Skip to content
 

Cómo digitalizar las fotos antiguas y guardar hermosos recuerdos

Hazlo tú mismo para ahorrar dinero o utiliza un servicio profesional.

Dos manos sostienen fotos antiguas de retratos de personas

GETTY IMAGES

In English

Es probable que hayas pensado en digitalizar fotos antiguas.

Excelente idea. Posiblemente tengas una vida entera (o, al menos, más de la mitad de la vida) de memorias guardadas en álbumes de fotos, cajas de zapatos o marcos polvorientos. Si bien los reporteros gráficos empezaron a usar ampliamente las cámaras digitales en los años 90, el público en general no las empezó a comprar a gran escala hasta el 2003, cuando las ventas de cámaras digitales superaron por primera vez las de cámaras de película.

Tus fotos antiguas, una vez digitalizadas, no perderán el color con el tiempo. Podrán ser reparadas automáticamente con software inteligente, para restaurar el color, eliminar los ojos rojos y reparar las roturas. 

Las fotos se pueden organizar para que puedas encontrarlas fácilmente con palabras clave o etiquetas en una computadora, un sitio virtual de almacenamiento en la nube, un teléfono inteligente o una tableta. Y puedes compartirlas con amigos y familiares por correo electrónico y en las redes sociales, o crear proyectos divertidos, como imanes de refrigerador y presentaciones.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Hay varias maneras de escanear las fotos, diapositivas o negativos antiguos, pero en realidad tienes dos opciones principales:

1. Hazlo tú mismo.

2. Utiliza un servicio profesional.

Primero, organiza las fotos que tienes

Cualquiera que sea la opción que elijas, es indispensable organizar tus fotos de papel. Hazlo antes de digitalizarlas.

De otra manera, corres el riesgo de que tu "desorden digital" se sume al desorden de tus fotos amontonadas, afirma Mollie Bartelt, cofundadora de Pixologie. Su empresa, con sede en Racine, Wisconsin, ayuda a las personas a ordenar, guardar y restaurar sus fotos y videos familiares.

"Puedes organizar tus fotos de papel en categorías principales, como por décadas o personas, y luego subdividirlas en secciones, como eventos familiares", dice Bartelt, quien recomienda colocar fotos en pilas o en cajas pequeñas, separadas por fichas y etiquetadas con notas adhesivas.

Piensa en crear tu propia 'nube'

Hay un producto que te puede ahorrar las tarifas mensuales de suscripción a un servicio de almacenamiento en la nube y que guarda todas tus fotos y videos digitales en un solo lugar, en vez de tenerlos dispersos en distintas computadoras portátiles, teléfonos inteligentes o tabletas de la familia. Este producto se conoce como un dispositivo de almacenamiento personal en la nube.

En cierta forma, este dispositivo se parece a un disco duro externo porque en él se almacenan datos. Pero se conecta a la red wifi de tu casa por sí solo, no por medio de tu computadora. Cada empresa ofrece su propia aplicación que permite que tus computadoras, teléfonos inteligentes y tabletas guarden fotos y otros archivos en tu dispositivo de almacenamiento personal en la nube —el cual siempre está activado—, para que luego puedas compartirlos de forma privada, ya sea en tu casa o en otro sitio.

SanDisk ofrece un producto blanco y cilíndrico, llamado "ibi" ($90), que recopila y organiza automáticamente tus fotos y videos —dondequiera que estén guardados— y los almacena en su disco duro de 1 terabyte (TB), con espacio para 250,000 fotos o más de 100 horas de películas caseras.

El Amber X ($224.10), de 500 gigabytes (GB), utiliza el reconocimiento facial y de objetos, mediante la inteligencia artificial, para ayudar a organizar tus fotos. Los modelos AmberPRO de 1 o 2 TB, que cuestan desde $550, ofrecen dos o cuatro veces la capacidad del Amber X y cuentan con dos discos duros en su interior, uno de los cuales almacena las copias de seguridad del otro.

Los modelos My Cloud Home y My Cloud Home Duo, de Western Digital, ofrecen más memoria. Con My Cloud Home se puede elegir entre 4 TB y 8 TB (desde $190). El Duo, con seis tamaños de memoria que cuestan desde $300 por 4 TB, cuenta con dos discos duros para automatizar las copias de seguridad.

Las opciones más económicas para el almacenamiento digital han evolucionado desde pequeñas unidades de memoria con conectores USB-A hasta conectores Lightning independientes para iPhone y iPad, conectores USB-C para ciertos teléfonos Android y computadoras Mac, o conectores micro-USB para ciertos teléfonos Android. Los adaptadores permiten que los conectores USB-A sean compatibles con tu dispositivo, y algunas unidades USB tienen instalado un programa de software que buscará automáticamente tus fotos y videos en tus dispositivos para copiarlos.

