Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

El duelo en pareja y cómo sobrellevar las pérdidas que causa la COVID-19

Compartir la tristeza y la preocupación puede ayudar a construir una relación más sólida.

Esposa que consuela a su marido

monkeybusinessimages/Getty Images

In English | Las malas noticias seguían llegando. Primero, el sobrino de Greta comenzó a tener síntomas de COVID-19, aunque la prueba dio resultado negativo; se recuperó totalmente en una semana y media, pero al poco tiempo se enteró de que lo suspendían de su puesto de carpintero. Luego, ella y su esposo Henry se enteraron de que un amigo de Henry de la escuela secundaria estaba hospitalizado con coronavirus. Ahora, les había llegado la noticia de que dos de sus vecinos también estaban enfermos. Greta y Henry se sentían seguros físicamente en su casa, pero emocionalmente, no se sentían bien. Se sentían sumidos en tristeza y temor. No se animaban a hablar de sus emociones, al contrario, las evitaban. Se mantenían ocupados con proyectos caseros y se alejaban uno del otro. En una especie de conspiración de silencio, no querían preocupar al otro contándole lo que cada uno sentía.

Las parejas manejan muchas cosas juntas: las tareas de la casa, las comidas, las finanzas, la crianza de los niños, el cuidado de los padres mayores. También establecen entre ellos un estilo familiar para manejar las emociones. Algunos son eternamente pesimistas; otros, definitivamente optimistas. Algunos son estoicos y sus labios están sellados; otros vociferan hasta que el rostro se les pone rojo. No hay un estilo que sea correcto para todas las situaciones; todos tienen ventajas y desventajas.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Pero en una pandemia, en la cual muchos pasamos por pérdidas —de personas, trabajo, estabilidad económica, y de nuestro sentido de seguridad y libertad de movimiento—, la forma en que las parejas manejan el duelo es más importante que nunca para la salud de la relación y el bienestar individual de cada uno de sus integrantes. ¿Es mejor pensar en las pérdidas y manifestar el duelo o bajar la cabeza y seguir adelante? ¿Debemos compartir lo que sentimos o guardarlo para nosotros?

De acuerdo con la mayoría de los psicólogos, compartir la tristeza no nos daña ni daña nuestras relaciones importantes. Al contrario, puede potenciar el apoyo mutuo y una sensación de unidad que saca a relucir lo mejor de cada uno durante una crisis. ¿Cómo pueden enfrentar el duelo debido al coronavirus las parejas de tal manera que refuerce su relación? Aquí presentamos algunas ideas.

Acepta tus sentimientos

No hay por qué avergonzarse de sentir tristeza ante una gran pérdida.. (No, los hombres no se defraudan a sí mismos, ni a sus familias, ni se están revolcando en la autocompasión si se les hace un nudo en la garganta o lloran). Naturalmente el duelo trae consigo tristeza, menor capacidad de concentración y, a veces, un sentimiento de enojo. Vista desde un punto de vista evolutivo, la capacidad innata de duelo ha ayudado a sostenernos como especie porque refuerza la importancia que tienen las relaciones para nuestra supervivencia. Si te permites sentir la tristeza del duelo, entonces celebrarás más plenamente lo que tuviste y disfrutarás de las personas, las mascotas, los medios de subsistencia y las actividades que siguen siendo parte de tu vida.

Mira a tu pareja

Normalmente, compadecer los sentimientos de profunda tristeza no distancia a la pareja. El consuelo que se brindan mutuamente al escuchar y comprender correctamente por lo general los acerca. Al transitar el duelo juntos, se sostienen mutuamente y hacen que los días, semanas o tal vez meses de duelo sean más llevaderos, y tal vez los acorten. También se aseguran el uno al otro que están allí presentes y continuarán estando el uno para el otro en tiempos difíciles en cualquier momento de crisis de la vida de la familia.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

Recurre a los rituales

Las religiones y las culturas tienen ritos de duelo —entre ellos, velorios, misas, comidas especiales, guardar shiva, ritos en el cementerio y ceremonias conmemorativas— por un motivo: son formas aprobadas por la comunidad para reunir a personas con actitudes similares para que se sientan apoyadas en la expresión de sus sentimientos sobre una pérdida mutua, y a la vez comprometerse a seguir adelante. Las parejas deben considerar seriamente realizar los rituales de su propia fe y orígenes (modificados según las restricciones actuales), pero también deben pensar en rituales privados, como preparar comidas que les gusten mucho, escuchar sus canciones inspiradoras favoritas o compartir historias de triunfos y celebraciones del pasado. Ya sea que se trate de rituales tradicionales o recién creados, estas prácticas harán que la pareja y otros miembros de la familia creen una unión que les brindará apoyo emocional.

Identifica el sentido positivo de la pérdida

Hablar sobre la pérdida y compartir el duelo crean la base para el desarrollo de la comprensión y el cuidado mutuos. El paso siguiente es hallar un acuerdo sobre los aspectos positivos derivados de la crisis. Creer que la muerte de un ser querido a causa de la COVID-19 es culpa de los médicos, del empleado que entregó la compra del supermercado o del Gobierno no es tan beneficioso para la sanación final como creer que el ser querido luchó una buena lucha contra un adversario despiadado. Ver la pérdida de un trabajo como el fin del empleo y el comienzo de la pobreza no es tan motivador como verla como un desafío difícil que la pareja y los miembros de la familia pueden superar. Encontrar formas de apoyarse mutuamente en la tristeza y también en la esperanza abre el camino hacia un futuro mejor para todos.

Barry J. Jacobs, psicólogo clínico y consultor sobre el cuidado de la salud, y Julia L. Mayer, psicóloga clínica, están casados; ambos son coautores de Love and Meaning After 50: The 10 Challenges to Great Relationships — and How to Overcome Them y AARP Meditations for Caregivers (en inglés).

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO