Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los votantes de 50 años o más están dispuestos a trabajar en las urnas a pesar de la COVID-19

Los funcionarios electorales todavía necesitan más voluntarios en todo el país.

Dos voluntarios trabajan en las urnas durante las elecciones

Tasos Katopodis/Getty Images

Trabajadores electorales ayudan a los votantes en el Fairfax Government Center, en Fairfax, Virginia.

In English | Bobbie Bowman, Susan Fadness y Diane Roberts no van a permitir que una pandemia les impida hacer lo que dicen que es su deber patriótico y cívico: trabajar en sus centros de votación locales para ayudar a sus amigos y vecinos a votar.

Se encuentran entre los más de un millón de personas en todo el país que se necesitan para registrar a los votantes, comprobar su identificación (en algunos estados) y ayudar a los votantes a navegar por el proceso electoral. Y en el 2020, se les pide a los voluntarios que hagan aún más: limpiar las máquinas de votación, recordar a las personas el distanciamiento social y, en algunos estados, ayudar a procesar el gran número de votos en ausencia que ya han sido emitidos.

"Siento que es mi deber cívico hacer esto", dijo Bowman, de 74 años, un periodista jubilado que vive en el norte de Virginia y ha sido trabajador electoral desde el 2012. "Estas son unas elecciones en las que tenemos que salvar a nuestro país y decidí que mi contribución va a ser trabajar el día de las elecciones".

La mayoría de las personas que tradicionalmente trabajan en las urnas son adultos mayores, especialmente los que están jubilados y no tienen que tomarse tiempo libre para cumplir con su deber cívico. En el 2018, el 83% de los que trabajaban en las urnas tenían más de 40 años, el 31% tenían entre 61 y 70 años, y el 27% tenían más de 71 años, según un análisis del Pew Research Center.

Los temores sobre la COVID-19 impidieron que Fadness, una trabajadora social jubilada de 70 años, trabajara en las urnas durante las primarias de Wisconsin en abril y agosto. "Había tantas incógnitas sobre el coronavirus en ese momento", dijo Fadness, quien ha trabajado en las urnas en varias elecciones anteriores. Pero ahora, dice, el público ha aprendido mucho más sobre cómo hacer frente a la pandemia y tomar precauciones para detener su propagación. Decidió inscribirse para trabajar en noviembre. Aunque casi todos sus conocidos planean votar por correo, "algunas personas prefieren ir a las urnas, así que tenemos que asegurarnos de que puedan hacerlo".

Diane Roberts, quien dirige su propia empresa de producción de radio y televisión en Washington, D.C., se enteró por el sindicato SAG-AFTRA, al que aún pertenece, de que se necesitaban desesperadamente trabajadores electorales para estas elecciones, así que ella y un amigo decidieron inscribirse.

"Siento que estas son unas elecciones muy importantes", dijo Roberts. "Ser una trabajadora electoral es una forma de mostrar mi patriotismo". Roberts cree que es importante que las personas relativamente jóvenes y saludables den un paso adelante en un momento en que quienes suelen hacer este trabajo dudan debido al virus. A pesar de querer ayudar, Roberts se enteró recientemente de que el Distrito de Columbia no la necesitaba en las urnas, después de todo. "Quedé decepcionada", dijo.

El impacto de la pandemia en la votación

"Dejé que mis hijos me convencieran de no trabajar en las urnas durante las primarias por culpa de la COVID", dijo Caryl Ligler, de 82 años, una maestra de escuela secundaria jubilada de Wisconsin. Ahora está lista para trabajar en su centro de votación en noviembre, pero puede que su pequeña comunidad de Trego no la necesite. Ligler dijo que trabajará si se le pide.

Su trabajo en el centro de votación durante las elecciones antes del 2020 era inscribir a las personas para que pudieran votar. Wisconsin es uno de los 21 estados que permiten la inscripción de votantes el mismo día. El coronavirus también ha cambiado el trabajo de Ligler de inscribir a los votantes jóvenes. Tenía la intención de ir a las escuelas en la primavera para ayudar a inscribir a los estudiantes de último año de la escuela secundaria que habían cumplido 18 años o los cumplirían antes del día de las elecciones. "Pero cuando las escuelas cerraron y todo se volvió virtual, no pudimos hacerlo", dijo.

Las encuestas de opinión pública han demostrado sistemáticamente que, debido a la pandemia, un número cada vez mayor de personas en el país no votarán en persona, o acudirán a las urnas durante la votación temprana porque esperan encontrar menos gente de la que encontrarían el día de las elecciones.

Una reciente serie de encuestas de AARP en 11 estados disputados (en inglés) mostró que más de la mitad de los votantes de 50 años o más no pensaban votar en persona el día de las elecciones.

Bobbi Bowman sonríe

Cortesía Bobbie Bowman

"Estas son unas elecciones en las que tenemos que salvar a nuestro país y he decidido que mi contribución será trabajar el día de las elecciones".

— Bobbie Bowman

Pero los expertos electorales dicen que eso no disminuye la necesidad de trabajadores electorales porque es probable que el aumento de los votos en ausencia se vea compensado por lo que podría ser una participación récord en estas elecciones. Y, dicen, los picos de coronavirus cerca de las elecciones del 3 de noviembre podrían llevar a algunos a cambiar de opinión sobre ser trabajadores electorales.

"Estamos construyendo una reserva porque sabemos que vamos a perder alrededor del 10% de nuestros voluntarios un par de días antes de las elecciones", dijo Gary Scott, director de la Oficina de Elecciones del Condado de Fairfax, Virginia. Scott dijo que también necesitarán más trabajadores electorales este año debido a la pandemia. Por ejemplo, "estamos asignando más trabajadores para ayudar a controlar las filas y el distanciamiento social", dijo, y colocarán a los trabajadores electorales en las casillas disponibles en cada centro de votación para que los votantes dejen sus papeletas de voto en ausencia.

Reclutamiento de trabajadores electorales

La escasez de trabajadores electorales en todo el país ha dado lugar a un esfuerzo concertado de los grupos de defensa y las corporaciones del país para organizar campañas de reclutamiento.

"Básicamente, estamos tratando de asegurarnos de que los adultos mayores que podrían estar en mayor riesgo de contraer la COVID no se expongan al virus innecesariamente", dijo Courtney Cardin, directora de alianzas y participación de personas influyentes de Power the Polls, una organización fundada en julio para ayudar a reclutar trabajadores electorales. Cardin dijo que su objetivo es reemplazar al trabajador electoral tradicional de más edad con personas más jóvenes que puedan estar más dispuestas a ser voluntarias. Hasta ahora, 500,000 personas se han ofrecido a trabajar.

AARP se encuentra entre las organizaciones sin fines de lucro y empresas que se han unido para alertar a las personas en todo el país sobre el problema de encontrar trabajadores electorales y llenar vacantes. Además del enlace en línea de Power the Polls, de AARP, PowerThePolls.org/AARP (en inglés), a través del cual se han inscrito cerca de 3,000 personas, AARP se ha asociado con la Association of Young Americans (en inglés) y el New Leaders Council en un esfuerzo intergeneracional para encontrar voluntarios que ayuden a quienes votarán en persona el día de las elecciones.

"Animamos a todos los socios de AARP a que se comuniquen con sus familiares y amigos más jóvenes acerca de la importancia de votar y de cómo participar como trabajadores electorales", dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso de AARP.

Además, las empresas se han unido. Como parte de una coalición corporativa llamada "Time to Vote", las empresas, incluida AARP, están permitiendo a sus empleados trabajar en las urnas sin perder el salario de ese día.

La seguridad en las urnas

Los funcionarios electorales de todo el país están tomando precauciones adicionales en las urnas para proteger del coronavirus no solo a los votantes sino también a sus trabajadores electorales.

"Hemos puesto separadores transparentes entre la mesa de registro y los votantes", dijo Scott. "Todos nuestros funcionarios electorales recibirán protectores faciales, mascarillas, guantes y desinfectante para las manos". Se colocarán carteles pidiendo a los votantes que usen mascarillas y mantengan el distanciamiento social en todos los centros de votación.

Nota de redacción: Este artículo ha sido actualizado con nueva información.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.