Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

AARP insta al Tribunal de Apelaciones a revocar el fallo de discriminación por edad por 'causa única'

Los escritos legales argumentan que se trata de un prejuicio, incluso si la edad no es el único motivo del despido.

Un mazo de madera marrón con una balanza en el fondo

Getty Images

In English | Un fallo del Tribunal de Apelaciones en una demanda de discriminación por edad que entabló una cajera de un banco de Ohio podría afectar las protecciones legales para los trabajadores mayores, según dos escritos amicus que se presentaron en apoyo del recurso de la cajera para revocar esa decisión.

AARP, AARP Foundation (en inglés) y la Asociación Nacional de Abogados Laborales (NELA) presentaron un escrito en el que instaron al Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el Sexto Circuito a revertir un fallo del panel en la demanda Pelcha v. MW Bancorp Inc. El segundo escrito, también en apoyo de la demandante, Melanie Pelcha, fue presentado por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC). La EEOC es el organismo a cargo de la resolución de las denuncias relacionadas con la ley Age Discrimination in Employment Act (ADEA, Ley contra la discriminación por edad en el empleo), la cual protege a las personas de 40 años o más contra los prejuicios en el lugar de trabajo.

“Imponer a los trabajadores mayores la responsabilidad de demostrar que la discriminación por edad es la única causa de una decisión laboral desfavorable dificultaría enormemente, en muchos casos, poder demostrar un prejuicio ilegal por motivo de edad”.

- William Alvarado Rivera, vicepresidente sénior de Litigios en AARP Foundation

Pelcha comenzó a trabajar en el Watch Hill Bank de Ohio en agosto del 2005. En julio del 2016, fue despedida por no presentar correctamente una solicitud para ausentarse del trabajo durante unas horas, a pesar de que había recibido permiso verbal de su supervisor para tomar ese tiempo libre. Una nueva norma que el banco estableció a principios de ese año disponía que los empleados debían presentar las solicitudes de licencia por escrito a mediados del mes anterior al mes en que se ausentarían. Pelcha, que en ese momento tenía 47 años, fue reemplazada por una mujer diez años más joven.

La demanda de discriminación por edad que entabló Pelcha se basa en parte en comentarios del presidente y director ejecutivo del banco, quien participó en su despido. Según la demanda, el presidente dijo una vez que quería “contratar cajeros más jóvenes”. Además, al hablar de otra empleada que tenía más de 80 años, dijo que tenía una “vida útil limitada” y que había llegado a su “fecha de caducidad”.

Normativa jurídica de 'causa única' en el centro de la disputa

En enero, un panel de jueces del Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito confirmó un fallo de un tribunal de distrito a favor del banco y advirtió que Pelcha no había logrado probar que su edad fuera la única causa de su despido. Pelcha acaba de presentar una apelación ante el Tribunal del Sexto Circuito en pleno para revocar esa decisión del panel. Tanto el escrito amicus de AARP como el de la EEOC argumentan que en este caso no debería aplicarse un criterio de “causa única”, según precedentes legales existentes, inclusive algunos de la Corte Suprema de EE.UU. Si la “causa única” se convirtiera en el nuevo criterio en los casos de discriminación por edad, sería extremadamente difícil para los adultos mayores del país prevalecer en causas judiciales de discriminación por edad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“Hay demasiados trabajadores mayores que han sido víctimas de la discriminación por edad y a quienes se les ha negado un trato justo en nuestro sistema judicial. Imponer a los trabajadores mayores la responsabilidad de demostrar que la discriminación por edad es la única causa de una decisión laboral desfavorable en muchos casos dificultaría enormemente poder demostrar un prejuicio ilegal por motivo de edad”, advirtió William Alvarado Rivera, vicepresidente sénior de Litigios en AARP Foundation. "La edad no debería influir en las decisiones laborales. Si este error legal no se corrige, tememos que pueda repetirse en otros tribunales de todo el país y así anular décadas de progreso logrado contra la discriminación por edad en el lugar de trabajo”.

El escrito de la EEOC afirma que el tribunal debería usar un criterio de “causa determinante” para decidir si el motivo del despido de Pelcha fue la discriminación ilegal por edad. El criterio de “causa determinante” significa que la edad solo tendría que ser uno de los factores determinantes en el despido de Pelcha, y no el único.

“La conclusión de que la ley ADEA dispone que se demuestre la causalidad de una ‘causa determinante’ y no una causalidad única está plenamente fundamentada en muchas otras decisiones de la Corte Suprema, de este tribunal y de otros tribunales de apelaciones”, señala el escrito de la EEOC.

Kenneth Terrell es periodista y colaborador de AARP en las áreas de trabajo, empleo, discriminación por edad, carreras laborales y legislación del Congreso Nacional. Anteriormente trabajó para Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportaba sobre política y asuntos gubernamentales, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.