Skip to content
 

¿Te podrían quitar tu pensión?

A medida que los planes se dan cuenta que les han pagado de más a los beneficiarios, es más común que hagan reclamaciones.

Retrato de Ed Cochran

Marco García

La pensión mensual de Ed Cochran se redujo de unos $1,300 a $800.

In English | Al leer la carta del plan de pensiones de su sindicato, las manos curtidas de Ed Cochran se pusieron a temblar. "Hemos cometido un error muy grave", comenzaba. La carta, fechada junio del 2013, afirmaba que le habían pagado de más por casi dos décadas, unos $97,000, incluido el interés. Exigía que devolviera $66,000 dentro de un plazo de tres semanas, o recibiría unos pagos mensuales futuros mucho más bajos hasta que se recuperara esa suma.

"De veras pensé que sufriría un ataque cardíaco. Sentí que mi corazón saltaba de mi pecho", dice Cochran, de 65 años. El monto de su pensión bajó de más de $1,300 al mes a $800.

"Pensé, ¿cómo puede ser posible? Sucedió por 18 años", dice el jubilado, que se ganaba la vida instalando conductos en edificios rascacielos en Chicago. "Después de haberme congelado trabajando en temperaturas bajo cero, fue un golpe durísimo".

La odisea de Cochran ocurrió en medio de cambios radicales que están perturbando la industria de las pensiones en Estados Unidos. Entre ellos: las ciudades en bancarrota como Detroit están reduciendo las pensiones de los jubilados, las compañías están vendiendo sus obligaciones en forma de anualidades, los empleadores están congelando o infradotando sus planes, y las empresas están cambiando a sus empleados a planes 401(k). Solo un 16% de los trabajadores en el sector privado (unas 17 millones de personas) tienen pensiones tradicionales, una reducción en comparación con el 35% a principios de los años 1990.

Para las personas jubiladas que todavía tienen una pensión, lo que también está desapareciendo es la promesa de tener ingresos garantizados de por vida. La aprobación de una ley en diciembre, anulando 40 años de legislación laboral, les permite a ciertos planes de múltiples empleadores aquejados de problemas rebajar los beneficios prometidos a aquellos empleados menores de los 80 años de edad.

Este cambio histórico, junto con el aumento aparente en la recuperación de sobrepagos por parte de los planes de pensiones, ha cogido desprevenidos a los jubilados que construyeron sus vidas basándose en la red de seguridad de los ingresos garantizados.

"Lamentablemente, menos personas se están jubilando con pensiones garantizadas, y hasta las que las tienen corren un mayor riesgo de perder sus beneficios", dice David Certner, director de política legislativa de AARP. "Las garantías son cada vez menos seguras".

Pensión reducida a $5 al mes

En el caso de Cochran, el fondo de pensiones del sindicato Sheet Metal Workers Union Local 73 de Illinois erróneamente le pagó de más a él y a 588 otras personas la suma gigantesca de $5.2 millones entre los años 1974 y 2004. En el 2013, casi una década tras descubrir los errores durante una auditoría, el plan envió cartas a los jubilados informándoles sobre el error de cálculo y solicitando la devolución del sobrepago —junto con un 7.25% de interés—.

Perry Kinard, de 76 años, estaba enfermo de angustia cuando recibió la notificación del sobrepago de su pensión. El trabajador de tránsito jubilado de la Ciudad de Nueva York todavía conserva las cicatrices en el pecho, y una bala en su cabeza, de matones con los que se tropezó en el trabajo. En 1978 un hombre lo apuñaló en el pulmón mientras limpiaba las escaleras en una estación de metro. En 1990, en una plataforma del metro, otro hombre le disparó en la cabeza. Se jubiló a los 54 años con una pensión por discapacidad.

Retrato de Perry Kinard

Ted B. Williams

El cheque mensual de la pensión de Perry Kinard se redujo de $1,414 a $5.

En la actualidad Kinard lucha por adaptarse a su pensión de $5 mensuales —reducida de $1,414 después que el New York City Employee Retirement System (NYCERS, Sistema de Jubilación de Empleados de la Ciudad de Nueva York) declaró que le había pagado unos $163,423 de más en el espacio de 22 años—. Según NYCERS, su pensión por discapacidad debería haberse compensado por los pagos del seguro de compensación por accidentes laborales. El plan retuvo todo menos $5 al mes para recuperar los pagos que había hecho en exceso.

Los expertos en pensiones dicen que un creciente grupo de personas jubiladas podrían encontrarse en situaciones parecidas —traumatizadas al descubrir que han recibido pagos de más por años y que ahora, bajo la ley, deben devolver el dinero—. Frecuentemente a los jubilados se les exige devolver el sobrepago en un pago único; de lo contrario deben esperar reducciones considerables en sus ingresos jubilatorios hasta que el sobrepago se haya recuperado.

"Esto está sucediendo por todo el país, en el sector privado tanto como el público", dice Gary Stone, abogado principal de personal en el Mid-Atlantic Pension Counseling Project (Proyecto Mid-Atlantic de asesoría de pensiones) en Brooklyn, que ayuda a los jubilados que se encuentran en estas situaciones. Estos proyectos de asesoría regionales están financiados en parte por la U.S. Administration on Aging (Administración Estadounidense sobre el Envejecimiento).

"Frecuentemente lo que desencadena esas situaciones es una auditoría realizada para asegurar que todo se está haciendo debidamente", dice Stone. "El fondo de pensiones considera que lo estaba haciendo todo correctamente, y las personas, que estaban recibiendo la pensión correcta. Es muy traumático por lo rápido que sucede".

Jennifer Anders-Gable, abogada supervisora en el Western States Pension Assistance Project (Proyecto de Asistencia con las Pensiones de los Estados Occidentales), una unidad de Legal Services of Northern California en Sacramento, dice que en la actualidad la recuperación de los sobrepagos hechos por las pensiones es el problema más común entre los que se encarga su personal; más de la mitad de los 450 casos que cerraron en el 2014 trataron de este tema.

La ley federal no les impide a los casi 44,000 planes privados de pensiones en Estados Unidos recuperar sobrepagos por errores de cálculo, independientemente de cuánto tiempo los hayan estado pagando. En algunos casos, los planes han restado tanto de los pagos mensuales que han dejado a los jubilados con prácticamente nada. Las leyes locales varían acerca de la recuperación de sobrepagos erróneos hechos por las pensiones de planes estatales y locales.

Los planes de múltiples empleadores como el de Ed Cochran, que cubren a los empleados de varias compañías, funcionan bajo reglas un poco distintas. En algunas circunstancias, las reglas los limitan a retener hasta un 25% de la pensión si la persona no puede efectuar el pago único para devolver el dinero.

Por muy increíble que parezca, no hay mucho que puedan hacer los pensionistas. Bajo las reglas del IRS (Servicio de Impuestos Internos), los planes de pensiones deben recuperar esos pagos que hicieron en exceso para seguir gozando de la exención de impuestos. Además, los planes tienen una responsabilidad fiduciaria, la de preservar el valor de los fondos de las pensiones para todos los miembros, que podría significar tener que solicitar la devolución por parte de los jubilados de los sobrepagos para el beneficio de todos los participantes.

Los jubilados pueden apelar contra el plan, aunque la mayoría de los casos no logra tener éxito, según los datos del Pension Rights Center. Los jubilados también pueden solicitar que los eximan de la devolución y citar que tienen dificultades económicas. Sin embargo, las pautas federales les dan a los planes en busca de reembolsos amplia discreción sobre si conceder ese pedido —y muchos no lo hacen, dice Anders-Gable—.

"Es definitivamente lo normal no recibir la exención de devolución", dice ella. "Estas personas deben solicitar beneficios públicos porque han diseñado sus últimos años contando con los ingresos de la pensión, y estos forman gran parte, si no todo, de su presupuesto".

¿Cómo llegamos a esta situación?

Jeanne M. Medeiros, directora del Pension Action Center (Centro de Acción de Pensiones) en la University of Massachusetts en Boston, culpa a las vagas leyes laborales que les permiten a los planes pedirles reembolsos décadas más tarde a los jubilados por errores que ellos no causaron. También dice que muchos de los pensionistas que ella ha asesorado no están en posición de regresar al mercado laboral para compensar por los ingresos perdidos.

