía sentir en cada aspecto de la vida social y económica de Rhode Island".

Una transeúnte camina cerca de una placa puesta en Wadsworth House en el campus de la Universidad de Harvard

AP Photo/Steven Senne

En el 2017, la Facultad de Derecho de Harvard conmemoró su bicentenario con el descubrimiento de una placa conmemorativa (en inglés), ubicada en el centro de su plaza, en honor a “los esclavos que, con su mano de obra, crearon la riqueza” que financió a la institución. Un año antes, la universidad había descubierto una placa en Wadsworth House (en inglés) para conmemorar a cuatro personas esclavizadas que habían sido propiedad de presidentes de Harvard que habitaron dicha casa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.