Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Cuándo finalizan los programas de alivio por el coronavirus?

Muchos vencen pronto, pero el Congreso o el presidente podrían prolongar los beneficios.

Panorama desde la fuente reflectiva cerca al monumento de Washington y al Capitolio en Washington, DC. diciembre 6, 2020

Getty Images

In English | La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (CARES) otorgó varias protecciones a los consumidores cuya salud o sustento ha sufrido los efectos de la pandemia de COVID-19. Muchas de esas disposiciones vencerán pronto, al igual que otras medidas de asistencia, como la protección contra el desalojo de inquilinos que dispusieron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El vencimiento de los beneficios para los inquilinos, los propietarios de viviendas y las personas desempleadas podría tener un efecto enorme en su vida y en la economía en general. Según la Oficina del Censo de EE.UU., incluso con el alivio por la pandemia, en noviembre cerca de 83 millones de adultos tuvieron dificultad para cubrir gastos normales, como los alimentos, el alquiler o la hipoteca. Los niños y las minorías se han visto duramente afectados, según el Center on Budget and Policy Priorities (CBPP), una entidad sin fines de lucro compuesta por expertos. El vencimiento de las disposiciones de alivio por la pandemia empeoraría una situación que ya es difícil, según el CBPP.

El Congreso —o, en algunos casos, una orden presidencial— podría renovar o modificar estos beneficios relacionados con la pandemia. Por ejemplo, en este momento el Congreso está considerando varias propuestas de alivio adicional para quienes están desempleados. Sin embargo, aún no queda claro si los legisladores federales proporcionarán asistencia económica adicional y, de ser así, cuándo podría llegar.

Las siguientes son las medidas actuales de alivio por la COVID-19, con su fecha de vencimiento.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Retiros de cuentas de jubilación sin penalidades

Fecha de finalización: 30 de diciembre

Quienes ahorran y se han visto afectados por la pandemia de coronavirus, ya sea por costos médicos o salarios no percibidos, pueden retirar hasta $100,000 por persona de sus ahorros de jubilación con impuestos diferidos, como planes 401(k) y cuentas personales de jubilación (IRA) en el 2020. Las personas mayores de 59 años y medio ya pueden hacerlo, pero quienes no han alcanzado esa edad no deberán pagar la penalidad del 10% por retiro anticipado en el 2020.

Deberás pagar impuestos sobre la renta por retirar dinero de una cuenta de jubilación con impuestos diferidos, pero tendrás tres años para pagar los impuestos sobre la cantidad que retires. (No obstante, si devuelves la cantidad que retiraste en el curso de tres años, puedes evitar pagar impuestos sobre el retiro). Sin embargo, deberías consultar con el departamento de desempleo de tu estado para determinar si el retiro de tu plan de jubilación afectará tu derecho a recibir beneficios por desempleo.

Si debes realizar distribuciones mínimas de un plan 401(k) y cuentas IRA tradicionales en el 2020, este año no tienes la obligación de hacerlo. Si ya has retirado una distribución mínima obligatoria, puedes depositarla nuevamente en tu plan de jubilación.

Si deseas pedir un préstamo de un plan 401(k) y el plan de tu empresa lo permite, puedes tomar en préstamo hasta $100,000 o el 100% de los saldos de tus cuentas con derechos adquiridos, en comparación con los $50,000 o el 50% de los saldos con derechos adquiridos de antes de que se estableciera la asistencia por la pandemia para el 2020. Tendrás que devolver los préstamos según los términos establecidos por tu empleador, y si pierdes el trabajo antes de devolver el préstamo deberás pagar impuestos sobre el monto pendiente del préstamo.

Préstamos estudiantiles

Fecha de finalización: 31 de enero del 2021

En marzo, las tasas de interés de los préstamos estudiantiles que administra el Gobierno federal se fijaron en 0% y los prestatarios recibieron una prórroga para los pagos hasta el 31 de diciembre. (Prórroga significa que no hay penalidad por no pagar durante un período establecido, pero los prestatarios aún deben el monto total del préstamo). El 4 de diciembre, el Departamento de Educación postergó ese plazo hasta el 31 de enero del 2021.

La tasa del 0% se aplica a los préstamos estudiantiles federales que son propiedad del Departamento de Educación. Algunos préstamos estudiantiles son propiedad de prestatarios comerciales o de las propias instituciones educativas, y esos préstamos no están cubiertos por esta prórroga administrativa. En internet puedes encontrar una lista de administradores de préstamos estudiantiles que son propiedad del Departamento de Educación. El administrador es la empresa a quien le envías tu pago cada mes. Si no conoces el nombre del administrador o no sabes cómo ponerte en contacto con él, comunícate con el Departamento de Educación por medio de StudentAid.gov, o llama al 800-433-3243..

Beneficios por desempleo

Fecha de finalización: 31 de diciembre

La Ley CARES extendió los beneficios por desempleo a los contratistas privados y otras personas que normalmente no tendrían derecho a recibir el beneficio estatal por desempleo. El programa de asistencia Pandemic Unemployment Assistance (PUA), establecido como ayuda de desempleo por la pandemia, proporcionó hasta 39 semanas de beneficios a partir de las semanas de desempleo que comenzaron el 27 de enero del 2020 o después de esa fecha.

La Ley CARES también proporcionó otras 13 semanas de beneficios por desempleo a quienes están cubiertos por la asistencia estatal por desempleo; el programa se conoce como Pandemic Emergency Unemployment Compensation (PEUC) y establece compensación de emergencia por desempleo debido a la pandemia. Después de esas 13 semanas, los trabajadores podían solicitar los beneficios del programa PUA.

Ambos programas finalizarán la semana del 26 de diciembre, aunque es posible que uno de varios proyectos de ley que se están evaluando en el Congreso pueda prolongar los beneficios por desempleo. Sin embargo, hasta la fecha de este artículo, el Congreso no ha decretado la prolongación.

Moratoria federal de desalojos

Fecha de finalización: 31 de diciembre

Los CDC dispusieron una moratoria de desalojos de las propiedades de alquiler hasta el 31 de diciembre. La orden cubre a quienes no pueden pagar el alquiler debido a problemas relacionados con el coronavirus. Los inquilinos aún pueden ser desalojados por otras contravenciones del contrato de alquiler, como daños a la propiedad. Y el monto acumulado de alquiler que adeuda un inquilino se deberá pagar en su totalidad una vez que se levante la moratoria de desalojo.

Debido a un litigio en curso, los CDC no hicieron comentarios sobre la posible extensión de la orden, lo que deja abierta la posibilidad de que millones de inquilinos sean desalojados en enero y febrero, cuando se anticipa que la pandemia todavía seguirá causando estragos. Hubo estados y ciudades que promulgaron moratorias de desalojo locales a principios del 2020, pero algunas de ellas ya han caducado. No está claro si los Gobiernos locales volverán a intervenir.

Moratoria de ejecución hipotecaria

Fecha de finalización: 31 de diciembre

La Ley CARES prohíbe que los prestamistas o los administradores de préstamos ejecuten hipotecas respaldadas por el Gobierno federal hasta después del 31 de diciembre. Esto incluye la mayoría de las hipotecas, incluso los préstamos hipotecarios de FHA, VA, USDA, Fannie Mae y Freddie Mac. Puedes consultar en línea para averiguar si uno de estos gigantes hipotecarios es dueño de tu hipoteca (enlaces en inglés):

Estos prestamistas deben conceder una prórroga para los préstamos, lo que significa que si bien continuarás adeudando las cuotas atrasadas, no tendrás que devolverlas en un solo pago. Habla con tu prestamista o el administrador de tu hipoteca para establecer un plan de pago para las cuotas atrasadas.

Todavía tienes tiempo para solicitar una prórroga de 180 días por la hipoteca, y los prestamistas no tienen que exigir comprobantes de dificultades económicas. Sin embargo, a menos que el Congreso tome alguna medida, el plazo para solicitar una prórroga finalizará el 31 de diciembre.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.