Ahorra dinero: escanea las fotos tú mismo

Si prefieres digitalizar las fotos tú mismo, puedes comprar un escáner plano (desde $69), si todavía no tienes uno. O bien puedes usar una impresora multifuncional —en la que se combinan las funciones de impresora, escáner, fotocopiadora y, en algunos casos, fax— para escanear las fotos.

Un escáner de alta velocidad, si bien es mucho más costoso, ofrece más opciones. Por ejemplo, el escáner inalámbrico FastFoto FF 680W, de Epson ($530), es de los pocos que pueden manejar grandes volúmenes —se pueden colocar tres docenas de fotos en su alimentador— para reducir el trabajo que tengas que hacer a mano.

Con otros escáneres diseñados para el uso en el hogar, generalmente hay que escanear las fotos una por una. Un escáner de alta calidad, utilizado de manera inalámbrica por wifi, también puede realizar muchas otras tareas:

  • Puede capturar, en un solo escaneo, la imagen y cualquier nota escrita a mano en el dorso de la foto.
  • Puede escanear postales y fotos Polaroid.
  • Ofrece opciones para restaurar y editar fotos.
  • Tiene herramientas que ayudan a organizar tus archivos y nombrarlos de forma automática.
  • Te permite compartir imágenes con servicios populares en la nube, como Dropbox y Google Drive.

El escáner QuickConvert 2.0 de ClearClick, diseñado específicamente para digitalizar fotos, es menos costoso ($200) pero no ofrece la misma resolución ni variedad de tamaños. QuickConvert puede digitalizar solo aquellas fotos que no midan más de 4 por 6 pulgadas. No se necesita computadora para utilizar el escáner, el cual es portátil gracias a su batería recargable.

La pantalla de 5 pulgadas te permite ver las imágenes escaneadas. Además, este modelo puede digitalizar los negativos y diapositivas de 35 mm, así como los negativos de los cartuchos de película 110 y 126 de Kodak, que son más pequeños.

Una ventaja de los escáneres planos es que pueden usarse para preservar documentos históricos irremplazables, como la huella de la mano o un dibujo de un hijo o nieto, actas de nacimiento, cartas y escrituras preciadas, licencias matrimoniales, artículos de periódico, o imágenes de un recuerdo sentimental, como el broche favorito de tu abuela o el reloj de bolsillo de tu tío abuelo.

Cuando escanees una foto —la cual tiene que pasar boca abajo por el escáner—, ten en cuenta que cuanto mayor sea el número de puntos por pulgada (DPI), mejor será la resolución de la imagen. Cuando se trata de fotos, una resolución de 300 DPI funciona, pero se recomienda 600 DPI para asegurarte de capturar todos los detalles. Una resolución de 1,200 DPI es necesaria solo si piensas agrandar la foto para imprimirla en un tamaño póster.

Dependiendo de cuántas fotos tengas, ten en cuenta que este proceso puede tomar mucho tiempo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ahorra tiempo: paga por un servicio de escaneo

Si tienes demasiadas fotos, estás muy ocupado o no confías en tu capacidad de digitalizar las fotos tú mismo, busca un servicio local o nacional que pueda realizar el trabajo por ti.

Puedes acudir a una empresa en internet —como FotoBridge, iMemories, Legacybox o ScanMyPhotos— que te cotizará un precio y enviará a tu casa cajas y materiales de embalaje, junto con instrucciones para que tu valioso cargamento esté protegido en el trayecto. Todas estas empresas también pueden digitalizar tus viejas películas caseras y, en algunos casos, tus negativos o diapositivas. Además, algunas pueden eliminar las grietas y huecos en la emulsión y restaurar el color al mismo tiempo que reproducen tus fotos.

Las imágenes digitalizadas se pondrán a tu disposición en el medio que tú elijas, dependiendo del servicio que hayas solicitado: DVD, disco duro externo, memoria USB o internet. Además, se te devolverán las fotos originales de la misma manera en que las enviaste.

O bien, puedes llevar fotos de papel a una tienda cerca de ti —como Costco, CVS o Walmart— que también ofrezca servicios de digitalización de fotos de papel y otros materiales. Muchas de las farmacias Walgreens permiten que el cliente escanee un número limitado de sus propias imágenes dentro de la tienda, para transferirlas a un soporte digital.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 22 de abril del 2019 y se ha actualizado con nueva información.

Marc Saltzman ha sido periodista independiente de tecnología durante 25 años. Su pódcast, Tech It Out (en inglés), busca desglosar el lenguaje informático y traducirlo a uno más común.