Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Demanda para restablecer pensiones de trabajadores de la salud Skip to content
 

Un juicio dirige la atención a las pensiones de trabajadores de la industria de la salud

Se alega la mala administración financiera en el recorte de beneficios a empleados de un hospital de Nueva York.

Doctor sostiene la mano de un paciente

Getty Images

In English | Para destacar una amenaza a la jubilación de hasta un millón de trabajadores de la industria de la salud, AARP Foundation y otras organizaciones sin fines de lucro presentaron una demanda judicial el 9 de septiembre para restablecer las pensiones de 150 exempleados de un hospital del norte del estado de Nueva York.

La demanda alega mala administración financiera del plan destinado a cubrir a los trabajadores en el que fuera St. Clare's Hospital en Schenectady, un hospital católico que en el 2008 se fusionó con un hospital mucho más grande. AARP Foundation inició la demanda en los tribunales del estado de Nueva York, conjuntamente con Legal Services of Northeastern New York, Brooklyn Legal Services y un profesor de Albany Law School.

Luego de indicar durante años que el plan de pensiones estaba en buen estado financiero, la corporación que lo supervisaba anunció el año pasado que los jubilados que ya estaban cobrando sus pensiones verían una reducción en los beneficios de alrededor de un tercio, y los exempleados que aún no habían comenzado a cobrar las pensiones no recibirían ningún pago. Se estima que el plan cubre a alrededor de 1,100 trabajadores.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Gina Martinelli-Painter, científica de laboratorio clínico y una de las demandantes, dice que durante años el plan le informó que sus beneficios de pensión, que comenzarían a los 62 años, serian de $800 al mes. “Estoy en el grupo que no recibirá nada”, dice Martinelli-Painter, de 59 años. “A estas alturas, nunca voy a poder compensar eso".

"De haber sabido que no iba a recibir nada”, dice, “podría haber hecho muchas cosas diferentes. Podría haber encontrado otro lugar con mejores beneficios".

La situación que enfrentan los demandantes ilustra una deficiencia en la Ley de Seguridad de los Ingresos de Jubilación de los Empleados (ERISA; Employer Retirement Income Security Act). Esta red de seguridad cubre a la mayoría de los planes jubilatorios de la industria privada en Estados Unidos. Entre otros requisitos de la ley ERISA, los patrocinantes de planes de jubilación deben pagar primas de seguro a la Pension Benefits Guaranty Corporation, una entidad gubernamental que puede reemplazar la totalidad o parte de la pensión de los empleados si el plan no puede hacerlo.

Sin embargo, bajo lo que se conoce como una exención para los planes patrocinados por iglesias, ERISA también permite que las instituciones religiosas opten por no cumplir con varias de las obligaciones que esa ley impone con respecto a seguros y divulgaciones financieras, entre otras. Esta exención también está disponible para escuelas y hospitales administrados por iglesias, y St. Clare's Hospital —administrado en ese entonces por la Diócesis de Albany de la Iglesia católica— recibió una exención de ERISA en 1992.

Debido en parte a la gran cantidad de hospitales establecidos por la Iglesia católica en todo el país, alrededor de un millón de trabajadores actuales y jubilados de la industria de la salud no cuentan con la protección de ERISA, estimó Dara Smith, abogada sénior de AARP Foundation. Si bien eso no significa que todos esos trabajadores están en riesgo de perder sus pensiones, los planes de varios otros hospitales católicos han enfrentado dificultades financieras. Este año, por ejemplo, 135 personas que en algún momento trabajaron para Saint James Hospital en Newark, Nueva Jersey, entablaron un juicio en el que reclaman que se les negaron erróneamente al menos $2.7 millones en beneficios de pensión.

Smith explicó que la demanda se presentó ante los tribunales del estado de Nueva York porque St. Clare's no está cubierto por ERISA.

Incluso sin ERISA, dijo Smith, las leyes estatales de contratos y fideicomisos se aplican a St. Clare's Corporation (que administra la pensión), a la Diócesis de Albany y a otros demandados en el caso. “Hay muchas obligaciones que todavía deben cumplir”, dice.

Si el caso prospera, dice Smith, le gustaría que se usara como precedente en otros lugares. “Me gustaría poder probar en el ámbito nacional que esto puede hacerse, que recibir una exención para planes patrocinados por iglesias no equivale a un punto final", dijo. "Si la iglesia es el motivo por el cual ERISA no es aplicable, entonces la iglesia debería cumplir su promesa a los beneficiarios de esas pensiones".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO