Skip to content
 

El uso del sistema de reconocimiento facial por parte del Gobierno es objeto de debate

El IRS permitirá otros métodos para verificar la identidad después de los reclamos de los defensores de la privacidad.

Un hombre sostiene un teléfono que escanea su rostro

Getty Images

In English

El sistema de reconocimiento facial ha sido un tema polémico por mucho tiempo.

Los partidarios afirman que la tecnología es una herramienta eficaz para capturar a delincuentes y verificar nuestra identidad. Los críticos responden que constituye una invasión de la privacidad, que puede ser inexacta y presentar un sesgo racial, e incluso que puede resultar en arrestos injustificados. Dada la complejidad del tema, AARP no ha adoptado una postura en este momento.

Los consumidores pueden apreciar la facilidad para activar su teléfono inteligente con solo mostrar el rostro. Sin embargo, tal vez no les entusiasme la idea de subir una foto y utilizar su rostro para tener acceso a datos impositivos en internet. Pero eso era precisamente lo que estaba pidiendo el Servicio de Impuestos Internos al público, hasta que la agencia anunció un cambio en sus planes en febrero.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El IRS se aparta del reconocimiento facial

Como parte de un nuevo y polémico proceso de verificación de identidad que estaba programado para comenzar en verano, los contribuyentes que desearan iniciar sesión en IRS.gov hubieran tenido que proporcionar una foto de una licencia de conducir, una identificación estatal o un pasaporte para ser comparada con una selfi cargada al sitio web, tomada con un teléfono inteligente o una cámara web.

El IRS tenía planeado usar una empresa privada de verificación de identidad con sede en Virginia llamada ID.me, cuya tecnología de reconocimiento facial se utiliza en otras agencias federales y en 30 estados para verificar, en algunos casos, la identidad de las personas que presentan solicitudes de seguro de desempleo.

ID.me indica que su tecnología ayuda a combatir el fraude que cometen quienes usan identidades falsas, y que durante los últimos 18 meses ha evitado la pérdida de cientos de miles de millones de dólares en beneficios gubernamentales. Las cuentas de la empresa también se utilizan para verificar la identidad de los veteranos militares a fin de que puedan obtener descuentos en productos que varían desde gafas de sol Oakley hasta computadoras portátiles HP.

“A diferencia de un número de Seguro Social o de tarjeta de crédito, el rostro nunca se puede cambiar”.

— Jennifer Lynch, Electronic Frontier Foundation

Sin embargo, algunos  críticos como Caitlin Seeley George, directora de campaña del grupo de defensa digital Fight for the Future con sede en Boston, le pidieron al IRS que suspendiera el plan.

“Este es un ejemplo del modo en que el reconocimiento facial se ha ampliado enormemente hasta el punto de incidir en muchos aspectos de la vida de todas las personas”, señaló George antes del comunicado del IRS. “En este caso en particular, realmente se ha convertido en motivo de preocupación porque todos tenemos que declarar impuestos”.

A George le preocupaba que la base de datos de registros biométricos, imágenes de identificaciones gubernamentales y selfis “muy probablemente se compartirían con diferentes departamentos dentro del Gobierno” y también serían un gran objetivo para los piratas informáticos, advirtió. También le preocupó que el aviso de privacidad de ID.me fuera confuso y desconcertante”, ya que sugiere que se reserva el derecho de compartir datos con otros asociados en ciertas circunstancias.

D.me rechazó una solicitud de entrevista con AARP. En cambio, la empresa remitió a AARP a su blog, donde se hace una distinción entre el reconocimiento facial individual (1:1), que es similar a la forma en que se desbloquea un teléfono inteligente, y general (1:muchos), en el que se compara una foto de tu rostro con otros en una base de datos.

“Las selfis son fundamentales para verificar la identidad y prevenir el fraude”, escribió la empresa. “Utilizamos concordancias '1:1' para la verificación de identidad y '1:muchos' para la detección de fraude. No compartimos selfis con ninguna agencia gubernamental a menos que se detecte un fraude”.

ID.me agregó que “'1:muchos' pertenece al sistema interno de ID.me y no guarda vínculo con ninguna base de datos externa ni gubernamental. Se produce una vez durante la inscripción y existe para asegurarse de que un mismo infractor no se registre con varias identidades. La selfi se convierte en una representación matemática de un rostro y luego se compara con varias cuentas para ver si alguna persona se ha registrado con varias identidades diferentes que no le pertenecen”.

El fundador y director ejecutivo de ID.me, Blake Hall, escribió en una publicación de LinkedIn el pasado enero: “Evitamos divulgar los métodos que utilizamos para prevenir el robo de identidad y la delincuencia organizada con el fin de no comprometer su eficacia”.

Pero después de que el IRS retrocediera de sus planes de reconocimiento facial, Hall también dio marcha atrás el martes. Anunció que ID.me proporcionaría a sus clientes del Gobierno una opción alternativa de verificación que no requiere el reconocimiento facial.

Nuevo método de verificación

ID.me anunció la implementación de un proceso que consiste en que un equipo humano revisará la solicitud de un usuario cuando el proceso de verificación automatizada rechace la identificación del usuario o si no coincide su foto. Si la información pasa la revisión manual, los usuarios pueden continuar verificando su identidad a través del proceso automatizado. Si el equipo humano no puede verificar el documento o la foto (selfie), se dirige a los usuarios a un chat de video en vivo uno por uno para verificar con un agente humano.

“Por años, hemos combinado agentes humanos con tecnología automatizada para protegernos contra cualquier posible sesgo”, dijo Hall en un comunicado. “Ahora, el equipo humano nos permite verificar rápidamente a más usuarios, y así garantizar un acceso equitativo y optimizado a servicios gubernamentales de importancia”.

ID.me dice que los primeros resultados muestran que el trabajo del equipo humano ha reducido un 18% la cantidad de usuarios que necesita verificar su identidad a través del chat de video. 

 

También dijo que los usuarios de ID.me podrán eliminar sus selfis o sus fotos en account.ID.me a partir del 1.º de marzo.

Se puede vincular las bases de datos

Jennifer Lynch, directora de litigios en materia de vigilancia de la organización sin fines de lucro Electronic Frontier Foundation (EFF) que defiende las libertades civiles en el mundo digital, sostiene que se ha sentido igualmente preocupada por los planes del IRS como por el uso de reconocimiento facial en general.

“A diferencia de un número de Seguro Social o de tarjeta de crédito, el rostro nunca se puede cambiar”, señala. “Una vez que todos estemos en una base de datos de reconocimiento facial, será posible conectar esas bases de datos con las redes de cámaras que se encuentran en la comunidad e identificar a las personas mientras circulan por ella”.

Por ejemplo, considera la posibilidad de descubrir el nombre y otros detalles de una atractiva persona desconocida con la que te cruzas por la calle.

El IRS busca equilibrar la privacidad y la protección contra el fraude

Fight for the Future, Algorithmic Justice League, Electronic Privacy Information Center (EPIC) y otras organizaciones de derechos civiles lanzaron un sitio web que invita a la población a adoptar medidas contra el plan del IRS. Al anunciar los planes para desarrollar un proceso de verificación adicional en línea que no involucre el reconocimiento facial, el comisionado del IRS, Chuck Rettig, reconoció las preocupaciones que se expresaron.

“El IRS siempre busca formas de eliminar riesgos en el proceso de declaración de impuestos, pero queremos dejar claro que nadie se verá obligado a tomarse una selfi para presentar su declaración”, declaró el Departamento del Tesoro de EE.UU. en un comunicado. “Creemos en la importancia de proteger la privacidad de los contribuyentes y al mismo tiempo garantizar que sus cuentas no resulten accesibles para los delincuentes”.

“Creemos en la importancia de proteger la privacidad de los contribuyentes y al mismo tiempo garantizar que sus cuentas no sean accesibles para los delincuentes”.

— Declaración del Departamento del Tesoro de EE.UU.

La protesta pública sobre el uso de reconocimiento facial ciertamente precede a la situación del IRS. En el 2020, el papa Francisco planteó problemas éticos en torno a esta tecnología. Varios estados y ciudades en el país han prohibido o limitado su uso por parte de la policía. Los gigantes tecnológicos Amazon, Facebook, IBM y Microsoft han desistido del reconocimiento facial, al menos hasta cierto punto.

En el pasado mes de noviembre, Facebook anunció que eliminaría más de mil millones de plantillas individuales de reconocimiento facial, lo que significa que los usuarios de la red social que eligieron la opción de reconocimiento facial ya no serán reconocidos automáticamente en fotos y videos. Aun así, Facebook no está dispuesto a renunciar a la tecnología de forma indefinida.

“En cuanto al futuro, todavía consideramos que la tecnología de reconocimiento facial es una herramienta poderosa, por ejemplo, para las personas que necesitan verificar su identidad o para prevenir el fraude y la suplantación de identidad”, publicó en un blog Jérôme Pesenti, quien dirige las iniciativas de inteligencia artificial en Meta, la empresa matriz de Facebook. “Consideramos que el sistema de reconocimiento facial puede ayudar con productos como estos en cuanto a la privacidad, la transparencia y el control, para que tú decidas si se utiliza tu rostro y de qué modo. Continuaremos trabajando en estas tecnologías y recurriendo a expertos externos”.

Lucha contra las estafas de romance y búsqueda de personas desaparecidas

Una empresa que todavía está profundamente comprometida con el uso de la tecnología de reconocimiento facial es Clearview AI, cuyo software es utilizado por las autoridades del orden público. El cofundador y director ejecutivo Hoan Ton-That citó casos en los que el reconocimiento facial de Clearview ayudó a capturar a delincuentes que se aprovechan de los adultos mayores mediante estafas de romance. También mencionó un caso en el que la tecnología ayudó a las autoridades a identificar a una mujer desorientada con demencia que deambulaba por una tienda y no llevaba identificación.

“El proceso habría sido mucho más largo si hubieran usado huellas dactilares que podrían no haber funcionado, o si hubieran esperado a que se presentara una denuncia de personas desaparecidas”, le dijo Ton-That a AARP.

El software de Clearview busca en todo el internet para encontrar fotos de acceso público, de ahí que Ton-That lo describa como una especie de “Google para rostros” con una base de datos de más de 10,000 millones de imágenes. Las imágenes se pueden obtener de las redes sociales, los sitios web de las escuelas, los sitios de noticias, etc.

El “índice de aciertos” de Clearview es del 75%, lo que significa que las autoridades del orden público obtienen una concordancia exacta en un 75% de los casos, explica Ton-That. En cuanto al 25% restante, “la búsqueda no arroja ningún resultado. Preferimos no hallar nada que hallar un falso positivo”.

Prejuicios en el sistema de reconocimiento facial

Algunos estudios realizados hasta la fecha han identificado los sesgos implícitos en algunos algoritmos de reconocimiento facial que produjeron índices de error más elevados para mujeres de color, adultos mayores y niños, en algunos casos. Ton-That, que es mitad asiático y mitad australiano, indica que está al corriente del sesgo.

“Entrenamos [nuestro algoritmo] con muchos ejemplos de rostros de cada etnia obtenidos de internet de acceso libre”, explica. Los índices de exactitud de Clearview entre diversos segmentos demográficos están muy por encima del 99% de las pruebas que llevó a cabo el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) del Gobierno de Estados Unidos.

Ton-That dice que no se admiten las fotos en los tribunales y simplemente ofrecen una pista para las autoridades del orden público en “investigaciones posteriores al hecho” y no en tiempo real.

Clearview ha estado en la mira de los defensores de la privacidad desde hace algún tiempo. La empresa no vende una versión de su software al público..

Prohíben la venta 

En mayo, prohibirán a Clearview vender su base de datos reconocimiento facial a la mayoría de las empresas estadounidenses y "otras entidades privadas" después que se resolviera una demanda que presentó la Unión Estadounidense de Libertades Civiles en Illinois. Clearview también acordó poner fin a la práctica de ofrecer cuentas gratuitas a los agentes de policía, sin la aprobación de sus jefes.

“Clearview ya no puede tratar los identificadores biométricos únicos de las personas como una fuente de ganancias sin restricciones. Sería prudente que tomen nota otras empresas, y otros estados deberían seguir el ejemplo de Illinois al promulgar leyes estrictas de privacidad biométrica”, dijo en un comunicado Nathan Freed Wessler, subdirector del Proyecto de Tecnología, Privacidad y Discurso de la ACLU.

La base de datos de Clearview sigue disponible para las agencias gubernamentales.

“Establecimos algunos controles sobre esta tecnología para asegurarnos de que las fuerzas del orden la usen de manera adecuada y [los oficiales] no la usen como única fuente de arresto o investigación”, dijo Ton-That a AARP meses antes del acuerdo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los sistemas de identificación son difíciles de utilizar

Lynch, de EFF, plantea un problema que puede preocupar a algunos adultos mayores. Los sistemas están “creados por personas que tienen acceso a las últimas tecnologías de nuestros teléfonos celulares y computadoras y saben cómo utilizarlas”.

“Sin embargo, después son utilizados por personas que usan tecnologías más antiguas, que pueden tener discapacidades y que pueden tener dificultad para manejar las tecnologías modernas actuales”, señala. “Luego te encuentras con lo que estamos viendo en el IRS y algunas de las agencias estatales. Entras en un ciclo en el que en realidad no puedes verificar tu propia identidad”.

Hasta las personas que dominan la técnica encuentran dificultades. El experto en seguridad Brian Krebs creó deliberadamente una cuenta en ID.me.

“La verificación correcta de tu identidad con ID.me puede requerir mucho tiempo y bastante paciencia”, escribió en su blog KrebsOnSecurity. “Por ejemplo, interrumpir durante un poco más de cinco minutos uno de los muchos pasos del proceso de solicitud hizo necesario volver a iniciar sesión y luego cargar de nuevo los documentos que ya había subido”.

La tecnología se adelanta a la ley vigente

El uso del reconocimiento facial como una opción para verificar la identidad de una persona puede depender de las medidas de los legisladores.

“Efectivamente, es necesario que haya un debate público sobre la aprobación de una ley federal exhaustiva que contemple la privacidad de los datos biométricos antes de siquiera considerar proceder [con] usos especialmente masivos, como pretendía hacer el IRS en su actividad con ID.me”, dice Jeramie D. Scott, asesor principal de EPIC. “Si bien el sistema de reconocimiento facial tiene usos positivos, se trata de una tecnología de vigilancia muy invasiva y poderosa que es realmente fácil —y por ello muy tentadora— de utilizar, tanto por parte del Gobierno como de las empresas”.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 3 de febrero de 2022. Ha sido actualizado con información del cambio en los planes del IRS y la decisión de ID.me de ofrecer otro tipo de verificación. 

Edward C. Baig es un escritor que colabora con artículos sobre tecnología y otros temas del consumidor. Anteriormente trabajó para USA Today, BusinessWeek, U.S. News & World Report y Fortune; también es autor de Macs for Dummies y coautor de iPhone for Dummies y iPad for Dummies.