Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Los voluntarios de AARP piden al Congreso que redoble los esfuerzos para salvar el Seguro Social

Los líderes republicanos y demócratas del Congreso esbozan ideas de reforma a medida que los defensores del Seguro Social instan a tomar medidas sobre la inminente escasez de fondos fiduciarios.


spinner image (De izquierda a derecha) Bill Cassidy, John Larson y Jo Ann Jenkins.
(De izquierda a derecha) senador Bill Cassidy, congresista John Larson y directora ejecutiva de AARP Jo Ann Jenkins.
CORTESÍA DE LA OFICINA DEL SENADOR BILL CASSIDY/ CORTESÍA DE LA OFICINA DEL CONGRESISTA JOHN LARSON / TIMOTHY GREENFIELD-SANDERS

“El Seguro Social es mi sostén”, dice Tia Murphy. 

“No es un regalo. Nos lo hemos ganado”, dice Alfred Mason. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

“Usamos gran parte de ese dinero para sostener nuestro hogar”, dice Ronald Hartman.

Los mensajes de video de estos tres beneficiarios del Seguro Social y voluntarios de AARP dieron comienzo el 21 de septiembre a una discusión bipartidista patrocinada por AARP sobre el futuro del programa. Estos residentes de Connecticut, Luisiana y Washington, D.C., dejaron en claro cómo una reducción del 20% o más en sus pagos mensuales afectaría su vida diaria. Eso es lo que podría ocurrir en aproximadamente una década a menos que el Congreso actúe para estabilizar las finanzas del programa.

Según el último estimado de los administradores del Seguro Social, los fondos fiduciarios que pagan los beneficios de jubilación, para sobrevivientes y por discapacidad agotarán sus reservas de efectivo para el 2034. En ausencia de una acción federal para entonces, los pagos mensuales disminuirían al 77% de los beneficios programados. 

“Sin duda, no queremos que eso suceda”, dijo Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP, en sus palabras de apertura. “Es fundamental que el Congreso y el presidente trabajen juntos para proteger los beneficios de quienes dependen de ese ingreso vital”.

El evento de AARP en la sede central de la organización en Washington se transmitió en vivo en todo el país. La sesión contó con líderes del Congreso de ambos partidos que tienen ideas y planes para reforzar el Seguro Social: el senador Bill Cassidy (republicano por Luisiana) y el representante John Larson (demócrata por Connecticut). 

Lo que está en juego, como Jenkins explicó, es sumamente importante. Más de 66 millones de personas en Estados Unidos reciben pagos del Seguro Social, señaló, y el 40% de los hogares de 65 años o más dependen del programa como su principal fuente de ingresos.

“El fracaso no es una opción”, dijo Jenkins. “Las personas en Estados Unidos trabajan duro para ganar su Seguro Social, y es justo que obtengan el dinero que se merecen”. “Cualquier solución para lograrlo, agregó, “debe contar con el apoyo de los funcionarios electos de ambos partidos”.  

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La “gran idea” de Cassidy

Cassidy está liderando un grupo bipartidista de senadores que trabajan en un plan centrado en lo que él llama la “gran idea”: un nuevo fondo de inversión, separado de los fondos fiduciarios del Seguro Social, que eventualmente podría proporcionar la mayor parte de los pagos de beneficios. Dijo que un fondo de este tipo obtendría rendimientos mucho mayores que los valores del Tesoro en los que se invierten los ingresos del impuesto sobre la nómina del Seguro Social ahora.

See more Salud y bienestar offers >

“La tasa de interés que estamos recibiendo en todos esos bonos del Tesoro podría ser del 1, 2 y 4%, pero la inflación es del 6 al 7%”, dijo sobre el sistema actual. “Estamos perdiendo valor sobre el dinero en efectivo y los bonos que están en el fondo fiduciario del Seguro Social”.

Según el plan de Cassidy, que todavía no se ha presentado en un proyecto de ley, el Gobierno destinaría $1.5 billones a un fondo de inversión y lo dejaría crecer durante 70 años. En ese momento, dijo, suponiendo que los rendimientos estén en línea con el desempeño histórico del mercado, el fondo podría cubrir el 70% del déficit financiero a largo plazo del Seguro Social, lo que dejaría una brecha mucho más pequeña para cubrir por otros medios.

“Lo único que estamos haciendo es lo que hacen todos los demás 401(k), todos los demás fondos nacionales de pensiones”, dijo Cassidy, citando a Canadá y a los países europeos que invierten en el mercado como parte de sus sistemas de jubilación. Su plan, dice, podría evitar cualquier déficit del Seguro Social en el futuro.  

“No hacer nada es avalar un recorte del 24% para las personas que actualmente reciben y las que recibirán el Seguro Social en el futuro”, dijo.

Larson: aumenten los beneficios, aumenten los impuestos

Larson, quien ha representado a un distrito del área de Hartford desde 1999, es el demócrata de más alto rango en el subcomité del Seguro Social del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. En julio, presentó el proyecto de ley del Seguro Social 2100, que aumentaría temporalmente los beneficios y aumentaría permanentemente los impuestos sobre la nómina del Seguro Social para los trabajadores de alto nivel.

“Seamos brutalmente honestos. Solo hay dos maneras de lograrlo”, dijo Larson, hablando sobre acabar con la brecha de financiamiento proyectada del Seguro Social. “O bien recortarás los beneficios o aumentarás los ingresos. No necesitas estudiar eso. Hay otras cosas creativas que podrías hacer, pero todo se reduce a eso”. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La ley actual limita la cantidad de salarios sujetos al impuesto de nómina del 12.4% que financia en gran medida el Seguro Social (y, para la mayoría de los trabajadores, se divide entre el empleado y el empleador). En el 2023, el máximo es de $160,200. Según el proyecto de ley de Larson, las ganancias por encima de $400,000 también pagarían el impuesto a ese porcentaje, al igual que los ingresos netos de inversión para los contribuyentes que ganen más de $400,000.

Entre otras disposiciones, la legislación de Larson también modificaría la fórmula de los beneficios del Seguro Social para aumentar los pagos mensuales en un 2% de forma generalizada; aumentaría aún más los beneficios para los trabajadores con salarios bajos de toda la vida, los cónyuges sobrevivientes de familias con dos ingresos y a los jubilados de más edad. También modificaría el cálculo del ajuste por costo de vida (COLA) de forma que se produjeran mayores aumentos anuales de los ajustes por inflación. 

Estos cambios para mejorar los beneficios o ampliar la elegibilidad entrarían en vigor entre el 2025 y el 2034. Si se adopta en su totalidad, el Seguro Social 2100 retrasaría el agotamiento de los fondos fiduciarios por 32 años, hasta el 2066, según un análisis del actuario jefe del Seguro Social.

Larson dijo que 5 millones de beneficiarios del Seguro Social “que reciben cheques por debajo del nivel de pobreza” verían ese cambio bajo una tabla de beneficios mínimos en su proyecto de ley. Los aumentos de impuestos afectarían “seis décimos del 1% de las personas en Estados Unidos”, dijo. “Seis décimos del 1%; eso es lo que pedimos para pagar por esto”.

Opiniones de los voluntarios

Larson, quien ha visto que las anteriores versiones de su proyecto de ley se estancaban en el comité, pidió a sus colegas que trataran la amenaza a los beneficios con lo que el reverendo Martin Luther King Jr. llamó la “intensa urgencia de este momento”. El problema, dijo, “es el Congreso y un Congreso que no vota”. 

Larson hizo eco de los comentarios de tres líderes voluntarios de AARP que asistieron en persona al evento. Hablaron sobre el papel que desempeña el Seguro Social en sus vidas e instaron al Congreso a corregir el déficit de fondos fiduciarios antes de poner en peligro el sustento de los jubilados.

“La jubilación es un plan. Tienes que planificarlo”, dijo Tony Vola, miembro del Consejo Ejecutivo de AARP Iowa. “Si tienes suerte, soy militar jubilado, tengo una pensión y el Seguro Social. El recorte en el Seguro Social es un trastorno para mí. 

“Sin embargo, durante mi vida, también he dirigido una empresa de cuidados en el hogar donde el 70% de las personas recibían Medicaid, donde el Seguro Social era su único ingreso. Si les recortas un 20%, eso no es un trastorno para ellos; es una crisis”, dijo. “Estamos hablando del sustento de la vida. Así que, lo veo de esta manera: Hemos hecho nuestra parte. Es hora de que el Congreso haga la suya”.

Conversación con representantes del Congreso

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.