Un vocero del Departamento del Trabajo le dijo al Bulletin: "A los planes les es posible recuperar el dinero de los funcionarios negligentes del plan; no necesitan recuperarlo de los participantes del plan. Nuestra orientación les da la laxitud de decidir si lo harán o no, y por qué periodo de tiempo".

El IRS también no instruye a los planes sobre cómo cobrar. En lugar de solicitar la devolución por parte de los jubilados de los sobrepagos, los planes de pensiones podrían recaudar fondos del seguro de responsabilidad civil del empleador, que cubre las infracciones fiduciarias como los errores de cálculo de las pensiones, dice Paul M. Secunda, profesor de derecho y director del Labor and Employment Law Program (Programa de Leyes Laborales) en la Facultad de Derecho de Marquette University en Milwaukee. "Tendrían que pagar primas más altas", dice él. "Así que no es algo que muchos de los planes desean hacer".

Ellen Bruce, catedrática principal del Instituto de Gerontología en la University of Massachusetts en Boston, dice que los reguladores deben clarificar lo que se le puede exigir a un participante que no causó el sobrepago.

"No hay ninguna otra situación en la que las entidades puedan retroceder un sinfín de años. Hasta los casos en los tribunales tienen periodos de prescripción", dice ella.

Además de su pensión mensual de $5, Kinard, que ahora vive en Mauldin, Carolina del Sur, recibe beneficios del Seguro Social y el seguro de compensación por accidentes laborales. "Es como si hubiera trabajado toda la vida para nada", dice él. "Me lo quitaron todo".

Millones podrían recibir pensiones reducidas

El masivo proyecto de ley presupuestario aprobado por el Congreso en diciembre incluye una cláusula que les permite a ciertos planes de múltiples empleadores aquejados de problemas económicos rebajar los beneficios actuales de posiblemente cientos de miles de jubilados menores de 80 años.

Una carga cambiante

Esta cláusula agregada a última hora anuló 40 años de protecciones para jubilados que ya están recibiendo beneficios y podría cambiar el curso del sistema jubilatorio estadounidense, dicen los defensores de la jubilación. "El Congreso ha responsabilizado con la carga de rescatar a los planes infradotados de múltiples empleadores a los que menos pueden enfrentar el gasto: los jubilados y cónyuges sobrevivientes que dependen de sus pensiones para pagar por su comida, medicamentos y otras necesidades", dice Karen Friedman, vicepresidenta ejecutiva del Pension Rights Center en Washington D.C., que luchó contra la legislación junto con AARP y otros grupos.

Los planes de múltiples empleadores —existen unos 1,400 en Estados Unidos— son pensiones grupales a las que varias compañías que son parte de una sola industria o industrias relacionadas contribuyen, principalmente para cubrir a trabajadores sindicalizados. Pero el cada vez menor número de dichos trabajadores, los mercados en declive y otros problemas han puesto en peligro a unos 150 a 200 planes que cubren a aproximadamente 1.5 millones de personas.

Sin fondos

Según la Pension Benefit Guaranty Corporation  (PBGC, Corporación de Garantía de Beneficios de Pensión), que asegura a las pensiones privadas hasta ciertos límites cuando los planes de los empleadores quiebran, esos planes pudieran quedarse sin fondos dentro de 20 años. Los jubilados no recibirán reducciones inmediatas en sus pensiones porque el proceso para modificar los beneficios es complejo.

Se puede votar sobre las reducciones

Por ejemplo, se les exige a los planes con por lo menos 10,000 trabajadores y jubilados permitirles a todos los participantes votar sobre las reducciones antes de implementarlas. Aunque una mayoría se oponga, el secretario del Tesoro puede ignorar el voto y ratificar las decisiones de los fideicomisarios de reducir los pagos, para evitar la insolvencia. Bajo la cláusula, los jubilados de 75 a 79 años de edad probablemente reciban reducciones menores que los jubilados de 74 años o menores. Los pensionistas cubiertos por los planes de un solo empleador no están afectados.

También te podría interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO