Skip to content
 

Cómo escuchar mejor la televisión

Las barras de sonido, los auriculares inalámbricos y los audífonos ayudan a los que tienen dificultades con el sonido.

Persona extiende su brazo hacia un televisor mientras sostiene un control remoto

Getty Images

In English

El gobierno calcula que 48 millones de personas en Estados Unidos viven con pérdida auditiva en al menos un oído; y cerca de una tercera parte de estos tiene entre 65 y 74 años, y casi la mitad son mayores de 75 años. Así que puedes estar seguro de que muchos adultos mayores pasan por difucultades para escuchar la televisión con claridad.

Ya seas tú la persona con pérdida auditiva o la persona sentada junto a un ser querido cuando ves la televisión, sabes que subir el volumen no es siempre la mejor solución. De hecho, eso no solo puede perturbar a otros, sino que puede realmente hacer que el audio sea más distorsionado, especialmente si el sonido no está bien combinado entre el diálogo, la música y los efectos de sonido.

La buena noticia es que hay soluciones disponibles. Cuál deberías elegir depende de factores como la severidad de la pérdida auditiva y lo que sea más cómodo para ti.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Las barras de sonido dan profundidad, no solamente volumen

Las barras de sonido son altavoces horizontales que se colocan justo arriba o abajo de la televisión. Son una opción popular para amplificar el audio. Después de todo, las televisiones son cada vez más delgadas últimamente, ¿qué tan bien esperas que suenen los altavoces con el grosor de un panqueque?

El dispositivo separado alberga varios altavoces y algunos modelos incluso simulan una experiencia de cine tipo sonido envolvente. En general, su sonido es similar a lo que obtendrías si combinas un receptor de audio-video con varios altavoces por toda una habitación; pero por menos dinero, menos espacio y se requiere menos conocimiento técnico.

Además, muchas barras de sonido vienen con un altavoz de graves inalámbrico para colocarlo en otro lugar de la habitación. Este emite sonidos extremadamente graves, como sentir el estruendo de un helicóptero o el rugido de un dinosaurio. Casi todos los modelos nuevos incorporan la tecnología Bluetooth, que permite la transmisión de música a la barra de sonido desde tu teléfono inteligente, tu tableta o tu computadora.

La familia de barras de sonido Zvox, desde $99, tiene una tecnología con pendiente en trámite llamada AccuVoice que separa las voces de la música de fondo para que sean más claras y fáciles de entender, según la empresa. Zvox dice que esto funciona de una manera muy parecida a la tecnología de los audífonos, con un procesador más avanzado que es capaz de manipular sutilmente el sonido.

El Klipsch Cinema 800 es una opción más cara, de $969, pero viene con varios altavoces internos, soporte Dolby Atmos 3.1, asistentes inteligentes habilitados por voz (Google y Alexa), además de un altavoz de graves inalámbrico. También es ideal para quienes se les pudiera dificultar escuchar contenido claramente. Esta barra de sonido “tiene un perfil de sonido neutral y balanceado ideal para muchos tipos diferentes de contenido de audio, desde géneros musicales con mucho sonido de graves hasta programas televisivos centrados en el diálogo”, según el sitio canadiense de reseñas Rtings.com, que compra sus productos para someterlos a prueba. 

Auriculares inalámbricos: ¿pueden usar Bluetooth?

Para escuchar con mayor privacidad, podrías comprar auriculares que se conectan de manera inalámbrica a la televisión.

Si tu televisión inteligente es compatible con Bluetooth, esta es la mejor opción de tecnología inalámbrica porque lo más probable es que no necesites más que los auriculares compatibles. Otras tecnologías inalámbricas, como la radiofrecuencia (RF) o la radiación infrarroja (IR), probablemente necesiten una base que se conecta directamente en el conector de auriculares en la televisión, y después transmite a los auriculares.

Casi todos estos auriculares cubren las orejas y por lo tanto pueden usarse con audífonos. Los precios empiezan desde menos de $30 y pueden llegar hasta varios cientos de dólares, dependiendo de la marca.

Para las televisiones inteligentes con tecnología Bluetooth, el proceso de configuración puede variar según el fabricante, pero en la mayoría de los casos se abre el menú de Settings (Configuración) o Accessories (Accesorios) del televisor, se seleccionan las opciones de Bluetooth y después se activa el modo de vinculación (pairing). Posteriormente, también activas el modo de vinculación de los auriculares Bluetooth.

Para quienes no usan audífonos, los auriculares Bluetooth también son una opción popular, entre ellos los Apple AirPods (desde $129), Sony’s Truly Wireless In-Ear Headphones (desde $100), Samsung Galaxy Buds (desde $100) y Beats by Dr. Dre (desde $120).

Consejo de expertos: Muchas televisiones inteligentes compatibles con Bluetooth te permitirán personalizar las opciones de “audio multisalida” en Audio Settings (Configuración de audio) para alternar entre escuchar audio solamente por auriculares Bluetooth o audífonos con tecnología Bluetooth, o altavoces de la televisión y Bluetooth, en caso de que la persona con quien estés quiera escuchar sonido directamente de la televisión.

Audífonos, sistemas de aros magnéticos

Probablemente sabes que los audífonos ahora son más pequeños y más potentes que hace unos años. Los modelos más recientes también pueden marcar una gran diferencia con las televisiones porque estos tienen una conectividad Bluetooth integrada, lo que significa que están diseñados para captar sonido de dispositivos digitales, usualmente teléfonos inteligentes para las llamadas.

A menos que tu televisor inteligente tenga Bluetooth integrado, lo que se requiere es un pequeño adaptador o caja de transmisión Bluetooth, desde $13, que se conecta a la televisión y actúa como un tipo de intermediario. Siempre que estés dentro del rango del transmisor, unos 33 pies de distancia en promedio, podrás escuchar la televisión en los audífonos, fuerte, claro y sin ningún eco o retraso. Incluso puedes ajustar el volumen de la televisión, independientemente de las otras personas en la habitación, mediante un control remoto pequeño o una aplicación en tu teléfono o tu tableta.

Si recibes una llamada mientras estás mirando la televisión y decides contestarla, el audio cambiará al de tu teléfono inteligente (o a un teléfono Bluetooth sin cables). Al terminar la llamada, el sonido cambia de nuevo al modo del televisor.

Otra opción es un "sistema de aros magnéticos" (algunas veces denominado un aro de "inducción de audio"), potenciado por un campo magnético inalámbrico generado por un pequeño eje de comunicación que se conecta a la salida de audio del televisor. De ese modo, el audio se puede captar mediante un aro magnético que se pone alrededor del cuello del oyente, audífonos compatibles o procesadores de implante coclear. Es una tecnología distinta al Bluetooth, y un audífono compatible necesita tener una telebobina para acceder al sonido que se transmite con un sistema de aros magnéticos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Subtítulos, una servicio obligatorio desde el 2006

Independientemente de cómo mejores el sonido de tu televisor, activar la opción de subtitulación puede ayudarte a captar aún más lo que se está diciendo en pantalla.

El Congreso exige que todos los programas de televisión muestren contenido de audio como texto en pantalla desde el 2006. Los operadores del servicio de cable, los distribuidores de satélite y los servicios en línea también deben proveer subtítulos.

Conforme con la ley, dichos subtítulos deben ser fieles, corresponder con las palabras habladas y los ruidos de fondo en la mayor medida posible; estar sincronizados, coincidir con las palabras habladas y los sonidos correspondientes en la mayor medida posible; ser completos, comenzar al principio del programa y continuar hasta el final; y deben estar colocados adecuadamente, sin ocultar otra información visual importante en la pantalla ni pasarse del borde de la pantalla.

En otras palabras, se supone que estos subtítulos deben ser una transcripción bastante completa de lo que se está escuchando en pantalla. La forma de activar los subtítulos varía un poco, pero normalmente se presiona el botón Settings (Configuración) en el control remoto, y luego Closed Captioning (Subtítulos) en uno de los submenús, tal como Display (Pantalla).

Otros recursos que te ayudan a escuchar el diálogo de películas

Si se te dificulta comprender el diálogo al ver una película desde el sillón, quizás la pérdida auditiva no sea el problema. Es posible que lo que te esté frustrando sea la forma en que se creó el audio del filme.

En los cines, se reproducen diferentes sonidos a través de altavoces diferentes, y el diálogo se proyecta desde un canal central para mayor claridad. La mayoría de los sistemas de sonido no están creados de esa manera.

De modo que, si estás cansado de presionar tanto el control remoto —subir el volumen durante el diálogo y después bajarlo en las escenas de acción o de música alta— tienes otras dos opciones además de invertir en una barra de sonido, adquirir un buen par de audífonos y activar los subtítulos:

Disminuye los sonidos graves. El sonido grave “es el enemigo de las conversaciones comprensibles”, según el sitio web de tecnología CNET. Un vigoroso sonido grave puede realzar un terremoto estruendoso o la explosión de un edificio, pero no podrás escuchar a ningún personaje planear su escape del desastre inminente.

Comprime el rango de volumen. Algunas televisiones cuentan con un modo nocturno, el cual reduce la diferencia entre los sonidos más fuertes y los más suaves de un fondo musical de la película. El propósito es mantener el televisor más silencioso cuando otras personas en tu casa están durmiendo, pero puedes dejarlo en esta configuración todo el tiempo. Algunas televisiones la llaman compresión dinámica.

—Gabriel Baumgaertner

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.

Gabriel Baumgaertner es editor adjunto de AARP The Magazine, y trabaja como becario de Columbia University.