Skip to content
 

Una nueva ley hace que más personas puedan recibir asistencia de la Parte D

Aumento del límite de ingresos para el programa Ayuda Adicional de Medicare.

Alcancía transparente con monedas

Getty Images

In English

Cientos de miles de adultos mayores de bajos ingresos podrán recibir ayuda financiera para poder costear mejor sus medicamentos recetados, según una disposición incluida en la Ley de Reducción de la Inflación del 2022.

La nueva ley amplía quién puede recibir el beneficio del subsidio de bajos ingresos (LIS) de la Parte D de Medicare, también conocido como el programa Ayuda Adicional de la Parte D. A partir del 2024, los beneficiarios de Medicare con ingresos anuales de hasta el 150% del límite federal de pobreza ($20,385 para una persona en el 2022), que también cumplen con el límite de recursos del programa, pueden reunir los requisitos para recibir beneficios completos bajo el programa Ayuda Adicional. Actualmente, el límite de ingresos para los beneficios completos es el 135% de las pautas federales de pobreza, que es de $18,347 para una persona en el 2022.

El programa Ayuda Adicional (Extra Help) cubre las primas y los deducibles anuales de la Parte D y algunos copagos y costos de coseguros. Las personas son responsables de copagos razonables por sus medicamentos hasta que sus costos llegan a la fase catastrófica de la Parte D ($7,050 en el 2022). Después de eso, no pagan nada por sus medicamentos. A partir del 2024, cualquier beneficiario de Medicare que ingrese a la fase catastrófica no tendrá que pagar nada más por sus medicamentos. A partir del 2025 habrá un límite anual de $2,000 en gastos de bolsillo para todos los que reciban sus medicamentos a través de un plan de la Parte D o Medicare Advantage.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Con el programa Ayuda Adicional actual, las personas cuyos ingresos caen entre el 135 y el 150% de la pauta federal de pobreza pueden tener derecho a recibir un subsidio parcial de bajos ingresos, pero esa disposición del programa se eliminará una vez que comience el límite de ingresos más alto para el beneficio completo.

“Los beneficiarios que se inscriben en el programa LIS de forma parcial a total probablemente verían una reducción significativa en sus gastos anuales de bolsillo”, dice Leigh Purvis, directora de costos y acceso de atención médica de AARP. Se calcula que 400,000 beneficiarios de Medicare recibieron asistencia parcial del programa Ayuda Adicional en el 2020, según la Kaiser Family Foundation, una organización sin afiliación política. La fundación calcula que, bajo la nueva ley, los gastos anuales de bolsillo de estas personas podrían reducirse en casi $300. “Esta disposición favorecerá a los beneficiarios de Medicare negros e hispanos en particular, quienes son más propensos que los beneficiarios blancos a tener ingresos entre el 135 y el 150% de la pobreza”, dice un informe de la KFF.

La Administración del Seguro Social (SSA) administra el programa de subsidio de bajos ingresos (o Ayuda Adicional). Además de un límite anual de ingresos, el programa incluye una verificación de recursos. Según la SSA, una persona debe tener recursos de menos de $15,510 y los recursos de una pareja casada no pueden ser más de $30,950 para poder recibir ayuda adicional en el 2022. La SSA tiene un folleto en línea que explica cómo funciona el programa Ayuda Adicional y qué activos se incluyen en el límite de recursos. Por ejemplo, las cuentas bancarias de un solicitante, los ahorros para la jubilación (IRA, fondos mutuos, etc.) y los bienes inmuebles que no sean el hogar en el que viven se incluyen en la evaluación de activos. Pero el automóvil de alguien, las pólizas de seguro y las pertenencias personales no se incluyen.

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante décadas para periódicos en grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera sobre temas de salud y entorno laboral de Newsday.