Skip to content
 

Adoptar lo aprendido

Pruebe trasladarse caminando, manejando una bicicleta o usando el transporte público.

In English | Ahora que conoce las opciones que existen para trasladarse sin auto, ¿qué lo detiene? Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Trasladarse sin usar auto es una elección que hacen millones de personas diariamente, tengan o no licencia de conducir.
  • Cuando viaje en autobús, baje una o dos paradas antes y camine el resto del trayecto. O bien, vaya en bicicleta hasta la parada del autobús y cárguela en el portabicicletas del bus para completar su viaje.
  • Alterne sus viajes en auto con otras alternativas de transporte. En los hogares que tienen dos autos, el uso de otros medios de transporte puede permitirle al usuario quedarse con un auto y vender el otro, o vender ambos y alquilar uno cuando lo necesite. También puede probar los servicios de autos compartidos que le permite utilizar un auto por períodos cortos y cuando más lo necesite.
  • Para manejar con mayor confianza, visite el programa Seguridad para Conductores de AARP. Este programa con cursos, en línea o presenciales, le ayudará a darse cuenta de los cambios en su aptitud para conducir a medida que envejece, e incluso le puede servir para solicitar descuento en su póliza de seguros.
  • Si conduce, es importante acondicionar el auto a sus necesidades. El programa CarFit, creado con la ayuda de AARP, ofrece una lista de verificación con 12 pasos que le ayudan a ver si su auto se adecua bien a usted en lo que respecta a la posición correcta del asiento, el campo visual y más.
  • Lo más importante de todo es que tenga un plan alternativo en caso de que no pueda conducir —por un período transitorio o prolongado— y de que no cuente con familiares o vecinos que le ayuden a transportarse. Pruebe nuevas forma de desplazarse, antes de que se vea en la necesidad. ¡Tal vez descubra que le gusta más el transporte público que conducir!

 

AARP es parte de la National Complete Streets Coalition (Coalición para las calles terminadas), un movimiento que busca asegurar que los caminos y las veredas sean útiles para todos los usuarios: peatones, ciclistas y pasajeros de todas las edades y capacidades, así como para los conductores. Se han adoptado políticas de calles terminadas en más de 100 municipios en todo el país, en muchos casos, con la ayuda de voluntarios de AARP. Considere hacerse parte de una iniciativa de calles terminadas en su estado o área.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto