Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

6 pasos para proteger tu dinero del deterioro cognitivo

Si tu memoria se desvanece necesitarás a alguien a tu lado, así que elige bien.

Persona llenando un poder para que un abogado maneje sus propiedades y asuntos financieros

PHOTODISC/GETTY IMAGES

In English | Muchos adultos mayores se aseguran de tener un poder notarial de salud duradero para que sus deseos sigan cumpliéndose cuando ya no puedan dar instrucciones a los proveedores de atención médica. Pero solo el 39% han firmado algún tipo de poder para proteger su dinero. Aunque todos hemos escuchado historias de terror sobre fraudes o gravísimos errores financieros provocados por el deterioro cognitivo, nunca pensamos que nos ocurrirá a nosotros. ¡Sorpresa!: tarde o temprano, y en algún grado, todos sufriremos deterioro cognitivo, así que más vale que empecemos a planear para lo inevitable.

Si quieres prepararte mejor, existe la Thinking Ahead Roadmap (en inglés), una hoja de ruta de seis pasos creada por el Stanford Center on Longevity y Minnesota University, y financiada en parte por AARP. Estos seis pasos te proporcionarán la tranquilidad, la confianza y la serenidad de sentirse preparado para el futuro.

Paso 1: elige a un defensor (una persona de confianza para que abogue por ti).

Tu defensor puede ser tu cónyuge, pero teniendo en cuenta que tu cónyuge tendrá más o menos la misma edad que tú, deberías designar también a una persona de reserva. Tu defensor debe poder encargarse de cosas como gestionar tus gastos diarios, supervisar tus inversiones, archivar tus registros financieros y protegerte de posibles estafas. Elige a alguien que sea digno de confianza, bien organizado y capaz con los asuntos de dinero. Steve Vernon, coautor de la Thinking Ahead Roadmap, me dijo que nunca está de más contar con más de un defensor. Si tienes dos hijos, por ejemplo, puedes hacer que uno se encargue de pagar las facturas y, el otro, de gestionar tus inversiones. Si no tienes hijos, piensa en un pariente más joven o en un buen amigo en quien sepas que puedes confiar.

Paso 2: organiza tu información financiera.

Empieza por crear un inventario financiero que incluya todos tus bienes y deudas. Haz una lista de todos tus ingresos, e incluye lo que percibes del Seguro Social y de cualquier pensión. Luego haz una lista de las facturas que pagas regularmente, como los servicios públicos, los pagos de préstamos y las suscripciones. Asimismo, es importante que hagas una lista con todas tus contraseñas y que la guardes en un lugar seguro. Luego intenta simplificar: ¿realmente necesitas todas esas cuentas? Hazle un favor a tu defensor y pon tus finanzas en orden

Paso 3: entabla una conversación con tu posible defensor.

Puedes empezar diciendo algo como: "Respeto mucho tu ética de trabajo y lo bien que te va con tus propias finanzas. Por eso quiero preguntarte si estarías dispuesto a ayudarme a gestionar mi dinero si un día me resulta demasiado difícil hacerlo por mí mismo".

Tranquiliza a tu defensor; dile que estás bien y que solo te estás preparando para la posible eventualidad de que alguien tenga que intervenir. A tu defensor puede llevarle algún tiempo procesar lo que puede significar para él asumir ese papel, o incluso decidir si quiere hacerlo. Por ello, si parece un poco sorprendido o se resiste, dile que lo puede pensar y retomar la conversación más adelante.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Paso 4: deja muy claras tus necesidades y expectativas económicas futuras.

Repasa con tu defensor el inventario financiero que creaste en el paso 2. Comunica a tu defensor lo que es importante para ti; como, por ejemplo, seguir contribuyendo a una organización benéfica en la que crees. Ponlo todo por escrito para que tu defensor pueda consultarlo en el futuro.

Paso 5: hazlo oficial.

Las instituciones financieras no darán a tu defensor acceso a tus bienes ni le permitirán gestionarlos sin la autoridad legal para hacerlo. Igual que con el poder notarial de salud duradero, tendrás que completar varios trámites para nombrar legalmente a tu defensor. Eso se conoce como "poder notarial para asuntos financieros". Encontrarás más detalles sobre cómo tramitarlo en la hoja de ruta Thinking Ahead Roadmap. Es importante tener en cuenta que este poder será válido tan solo hasta que fallezcas, momento en el que el administrador testamentario de tu patrimonio (albacea) tomará el relevo. Puede ser la misma persona o no; tú eliges.

Paso 6: traspasa gradualmente la gestión de tu dinero.

Los cinco primeros pasos de la hoja de ruta sentarán las bases para un posible escenario en el que necesites que tu defensor gestione tu dinero. Pero saber cuándo es el momento adecuado para que tu defensor entre en acción es una cuestión totalmente diferente. La hoja de ruta enumera algunos acontecimientos clave a los que prestar atención. Estos pueden ser evidentes, como que te diagnostiquen demencia, pero también pueden ser más sutiles, como si te olvidas de pagar las facturas a tiempo o de repente tienes problemas para gestionar tus asuntos por teléfono o desde la computadora.

Ceder el control de tus asuntos económicos es un paso difícil. Pide a tu defensor y a otras personas que estén atentos a algunas de las señales de advertencia de demencia. Incluso puedes escribir una carta a tu defensor (quédate una copia) en la que se especifiquen las circunstancias concretas que indicarán que ha llegado el momento de cederle la gestión económica.

En resumen

Envejecer no es para los débiles de espíritu. Prepararse para el declive de la propia salud física o mental puede ser una tarea deprimente. Pero seguir la hoja de ruta Thinking Ahead Roadmap te permitirá protegerte y proteger a tus familiares, y te proporcionará una sensación de paz que te permitirá disfrutar de la vida y preocuparte menos por el dinero. Incluso en el caso de que ya tengas un poder notarial para asuntos financieros, dedicar un tiempo a revisar esta hoja de ruta te dará muy buenas ideas para mantener tus finanzas en orden.
 

Allan Roth es un planificador financiero en actividad que ha enseñado finanzas y finanzas conductuales en tres universidades y ha escrito para publicaciones nacionales, entre ellas The Wall Street Journal. A pesar de sus muchas credenciales (planificador financiero certificado [CFP], contador público certificado [CPA], maestría en Administración de Empresas [MBA]), sigue estando convencido de que aún puede mantener la simplicidad a la hora de invertir.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.