Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Planes económicos para visitar Nueva York Skip to content
 

8 actividades económicas en Nueva York

Ideas para planear unas vacaciones divertidas y baratas en la Gran Manzana.

Entrada al MOMA, Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Westmacott/Alamy Stock Photo

In English | La ciudad de Nueva York es el mayor parque de atracciones arquitectónico, cultural y culinario del mundo, y la entrada es gratuita. Puedes llenar tus días con actividades baratas o sin costo alguno, algunas de ellas obvias, como caminar por la famosa línea ferroviaria elevada convertida en el parque urbano conocido como High Line, admirar las fantásticas vistas de Manhattan y la Estatua de la Libertad desde el ferry de Staten Island y, por supuesto, pasear por Central Park. Pero aquí hay otros adicionales que quizás no encontrarías por tu cuenta.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. Dúo de museos. Muchos museos de la ciudad de Nueva York tienen horarios en los que el ingreso es gratuito o con una donación voluntaria. Pero aquí hay una gran manera de combinar dos: haz fila desde temprano para las horas populares de ingreso gratuito al Museum of Modern Art (en inglés) los viernes de 4 a 8 p.m., —una gran oferta, ya que el precio normal de las entradas varía de $18 a $25, aunque los niños de 16 años o menores entran siempre gratis— y pasa un par de horas admirando los cauadros de Pollock, Picasso, Polke, Miró, Matisse y Mitchell del MoMA. Luego, un poco antes de las 6 p.m., toma el tren F o M ($2.75) hasta la 14th Street y dirígete al Rubin Museum of Art (en inglés), que ofrece entrada gratuita los viernes de 6 a 10 p.m. El Rubin está dedicado al arte del Himalaya, la India y el Tíbet, por lo que es probable que no reconozcas a los artistas. Pero es una oportunidad fascinante para explorar esas culturas, y el salón K2 en la planta baja ofrece cerveza y vino a dos por uno para los visitantes de todas las edades que deseen celebrar, todos los viernes de 6 a 7 p.m. (El Rubin, que normalmente cuesta $19 para la mayoría de los adultos y $14 para los mayores de 65 años, también es gratis para los adultos mayores el primer lunes del mes).

2. Rema en kayak por el Hudson. No viniste a Nueva York para remar en kayak, pero ¿qué es un viaje si no hay sorpresas agradables? Dirígete al Downtown Boathouse (en inglés) en el Pier 26 en TriBeCa y explora remar en el río Hudson. Está abierto durante las horas del día en días festivos y fines de semana (y algunas noches en los días laborables) en los meses más cálidos. Los kayaks (y el agua) son aptos para principiantes, vienen con orientación y no te costarán más que una firma de una renuncia voluntaria. Sorprendentemente, remar en kayak gratis realmente se ha puesto de moda. También hay media docena de otros lugares que lo ofrecen, aunque los horarios son más limitados. ¿Qué te parece remar desde el Brooklyn Bridge Park y pasar por debajo del cruce de río más famoso de la ciudad? (Llega caminando por el Brooklyn Bridge desde Manhattan, otro regalo clásico gratuito de la ciudad de Nueva York). 

3. Comida a buen precio, parte 1. ¿Qué podría ser más neoyorquino (o más asequible) que los bagels y la pizza? Pero es fácil cometer el error del turista al elegir tu destino. En primer lugar, la trampa de la porción de pizza: Las pizzerías de 99 centavos por porción están por todas partes en Nueva York, pero lo que venden no es en realidad una pizza neoyorquina. La mayoría de las pizzas congeladas saben mejor, incluso cuando todavía están congeladas. Si estás en Manhattan y una porción cuesta menos de $2.50, algo anda mal. Mis favoritas, y la de muchos otros, son las porciones de $2.75 de Joe's Pizza en Carmine Street en Greenwich Village y Sal & Carmine Pizza en Upper West Side en segundo lugar. Luego están los bagels engañosos: Nunca compres un bagel en un lugar que no los prepare en sus propias instalaciones. Y aquí hay una regla que funciona el 99% del tiempo: Solo compra bagels en tiendas que tengan la palabra "bagel" en el nombre. Mis dos favoritos: Murray's Bagels (dos sedes en el West Side) y Pick a Bagel (tres sedes). Si fuera yo, pediría uno de calabaza con queso crema, tomate y cebolla.

Restaurantes y otros negocios en el vecindario de Jackson Heights en Queens en Nueva York.

Richard Levine/Getty Images

Jackson Heights en Queens, N.Y.

4. Comida a buen precio, parte 2. Los restaurantes en Manhattan son caros, no se puede negar. Pero a 20 minutos desde el centro de la ciudad se encuentra el antídoto: una amplia y deliciosa variedad de restaurantes de propiedad de inmigrantes en Jackson Heights, Queens. Bájate del metro en la estación Roosevelt Avenue-Jackson Heights y camina por 73rd Street y vuelve a bajar por la 74th para opciones de comida india, paquistaní y bangladesí; hasta Roosevelt y por la 37th Avenue para mexicana, colombiana y brasileña; y por todos lados para tailandesa, nepalí y tibetana. Puedes comer fácilmente por menos de $10, y es difícil gastar más de $15. Entre las mejores opciones: Lali Guras para comida nepalí, Ayada para tailandesa, Pio Pio para peruana, el mostrador en la parte trasera de la bodega en la 80th y Roosevelt para tacos de pescado, y Aroma Brasil para ensaladas y carnes que se pagan por peso.

5. Grabaciones de programas de televisión. Docenas de programas de televisión se graban en la ciudad de Nueva York: The Tonight Show Starring Jimmy Fallon, The Late Show Late With Stephen Colbert, The Daily Show With Trevor Noah, el Today show, Good Morning America, The View, Wendy Williams, Live! With Kelly and Ryan ... lo que quieras. Y son todos gratuitos. A pesar de que la experiencia nunca es del todo lo que esperarías (es un poco complicado conseguir boletos, hay que esperar demasiado y puede resultar en que tu vista quede bloqueada por una cámara), creo que vale la pena. Además, muchos programas se aseguran de que sus audiencias se diviertan con el entretenimiento previo a la presentación, después de todo, no pueden permitir que estés malhumorado cuando sea el momento de la grabación. Visita el sitio oficial de turismo de la ciudad para obtener una excelente guía (en inglés) para conseguir entradas.

6. Asiste a conferencias. Hay una cantidad asombrosa de seminarios, conferencias y charlas sobre los temas más variados que se ofrecen en universidades, librerías, bibliotecas y museos de toda la ciudad. Muchos son gratuitos y están abiertos al público, lo que permite a los visitantes echar un vistazo a algunas de las subculturas de la ciudad de Nueva York. Thoughtgallery.org (en inglés) tiene los listados: filtra por eventos gratuitos y las fechas en que estarás en la ciudad. En un lunes reciente, hubo eventos que cubrieron de todo, desde la historia de la ley de inmigración, el legado de la resistencia civil contra los nazis y el artista radical Roy DeCarava, hasta los métodos de actuación afroamericanos y una charla del actor panameño y superestrella de la salsa Rubén Blades, y el columnista de New York Time Dan Barry.

7. Pinball a precio de ganga. ¿Cuánto habrías pagado en 1975 por dos horas de juegos electrónicos y pinball ilimitados de 25 centavos? ¿Qué te parece la cifra de $14.91 ($3.30 en dinero de 1975)? Eso es lo que cuestan los juegos retro ilimitados en Modern Pinball, una tienda ubicada en Third Avenue que se autodenomina un "museo interactivo" y que puede ser el lugar más intergeneracional de la ciudad. Pero tendrás acceso ilimitado a máquinas de pinball que datan de la década de 1970 y a todos los juegos electrónicos clásicos de "Pong" y "Breakout". Es perfecto para mostrarles a los nietos cómo se juega.  No te pierdas "Gorgar", la máquina de pinball de finales de los 70 que fue la primera en hablar (aunque diría más bien, carraspear). Bien vale lo que pagarás: el propietario de Modern Pinball, Steve Zahler, sorprende a los grupos (incluidos muchos grupos de adultos mayores) para asegurarse de que siempre haya algunos juegos gratuitos.

Guía turístico de Big Apple Greeter con dos personas que revisan un mapa.

Sherry Ott

 

8. Recorridos gratuitos. Lo gratuito no siempre lo es, pero no necesitas que sea yo quien te lo diga. Muchos "recorridos gratuitos por la ciudad" en todo el mundo en estos días te costarán una propina considerable para los guías o te harán sentirte culpable si no la das. Pero con Big Apple Greeter (en inglés), no se permiten propinas, y no hay trampa. El servicio lo ofrecen neoyorquinos apasionados por Nueva York que están ansiosos de compartirla con los visitantes de forma gratuita. Bueno, hay un pequeño detalle: necesitas hacer la solicitud con un mes de anticipación. Tú dices las fechas en las que estarás disponible (sugieren que sea tu primer o segundo día completo en la ciudad) y los vecindarios que te interesa ver. Es una gran oportunidad para salir de midtown y downtown, o una gran oportunidad para ver estos sectores de una manera diferente, a través de los ojos de un neoyorquino.

 


También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.