Skip to content
 

Se avecinan grandes cambios en los planes de la Parte D de Medicare

La ley de reducción de la inflación limita los costos de bolsillo y los copagos de la insulina, y hace que las vacunas sean gratuitas.

Frasco de medicamentos con pastillas esparcidas sobre una mesa

Getty Images

In English

Por primera vez en la historia de Medicare, habrá un límite en la cantidad de dinero que los beneficiarios de planes de medicamentos tendrán que pagar por sus fármacos recetados cada año, gracias a las disposiciones de la Ley de reducción de la inflación del 2022. La nueva ley hace otros cambios a los beneficios de medicamentos de la Parte D del programa, incluidos establecer un límite para los costos de bolsillo de la insulina y hacer que las vacunas vitales sean gratuitas. 

“Anteriormente, no existía un límite sobre la cantidad que una persona en la Parte D podía tener que pagar en un año determinado”, dice Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo y Compromiso de AARP. “Y 1.3 millones de beneficiarios gastaron más de $2,000 en el 2020”.  

Al igual que muchas de las otras disposiciones de la nueva ley, los cambios a los gastos de bolsillo de la Parte D se implementarán en los próximos años. A continuación, te decimos cómo funcionarán las nuevas reglas de costos compartidos y cuándo comenzarán los ahorros. 

Límite en los costos de bolsillo 

La gran noticia para los beneficiarios es que a partir del 2025, la cantidad máxima que tendrán que pagar de su bolsillo por los medicamentos recetados cada año será de $2,000. Estos son algunos detalles importantes. 

  • Este límite de costos de bolsillo se aplica si obtienes tus medicamentos recetados a través de un plan independiente de la Parte D para el que se inscriben las personas que tienen Medicare Original, o si tienes acceso a Medicare a través de un plan privado Medicare Advantage. La mayoría de esos planes Medicare Advantage también cubren medicamentos recetados. 
  • La cantidad del límite podría cambiar con el tiempo. Si aumenta lo que gasta la Parte D de Medicare en medicamentos recetados por beneficiario, ese límite de $2,000 al año también podría aumentar. 
  • Si tu plan de la Parte D o Medicare Advantage tiene un deducible de medicamentos recetados, eso contará para el límite. Por lo tanto, si tu deducible es de $100, una vez que hayas cumplido con eso, tus costos de bolsillo se limitarán una vez que hayas gastado otros $1,900 ese año. En el 2022, el deducible máximo que Medicare permite que un plan de la Parte D cobre es de $480 al año. Muchos planes tienen deducibles más bajos o incluso ningún deducible. 

En el 2024, el año anterior al comienzo del límite en los costos de bolsillo, los beneficiarios de Medicare ya no tendrán ningún costo de bolsillo una vez que empiece lo que Medicare llama cobertura catastrófica. La manera en que la cobertura catastrófica funciona en el 2022 es que una vez que los costos de bolsillo de un beneficiario llegan a $7,050, tiene que pagar el 5% de sus costos de medicamentos recetados, sin ningún límite. Pero a partir del 2024, ese requisito de coseguro del 5% desaparecerá y los beneficiarios no tendrán que pagar nada por sus medicamentos recetados durante el resto del año.  


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Otro cambio al beneficio de Medicare para medicamentos que comienza en el 2025 es el requisito de que los planes de la Parte D ofrezcan a los beneficiarios una opción para distribuir sus costos compartidos, en la que pueden optar por que sus costos de bolsillo se propaguen a lo largo del año. La opción se diseñó para proteger a las personas del impacto de recibir una factura tan grande de medicamentos que las disuada de surtir sus recetas. 

Límite en los aumentos de primas 

Según la nueva ley, a partir del 2024 y hasta el 2029 las primas de la Parte D no pueden aumentar más del 6% al año. En el 2022, la prima nacional promedio de la Parte D es de $33.37 al mes. La cantidad de estas primas varía mucho, según el lugar donde vives y el plan que elijas.

Disminución en los cargos de insulina

A partir del 2023, los copagos por un suministro de 30 días de cualquier tipo de insulina cubierta por un plan de medicamentos recetados de Medicare tendrán un límite de $35. Los planes de la Parte D deberán cumplir con el límite de copagos del $35 incluso si un beneficiario no ha cumplido con su deducible anual. 

El precio podría ser más bajo si se negocia la insulina con los fabricantes de medicamentos. Dado que, aunque el copago máximo mensual será de $35 entre el 2023 y el 2025, a partir del 2026 (en primer año en que los precios negociados entrarían en vigor), los copagos de insulina serán de $35 o del 25% del precio negociado del medicamento (lo que sea menor). 

Muchas vacunas son gratuitas 

A partir del 1.º de enero del 2023, los beneficiarios de Medicare no tendrán ningún costo de bolsillo para las vacunas que el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomienda para los adultos.  

La Parte B de Medicare, que se aplica a las visitas al médico, las pruebas de diagnóstico y otros servicios ambulatorios, ya cubre por completo algunas vacunas, incluidas las vacunas contra la gripe, las vacunas contra la neumonía, las inoculaciones contra la hepatitis B y las vacunas contra el coronavirus (dosis iniciales y refuerzos). 

Pero otras vacunas, especialmente la costosa vacuna contra la culebrilla, están cubiertas por los planes de la Parte D para medicamentos recetados, y muchos de esos planes actualmente requieren que los beneficiarios compartan el costo de esas vacunas. La nueva ley elimina esos costos compartidos. 

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso de EE.UU. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para periódicos en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral para Newsday.