Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Cómo saber si eres adicto a tu teléfono

Según los expertos, los jóvenes no son las únicas víctimas. Consejos para recortar su uso y tomar el control.

Mujer viendo el teléfono móvil en la cama

AJ Watt/Getty Images

In English | Los datos revelan que el usuario común chequea su teléfono unas 110 veces al día.

¿Alguna vez has sentido un nerviosismo cuando algo vibra en el bolsillo, para luego darte cuenta de que no fue el teléfono el que sonó? ¿Y la decepción que sientes cada vez que se le agota la batería al teléfono? ¿O, te es imposible dejar pasar más que unos cuantos minutos sin despertar el teléfono, solo para hacer clic sin propósito?

Aunque todos estos ejemplos pueden parecer ser parte normal del día a día, en realidad son indicios de un problema mayor: la adicción a las redes sociales y los teléfonos. Según datos recopilados por la aplicación Locket de Android, que sigue y monitorea el uso de los teléfonos celulares, el usuario común chequea su teléfono unas asombrosas 110 veces al día. Durante las horas pico, esto significa que los usuarios chequean sus teléfonos cada siete segundos. De hecho, tantas personas chequean sus teléfonos tan frecuentemente, que un informe reciente publicado en la revista The Spine Journal trata el tema del aumento en las hernias discales y los trastornos de alineación relacionados con el "síndrome de cuello de texto".

Y aunque muchos estudios acerca del sobreuso de los teléfonos se han centrado en los adolescentes, los expertos piensan que el problema lo comparten las generaciones, con algunas de las mismas malas consecuencias. Por ejemplo, según los expertos, es más probable que el chequeo constante de los medios sociales en el teléfono haga a los adolescentes y adultos mayores menos, no más, felices. Un estudio publicado hace poco en la revista American Journal of Epidemiology informa que un alto grado de actividad en Facebook está asociado con un menor bienestar, en particular entre los adultos.

"Este problema definitivamente afecta a los adultos mayores también, y esto muy pocas veces se reconoce", dice Anna Lembke, psiquiatra y profesora adjunta de medicina de la adicción en Stanford University. "Los mismos padres que se preocupan por las horas que pasan sus hijos adolescentes en sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos están chequeando compulsivamente sus propios teléfonos inteligentes todo el día".

Si sospechas que podrías estar comenzando a ser adicto al teléfono o simplemente deseas depender menos de tu dispositivo, a continuación compartimos algunos consejos que podrían ayudarte.

No uses tu teléfono en el dormitorio

Para muchas personas, el uso del teléfono celular comienza el momento en que se despiertan y termina cuando por fin dejan de mirarlo el tiempo suficiente como para quedarse dormidos. Nuestros teléfonos podrían tener un práctico reloj despertador, pero al usarlo resulta muy fácil deslizar la pantalla para echarle un vistazo a los medios sociales sin siquiera salir de la cama. Y aunque desplazarse por las pantallas en nuestros teléfonos es un rito nocturno popular, en realidad es malísimo para los hábitos de sueño, dado que estudios han demostrado que la luz azul que emiten nuestros dispositivos interfiere activamente con nuestro ciclo de sueño y vigilia natural. Por las mañanas, prueba usar un reloj despertador regular. Por las noches, cambia a un libro —o, por lo menos, a un lector electrónico con el modo Nocturno activado— antes de dormir.

No comas con tu teléfono

Es mala educación sacar el teléfono y comenzar a desplazarse por la pantalla durante la cena familiar o mientras cenas con amistades, pero muchas personas ni siquiera se dan cuenta de que lo están haciendo. Apaga el teléfono para mantener a raya las distracciones, o ponlo en el modo de No Molestar mientras comes para que puedas concentrarte en la cena y en las personas a tu alrededor. Hasta puedes hacerlo un juego: haz que todos pongan sus teléfonos en el medio de la mesa y acuerden que la primera persona en recoger su teléfono durante la cena debe pagar por una ronda de copas o un aperitivo para los demás. Puede ser una manera divertida de forzarlos —tanto a ti como a tus amistades o familia— a prestarse atención mutuamente.

Desactiva las notificaciones automáticas

Las notificaciones automáticas son los ruidos y las vibraciones que recibimos de las aplicaciones en nuestros teléfonos, y una de las principales causas del ciclo constante de chequeo de nuestros teléfonos. Primero llega un aviso que hemos recibido un "me gusta" o comentario en Facebook, y dentro de poco estamos desplazándonos por nuestra fuente de noticias y chequeando las demás aplicaciones de los medios sociales. Afortunadamente, es bastante fácil eliminar ese aviso inicial (y generalmente trivial). En los iPhone, ve a la pestaña Notificaciones en Configuración y selecciona una aplicación, entonces "desactiva" Permitir notificaciones. En los dispositivos Android, ve a la pestaña Aplicaciones en Ajustes y para cada aplicación de la que no deseas recibir notificaciones, desmarca la casilla que dice Mostrar notificaciones. No debes preocuparte sobre si dejarás de recibir avisos para algo importante, dado que puedes escoger las aplicaciones que deseas que dejen de notificarte; o sea, todavía puedes recibir avisos que te recuerden tomar tus medicamentos o hacer alguna cita.

Elimina las aplicaciones en la pantalla de Inicio

Parte del problema con el uso excesivo de los teléfonos es que todas las aplicaciones adictivas están ahí mismo, fáciles de acceder con solo tocarlas. Si encuentras que utilizas la aplicación de Facebook demasiado, prueba quitarla del teléfono. Después de hacerlo, para ver la fuente de noticias necesitarás abrir el navegador móvil, ingresar la dirección www.facebook.com e iniciar sesión con tu nombre de usuario y contraseña. Eliminar la aplicación de Facebook dificulta su acceso y puede ayudarte a evitar el primer paso en el ciclo de cambios continuos entre aplicaciones.

Descarga una aplicación que te ayude

Puede que suene ilógico —¡usar el teléfono para ayudarte a recortar el uso del teléfono!— pero existen aplicaciones que pueden ayudarte a recortar la dependencia excesiva de tu dispositivo. Una de estas aplicaciones es Moment, que monitorea tu uso de otras aplicaciones en tu teléfono en segundo plano. Puedes configurar Moment para agregar límites de tiempo para ciertas aplicaciones, para forzarte a alejarte de Facebook. Con otra aplicación, Offtime, puedes cambiar al modo "trabajo" o "familia", durante los cuales se bloquea el uso de ciertas aplicaciones.

Compra un teléfono simple

Si deseas eliminar por completo tu acceso a los teléfonos inteligentes, un teléfono menos tecnológico podría ser la mejor opción para ti. Uno de estos teléfonos, el modelo Punkt MP 01 ($295), puede hacer y recibir llamadas y mensajes de texto y tiene un calendario; y nada más. Otro, el Light Phone ($125), te limita aún más. Solo guarda nueve números de teléfono a los cuales puedes llamar o recibir llamadas o enviar y recibir mensajes de texto.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO