Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Las casas rodantes se popularizan para viajar dentro de Estados Unidos

Lo que debes saber de los vehículos para acampar.

Pareja con remolque de viaje acampa cerca de Mammoth Lakes, California

SCOTT SADY/TAHOELIGHT.COM / ALAMY STOCK PHOTO

Una pareja se resguarda del frío junto a una hoguera frente a su remolque, cerca de Mammoth Lakes, California.

In English | Si armar una simple carpa en el bosque no es como prefieres divertirte y una casa rodante de lujo de 35 pies no se ajusta a tu presupuesto, es probable que exista un término medio cómodo y económico de casas rodantes a tu alcance.

Ahora que las personas comenzaron a redescubrir la vida al aire libre, aumentaron las ventas de casas remolque y vehículos para acampar que se pueden remolcar con un sedán grande, un SUV o una camioneta. Muchas personas de más de 50 años que pasaron casi toda la primavera en casa tratando de evitar el coronavirus comenzaron a sentir el encierro a medida que fue aumentando la temperatura.

“Las ventas realmente se dispararon en mayo”, indica Mike Pearo, propietario de Hilltop Camper & RV, con tres centros de venta en Minnesota. “Parecería que algunos clientes mayores están cancelando sus vacaciones en Europa para comprar vehículos recreativos”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los meses de marzo y abril fueron difíciles, pero en junio las ventas de Pearo aumentaron más del 30%. Y agrega que en julio también parecen estar aumentando.

“En este momento, lo más difícil para los consumidores es encontrar el vehículo que desean en los lotes de los concesionarios”, señala Mike Regan, presidente de Crestview RV Center en Austin, Texas. Si bien por lo común Regan tiene suficientes vehículos para cubrir las ventas de tres meses, ahora tiene inventario para cubrir alrededor de dos semanas.

'No tenemos que alojarnos en moteles'

10 consejos para elegir una casa rodante

1. Haz una investigación en internet antes de ir a un concesionario y lee las reseñas.

2. Alquila un vehículo exactamente igual al que deseas comprar para probarlo durante una semana.

3. Habla con propietarios actuales del modelo que te gusta antes de hacer tu compra.

4. Piensa en una casa rodante, tal vez un poco más grande de lo que desees en vez de que sea demasiado pequeña.

5. Obtén una explicación completa de cómo funciona todo.

6. Asegúrate de que el automóvil o la camioneta que tengas pueda remolcar la caravana cuando esté cargada.

7. Pídele al vendedor que haga un recorrido de práctica contigo antes de comprometerte a comprar.

8. Acepta que la cama no será tan cómoda como la que tienes en tu casa.

9. Verifica que el sistema de aire acondicionado que compres tenga suficiente potencia para los calurosos días de verano.

10. Averigua sobre la garantía; la mayoría son de un año.

A principios de junio, Richard Fliehs y su esposa, Tammy, decidieron que habían pasado suficiente tiempo en su casa en Jarrell, Texas. Antes de la pandemia, solían viajar a menudo y visitar frecuentemente a su familia en Dakota del Sur.

“Para mi esposa, en particular, la seguridad es un factor importante”, señala Richard Fliehs, de 58 años. Por menos de $16,000, pudieron comprar una caravana en la que pueden dormir seis personas, incluso sus cuatro hijos adultos que aún viven con ellos. “De esta manera no tenemos que alojarnos en moteles, usar baños públicos ni comer en restaurantes".

Ahora pueden viajar a Dakota del Sur para visitar a la familia. Tendrán que conducir al menos dos días para llegar, pero no tendrán que amontonarse en la casa de sus familiares para dormir. Lo mismo sucederá incluso cuando la vida vuelva a la normalidad después de la pandemia.

“Ahora no tenemos que molestar a nadie”, indica.

Entre los entusiastas que compran su primera caravana pequeña se encuentran clientes como la familia Fliehs. La edad promedio de los compradores de vehículos recreativos es de aproximadamente 45 años, según la RV Industry Association, que tiene oficinas en Elkhart, Indiana y Reston, Virginia, cerca de Washington, D.C.

“Les encanta la actividad al aire libre, pero quieren controlar su entorno”, dice James Ashurst, vicepresidente ejecutivo de la RV Industry Association. Además, “los campamentos para vehículos recreativos permiten cumplir con el distanciamiento social aunque las personas estén afuera”.

Aliner, un importante fabricante de vehículos recreativos con sede en Mount Pleasant, Pensilvania, cerca de Pittsburgh, por lo general tiene un retraso de cuatro a seis semanas en los pedidos. Sin embargo, en este momento la empresa tiene pedidos tomados hasta enero, indica Allan Reeping, director de ventas.

“Las personas quieren viajar en su propia unidad de aislamiento”, explica.

Campamento en Mojave National Preserve

JOHN ELK III / ALAMY STOCK PHOTO

Una caravana extensible montada en un campamento en la reserva Mojave National Preserve cerca de Barstow, California, antes de que las restricciones de coronavirus cerraran la zona.

No compres nada sin probarlo: empieza por alquilar

El modelo ideal para los compradores mayores de 50 años es un vehículo recreativo de remolque relativamente pequeño que cuesta menos de $20,000. Se pueden encontrar algunos usados por tan solo $5,000, según Mike Quincy, escritor especializado en automóviles de Consumer Reports.

Las caravanas remolcables tienen paredes rígidas y un interior de 6½ o 7 pies de alto, de modo que la altura total, incluidas las llantas, será muy inferior a los 12 pies necesarios para pasar por debajo de puentes y pasos elevados con facilidad. Sin embargo, no podrás pasar por debajo de la puerta de 7 pies de tu garaje.

Las caravanas extensibles, más livianas, pueden tener 5 pies de altura (incluidas las llantas) cuando están cerradas, pero se expanden a casi la misma altura que las caravanas rígidas cuando te detienes a pasar la noche. Las paredes extensibles son de un material flexible similar al de una carpa, y cuando se arma, la caja de lados rígidos se expande hacia afuera, a veces en las cuatro direcciones, Por lo tanto, disfrutarás más el ambiente exterior en una caravana extensible, lo que puede ser excelente cuando el clima es agradable, pero tal vez sea un poco húmedo si llueve.

Algunos modelos de casas de remolque y caravanas extensibles pueden estar equipados con un inodoro utilitario y una ducha.

Hay otro tipo de caravanas de remolque, llamadas de quinta rueda, que no podrás encontrar por menos de $20,000 si es nueva. El precio de una lujosa caravana de quinta rueda puede competir con el de un vehículo recreativo de estilo autobús. Estas caravanas se deben usar con una camioneta que tenga un enganche especial de cuello de cisne para sujetar el remolque a la caja de la camioneta.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Dado que las caravanas nuevas tienden a desvalorizarse con rapidez, es más sensato intentar alquilar o comprar una usada, señala Quincy. Aun así, ten en cuenta que este verano hay tanto interés en los vehículos recreativos que será difícil encontrar lugar en un campamento o en un parque estatal.

Pocos saben más sobre esta nueva tendencia de caravanas remolcables económicas que Ray Roman, un bloguero de Oklahoma cuyo sitio web GoTravelTrailers.com (en inglés) sigue la industria de cerca. Roman, que tiene 59 años y comenzó su blog antes de comprar, dice que ser dueño de una caravana les permite a él y a su familia disfrutar de una libertad que en este momento otros no tienen.

“Si no tuviéramos nuestro vehículo recreativo, estaríamos atrapados en casa”, explica.

Auto viajando por una carretera en Alaska

MIRA / ALAMY STOCK PHOTO

Los vehículos que llevan algún tipo de remolque tienen menos capacidad para arrancar y frenar con rapidez.

Cómo conducir con un remolque

La conducción de un automóvil, un SUV o una camioneta será diferente incluso con un pequeño remolque acoplado. Aquí hay algunos consejos para conducirlo de la mejor manera posible.

Carga tu equipaje hacia el frente y coloca lo más pesado por delante del eje de la caravana; ubícalo en el centro y átalo. Empaca solo lo indispensable.

• Acopla la caravana al vehículo correctamente, incluido el enganche, el cable para los frenos de la caravana y el cable para el sistema de frenado de emergencia que detiene la caravana en forma segura si se suelta del vehículo.

• Verifica la presión de las llantas del vehículo y de la caravana para inflarlas correctamente. Ten en cuenta también los índices de velocidad de las llantas de la caravana, que con frecuencia son de 60 a 65 mph, y conduce por debajo de esa velocidad máxima.

• Practica conducir marcha atrás, frenar y maniobrar en un espacio abierto, como un estacionamiento vacío, antes de salir a la carretera. Asegúrate de poder ver la parte trasera de la caravana en los dos espejos laterales.

• Vacía los depósitos de aguas residuales y de aguas grises con frecuencia durante el viaje a fin de reducir el peso y aumentar el rendimiento de la gasolina. Por el mismo motivo, espera a acampar para llenar el tanque de agua potable en vez de llenarlo en casa.

• Conduce más despacio de lo que conducirías con tu automóvil y acostúmbrate a hacerlo en el carril más lento. El peso adicional hará que necesites más tiempo para acelerar y para frenar. Dado que en la mayoría de los remolques el centro de gravedad se encuentra más alto que en los automóviles, se pueden volcar con más facilidad. Si frenas de golpe, el vehículo podría patinar o desplazarse en sentido transversal.

• Usa las señales direccionales y presta atención a otros vehículos que puedan interponerse delante del tuyo. Debes mantener una distancia suficiente entre tu vehículo y el que tienes adelante.

• Prepárate para hacer giros amplios para no chocar con nada en el interior de la curva y evita hacer giros de menos de 90 grados.

• Ten cuidado con la estabilidad de la caravana. Si te pasa por al lado un vehículo grande a mucha velocidad, como un camión con acoplado, tu caravana se puede balancear de lado a lado. Los vientos fuertes o las altas velocidades también pueden causar ese problema. No intentes girar el volante en sentido contrario; no se trata de un estacionamiento cubierto de hielo. En cambio, quita el pie del acelerador para reducir la velocidad por lo menos 10 mph. No acciones los frenos. Mantén el volante en posición recta. Tan pronto como sea posible, detente para reorganizar la carga en la caravana y coloca por lo menos el 60% del peso en la parte delantera.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.