Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Si naciste en 1960, tus beneficios jubilatorios o por discapacidad del Seguro Social podrían sufrir un golpe

Por qué la pandemia amenaza con reducir los pagos futuros para las personas que tienen 60 años.

Mano sostiene una foto antigua de un niño que celebra su cumpleaños al lado de otras fotos en blanco y negro, y una tarjeta del Seguro Social.

E+ / GETTY IMAGES

In English | Alrededor de 4 millones de personas nacidas en 1960 podrían ver una gran caída en sus beneficios jubilatorios o por discapacidad del Seguro Social si el Congreso no actúa para corregir el error de cálculo de los beneficios. Como aparentemente todo lo demás en el 2020, la pandemia es en gran medida la culpable.

El problema radica en cómo se calculan tus beneficios del Seguro Social. La cantidad de tu beneficio está ligada al promedio de tus 35 años mayores de ingresos. Sin embargo, antes de ese cálculo, el Seguro Social ajusta tus ganancias en base a los cambios salariales históricos, usando un índice llamado índice de salario promedio (AWI). El ajuste ayuda a corregir los cambios en el crecimiento salarial a lo largo de tu vida laboral: por ejemplo, un salario de $20,000 en 1975 tiene un poder adquisitivo de casi $50,000 en la actualidad.

La Administración del Seguro Social (SSA) ajusta los ingresos de por vida de un individuo dos años antes de que sea apto para beneficios por primera vez. Para poder recibir beneficios jubilatorios, la edad más temprana es a los 62 años. Entonces, para los boomers que cumplen 60 años este año, el AWI del 2020 —que no se calculará hasta el final del próximo año— es extremadamente importante para ajustar los salarios de por vida.

El problema: como consecuencia de la crisis económica provocada por el coronavirus, el AWI podría caer alrededor de un 9% en el 2020 en comparación con lo proyectado por la SSA en el 2019, según las estimaciones de la SSA. El AWI solo ha caído una vez, durante la Gran Recesión del 2009, y luego, solo un 1.5%. Un AWI en el 2020 basado en salarios promedio dramáticamente más bajos resultaría en beneficios iniciales de jubilación o por discapacidad del Seguro Social más bajos para aquellos que tienen derecho a beneficios en el 2022, así como para sus cónyuges o dependientes. Y como tus beneficios en el futuro dependen de la cantidad de tu beneficio inicial, un AWI más bajo afectaría los beneficios de por vida de los nacidos en 1960.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El impacto de la pandemia

Según la mayoría de las medidas, los salarios promedio han aumentado en el 2020, pero eso se debe a que los más afectados por la pandemia tienden a estar en los sectores de salarios bajos, dice David Deull, economista principal de IHS Markit. El sector del entretenimiento y la hostelería, el sector de servicios profesionales y empresariales, y los servicios sociales y de salud representaron el 55% de los empleos perdidos desde febrero, dice Deull. A pesar del resurgimiento de la economía, el empleo para aquellos cuyo salario es de $27,000 o menos todavía refleja una baja de un 19%, dice Deull.

El AWI, a diferencia de otros índices salariales, considera el monto total de los salarios pagados por el año y lo divide por el número de personas con ingresos declarados en el formulario W-2 del impuesto federal sobre la renta. El AWI se calcula anualmente. En enero del 2020, la economía estaba en auge, y el desempleo, del 3.6%, era excepcionalmente bajo. Eso significa muchos formularios W-2 para el cálculo del AWI. Pero para abril del 2020, la tasa de desempleo se había disparado al 14.7%. Aunque la tasa de desempleo bajó al 6.9% en octubre, una segunda ola del coronavirus podría aumentar el número de personas sin trabajo en noviembre y diciembre, dice Deull. En cualquier caso, es probable que el AWI para el 2020 sea menor que en el 2019 debido a todos los salarios perdidos a lo largo del año como resultado de los despidos y los cierres de empresas.

Stephen Goss, principal actuario del Seguro Social, testificó ante el Congreso en julio que el AWI podría ser un 5.9% más bajo en el 2020 que en el 2019. Las estimaciones anteriores habían predicho un aumento del 3.5% en el AWI. El resultado para los jubilados nacidos en 1960: los beneficios del Seguro Social serían un 9.1% más bajos de lo esperado, de por vida. Una persona con un salario promedio que cumpliría 62 años en el 2022 recibiría un beneficio de jubilación mensual inicial de $119 menos que una persona que cumpliría 62 años en el 2021, dijo Goss. En un período de vida de 18 años, eso sería una reducción de aproximadamente $25,500 para los nacidos en 1960.

Una solución es posible

Cuando el AWI cayó ligeramente en el 2009, el Congreso no hizo nada. Pero las posibles consecuencias de la crisis del coronavirus podrían ser mucho más dramáticas que en el 2009. AARP insta al Congreso a trabajar de manera bipartidista para mantener a los trabajadores a salvo del impacto del AWI del 2020 e incluir una solución en la legislación de fin de año.

"La pandemia y la crisis económica probablemente causarán una caída sin precedentes en el índice de salario promedio nacional utilizado para calcular los beneficios del Seguro Social para el 2020, y el Congreso debe abordar este 'recorte de COVID' permanente que reducirá los beneficios del Seguro Social de por vida en decenas de miles de dólares para millones de trabajadores en el país", dice David Certner, director de Política Legislativa y Asuntos Gubernamentales de AARP.

La SSA estima que el costo total del arreglo de reducción de beneficios del AWI para el 2020 incluido en las propuestas legislativas actuales es de aproximadamente $20,000 millones en 10 años y, dependiendo del enfoque que se adopte para todos aquellos con salarios en el 2020, entre $49,000 millones y $90,000 millones en 75 años.

El Seguro Social sigue siendo la principal fuente de ingresos para más del 50% de los hogares de adultos mayores en el país que reciben beneficios. Alrededor del 25% de estos hogares, o unos 10 millones de personas de 65 años o más, dependen de ello para casi todos (el 90% o más) de sus ingresos.

El promedio de los beneficios actuales del Seguro Social es modesto, de solo $1,514 por mes para los jubilados y $1,259 para aquellos con discapacidades. Sin embargo, el Seguro Social mantiene a 15 millones de adultos mayores de la nación fuera de la pobreza y permite que millones más vivan independientemente y sin temor a exceder sus ingresos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.