Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Tu mascota necesita perder el peso que aumentó durante la pandemia?

Los perros y gatos suben de peso por el exceso de bocadillos.

Perro pug con sobrepeso

O_sa/Getty Images

In English

Las mascotas están aumentando de peso por encima de lo saludable, algo que sucede con más facilidad desde que comenzó la pandemia.

Tomemos como ejemplo a MabelDog, una mezcla de Jack Russell y dachshund de 6 años. Debería pesar 11 libras, tal vez 12. Sin embargo, cuando el año pasado la pandemia convirtió el mundo de su dueña Kathryn Howard “en un apartamento de dos habitaciones”, ambas subieron de peso progresivamente.

Nosotros comíamos por motivos emocionales”,, señala Howard, de 59 años, de Irondequoit, Nueva York, al referirse a ella y a su hijo de 18 años. “Comíamos más bocadillos, y por eso le dábamos más bocadillos. Luego llegó un momento en que le servíamos una porción de nuestra comida”.

MabelDog llegó a pesar 18 libras.

No fue la única. Una encuesta reciente (en inglés) que llevó a cabo la empresa de tecnología para perros Fi en colaboración con Pumpkin Pet Insurance reveló que el 36% de los mil dueños de perros que encuestaron dijeron que su perro había subido de peso durante la pandemia, a pesar de hacer más ejercicio de lo habitual. Más del 40% de los encuestados admitieron haber dado a su mascota más bocadillos o restos de su comida.

Foto de un MabelDog, una mezcla de Jack Russell y dachshund

Courtesy Kathryn Howard

MabelDog se esfuerza por rebajar de peso, dice su dueña Kathryn Howard.

Controla el peso de tu mascota

  • ¿Quieres saber cuánto pesa tu mascota en comparación con un adulto medio, hombre o mujer? El traductor de peso de mascotas a seres humanos (en inglés) de la Association for Pet Obesity Prevention ofrece esta información según el tipo de raza, además de un lugar para calcular las necesidades calóricas de tu mascota y leer consejos para bajar de peso.
  • Las empresas de distribución de alimentos para mascotas, como PetPlate, ofrecen suscripciones directas al consumidor con planes alimentarios individuales para perros y gatos. “Es un modelo totalmente diferente que está empezando a ganar terreno”, señala Debbie Phillips-Donaldson, editora en jefe de Petfood Industry, una revista especializada. El precio varía entre $25 y $140, según el tipo de alimento que se encargue (alimento granulado adaptado, fórmulas crudas liofilizadas, alimentos frescos preenvasados, etc.).

Los nuevos datos confirman una tendencia que ya venía observándose, según las últimas cifras disponibles de la Association for Pet Obesity Prevention. Se calcula que en el 2018 el 60% de los gatos y el 56% de los perros del país tenían sobrepeso u obesidad, según la asociación. De hecho, la obesidad es la principal amenaza para la salud de las mascotas, porque afecta casi todos los sistemas biológicos del organismo. Puede causar diabetes, artritis, alta presión arterial, insuficiencia renal, cáncer y otros trastornos.

“Lo que observo es el extremo del espectro del cual a la gente no le gusta hablar y con suerte nunca tendrá que ver”, señala el veterinario de prestigio internacional Ernie Ward, fundador de la asociación y autor de tres libros, incluido Chow Hounds: Why Our Dogs Are Getting Fatter.

Ya que los dueños de mascotas como Howard trabajaron desde casa durante la pandemia, estos tuvieron más oportunidad de compartir bocadillos con sus mascotas.

“Muchos de mis críticos dicen que no es un verdadero problema”, dice Ward, de 54 años, con sede en Ocean Isle Beach, Carolina del Norte. “Pero la obesidad no es un problema hasta que se convierte en una catástrofe. No hay mucho margen intermedio. Y lo veo continuamente. Eso es lo más frustrante para mí”.

Cómo controlar las porciones

Controlar el consumo de alimentos “es la mejor medida inicial” cuando se trata de ayudar a tu mascota a bajar de peso, recomienda Emily McCann, veterinaria auxiliar en el Firehouse Animal Health Center en Kyle, Texas.

Además de usar una taza medidora a la hora de alimentarlos, McCann —que observa muchos problemas relacionados con la obesidad, como trastornos endocrinos, roturas de ligamentos y problemas de las vías urinarias— sugiere aumentar el ejercicio con caminatas más largas y más tiempo de juego, además de cambiar los bocadillos con alto contenido de calorías por opciones más saludables, como zanahorias y judías verdes.

Casi todos los casos problemáticos se pueden deber a la falta de control de las porciones. Ward señala que un estudio descubrió que los perros y gatos que pesaban menos de 22 libras y que consumieron diez trozos adicionales de alimento granulado por día subieron una libra en el transcurso de un año.

Por otra parte, las instrucciones de los paquetes de alimentos para mascotas —que con frecuencia se basan en el peso de la mascota en kilogramos— pueden ser confusas para el consumidor común, señala Debbie Phillips-Donaldson, editora en jefe de Petfood Industry, una revista especializada. “¿Cómo se compara eso con una taza?” pregunta. “Simplemente requiere mucho esfuerzo”.

Desde hace años se está llevando a cabo una iniciativa para modernizar las etiquetas de los alimentos para mascotas y facilitar la comprensión de las instrucciones alimentarias para los consumidores. Por ejemplo, colocar las instrucciones en un lugar más visible en lugar de estar ocultas al costado del paquete, o crear un diseño más similar a las listas de ingredientes que se utilizan en los envases de alimentos para seres humanos.

Sin embargo, el proceso ha sido lento. Las etiquetas de los alimentos para mascotas deben ajustarse a las pautas que dispone la Association of American Feed Control Officials y las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos, cuyo cambio lleva tiempo. Además, para las empresas de alimentos para mascotas es difícil incluir en lugares fácilmente visibles la gran cantidad de información que debe contener la etiqueta o el paquete de un producto.

Por lo tanto, los dueños de mascotas deben tener a mano una tabla de conversión y asegurarse de darles exactamente la misma cantidad a la hora de comer, para lo cual será útil trazar una línea en la taza medidora.

Mientras tanto, se debe prestar atención a una tendencia en los alimentos para mascotas que se ha inspirado en los supermercados para seres humanos: los productos de alta calidad y cargados de nutrientes.

“Es muy denso y contiene muchas más calorías en cada bocado”, advierte Phillips-Donaldson, quien admite tener un gato ligeramente excedido de peso. “Entonces, a menos que haya un gran cambio en el nivel de actividad, tu mascota aumentará de peso si la alimentas con la misma cantidad”.

Un gato muy gordo acostado en la alfombra

Maria Fedotova/Getty Images

Beneficios de bajar de peso

MabelDog, que ahora pasea más y consume bocadillos más saludables —humus de batata o rodajas de manzana en vez de comida rápida— recientemente bajó a 16 libras.

Aun así, “nunca volveremos a ser como antes”, dice Howard (quien bajó 20 libras desde mayo).

Si tu veterinario sugiere que tu mascota baje algunas libras, Ward sugiere ser flexible, ya que está acostumbrado a que los dueños nieguen la importancia de las libras de más o se pongan a la defensiva.

Por lo tanto, ten paciencia.

Como sucede con los seres humanos, bajar de peso es un proceso. Tal vez aún más, porque las mascotas no pueden usar la banda caminadora o hacer una dieta intensiva. En realidad, los perros pueden bajar entre un 3 y un 5% de su peso corporal por mes. Los gatos pueden bajar cerca de media libra por mes.

"Sin embargo, hay excelentes noticias para las mascotas”, dice Ward. “No es necesario que bajen todo el peso de más para que mejore su calidad de vida. Tendrán más vitalidad, más energía y más interacción. Existen verdaderos beneficios comprobables incluso con una disminución de peso moderada”.

Robin L. Flanigan colabora con artículos sobre salud mental, educación y temas de interés humano para varias publicaciones nacionales. Trabajó como reportera para diversos periódicos y sus artículos también se publicaron en People, USA Today y Education Week. Es autora del libro infantil M is for Mindful.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.