Skip to content
 

La flor del pensamiento positivo

¿Puede la lavanda cambiarle la vida?

Iris Lee Underwood había escuchado mucho que la lavanda era un potente bálsamo para las aflicciones del corazón. Y, una tarde de sol hace seis años, mientras acariciaba la aterciopelada flor que crecía en su jardín, sintió esos legendarios poderes de una manera inesperada.

Su hija Becky, de 25 años, había muerto hacía siete años debido al abuso de drogas. Y, de repente, "la nube de profunda pena que gravitaba sobre mí se disipó —recuerda—. Había estudiado cómo los aceites se absorben en la piel, el torrente sanguíneo y llegan al cerebro para indicarte que 'todo va a estar bien' —señala la novelista en ciernes, quien ha estado investigando sobre las plantas medicinales para el libro que está escribiendo—.  Era verdad: sentí un gran bienestar".

Ese momento la inspiró a plantar lavanda en la colina alrededor de su casa en Lakeville, Michigan. Hoy, a los 60 años, Underwood cultiva una hectárea en lo que ha bautizado como Yule Love It Lavender Farm. Cada año, recibe a más de 2.000 visitantes, algunos de los cuales recogen ellos mismos las plantas durante la temporada de cosecha en julio, se sientan a tomar té de lavanda o simplemente comparten sus historias de pérdidas y de cómo superaron el dolor mientras caminan por los fragantes campos.

"Me encanta la agricultura y veo en mi granja una ofrenda de paz para mí misma, mi familia y la comunidad —expresa Underwood—. La gente quiere disfrutar la fragancia de la lavanda, su belleza y de la camaradería. Les da paz".

Hace una pausa y se ríe. "Y, a mí, me causa dolor de espaldas".

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto