Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los CDC suspenden desalojos hasta fines del 2020 para combatir propagación de COVID-19

Los inquilinos a quienes cubre la moratoria deben pagar la totalidad de la deuda en enero del 2021.

Un letrero en una puerta que dice en inglés Final Notice of Eviction, aviso final de desalojo.

iStock / Getty Images

In English | Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron una moratoria nacional de desalojos de cuatro meses para evitar la expulsión de las familias que enfrentan dificultades económicas debido a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, tal como está redactada, la orden solo ofrece un alivio temporal. En enero, los inquilinos que se beneficien de la moratoria tendrán que pagar el total de la deuda acumulada en los últimos meses del 2020 más los cargos o penalidades por mora que contemple su contrato de alquiler.

Esta entidad de gobierno, que normalmente no parecería intervenir en asuntos de vivienda, indica en la moratoria, “los desalojos amenazan con aumentar la propagación de COVID-19 porque obligan a los inquilinos a mudarse, con frecuencia a nuevos lugares reducidos que comparten con amigos o familiares o a lugares de convivencia grupal, como refugios para personas sin hogar”. La agencia, que es una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., indicó que la Ley de Servicios de Salud Pública (en inglés) le otorga autoridad para ampliar la orden.

Si bien los defensores de inquilinos y de propietarios valoran la iniciativa federal para aliviar las dificultades económicas que actualmente enfrentan millones de familias para pagar su vivienda, ambos grupos sostienen que la moratoria solo retrasa el problema.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


“Si bien una moratoria de desalojos es un paso esencial, es una medida a medias que posterga un abismo económico en el que caerán los inquilinos cuando caduque la moratoria y deban pagar el alquiler atrasado”, indica Diane Yentel, presidenta y directora ejecutiva de la National Low Income Housing Coalition (NLIHC), que representa a los inquilinos. “Esta medida retrasa los desalojos, pero no los evita”.

“Con suerte, durante este período los inquilinos trabajarán con quien les proporciona la vivienda para abordar este tema con seriedad e intentar encontrar una posible solución”, señala Paula Cino, vicepresidenta del National Multifamily Housing Council (NMHC), un grupo que representa a los propietarios. Advierte que los inquilinos deberían conversar sobre posibles planes de pago u otras opciones, “porque si simplemente postergan todo esto hasta enero, se convertirá en una deuda realmente incalculable al finalizar la vigencia de la moratoria”.

¿A quién cubre la moratoria?

Una vez que la orden cobre vigencia el 4 de septiembre, tres grupos de inquilinos podrán recibir esta protección, según sus ingresos:

  • inquilinos que percibirán $99,000 o menos este año ($198,000 para parejas que presentan una declaración conjunta);
  • inquilinos que recibieron cheques de estímulo de la Ley CARES al principio de este año;
  • inquilinos que no tuvieron que presentar una declaración ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS) en el 2019 debido a que percibieron bajos ingresos.

La moratoria no cubre a los inquilinos a quienes se desaloja debido al vencimiento de su contrato de alquiler. Tampoco cubre a quienes se desaloja porque han amenazado la seguridad y la salud de otros residentes, han causado daños considerables en la propiedad, han participado en actividades delictivas en la propiedad o han violado códigos de seguridad del edificio u otras obligaciones contractuales.

En este momento no puedo pagar el alquiler. ¿Cómo puedo utilizar la moratoria?

Para utilizar la moratoria de los CDC y evitar un desalojo, los inquilinos deben firmar una declaración en la que indiquen sus dificultades económicas y entregársela al propietario. (El formulario de declaración estará disponible en el sitio web de los CDC una vez que se publique en el Registro Federal y se incluye en este documento a partir de la página 33, en inglés) La declaración se considerará un testimonio bajo juramento en el que el inquilino debe indicar:

  • que ha intentado obtener ayuda del Gobierno para pagar el alquiler o la vivienda;
  • que cumple con los requisitos de ingresos que se indican arriba para recibir cobertura;
  • que no puede pagar el alquiler debido a la pérdida de ingresos a consecuencia de perder un empleo o contraer gastos médicos;
  • que ha intentado efectuar pagos parciales del alquiler que adeuda actualmente;
  • que en caso de desalojo se quedará sin hogar o se verá obligado a residir en viviendas compartidas en lugares reducidos;
  • que comprende que la suma de alquiler acumulada que adeuda será pagadera el 1.° de enero del 2021, además de todo cargo o penalidad que contemple el contrato de alquiler.

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


De acuerdo con la orden de los CDC, las organizaciones de alquiler que contravengan la moratoria podrían enfrentar multas de hasta $500,000. Los propietarios que desalojen a inquilinos de manera inapropiada podrían enfrentar hasta $250,000 en multas, hasta un año de encarcelamiento, o ambas cosas.

Cino, de NMHC, señala que la aplicación de la moratoria puede recaer en los tribunales que normalmente se ocupan de los desalojos, donde los jueces considerarían esta nueva orden federal además de toda orden de desalojo que pueda tener vigencia a nivel local o estatal en su jurisdicción.

“Cuando una jurisdicción estatal o local tiene una orden de desalojo más restrictiva que ofrece mayor protección, esos requisitos se sumarán a esta (orden de los CDC)”, explica Cino. “Gran parte de este proceso sucederá en el ámbito judicial”. Según informes del Washington Post, 17 estados y el Distrito de Columbia tenían protecciones contra desalojos a principios de esta semana.

Tanto el NMHC como la NLIHC les solicitan a los legisladores que redacten leyes que ofrezcan apoyo económico a los inquilinos, en vez de simplemente suspender los desalojos de forma provisoria.

“Nuestra opinión es que las moratorias prolongadas no son viables y realmente no resuelven en absoluto las dificultades económicas subyacentes de un inquilino”, indica Cino. “Lo que tenemos aquí es una moratoria que no brinda ayuda con el alquiler y que crea una situación de la cual es muy difícil recuperarse”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO