Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Una abuela y su nieta se gradúan juntas de la universidad

Una jubilada de contabilidad reavivó el interés que siempre había tenido por la arqueología.

Pat y Melody Ormond

Cortesía Melody Ormond

In English | Pat Ormond se jubiló hace tres años y estaba aburrida. Su nieta, Melody, le sugirió que se entretuviera tejiendo. O que se integrara a un club de lectura. Pero Pat no estaba interesada en eso.

"Investigué los clubes de adultos mayores, pero no eran nada estimulantes", dice Pat, de 75 años, quien vive en Chattanooga, Tennessee.

"Nana se estaba quedando en casa sin mucho que hacer, entonces le dije, 'Muy bien, sabelotodo. Ven a la universidad conmigo'", recuerda Melody, de 22 años.

Pat nunca había pensado en regresar a la escuela para obtener un título universitario, pero poco después del desafío de Melody, se preguntó, ¿por qué no? Tenía el tiempo. También tenía suficientes créditos académicos para empezar en el segundo año de la universidad, porque había tomado unos cursos esporádicamente cuando era más joven, en su mayoría en University of Tennessee en Chattanooga, donde Melody iba a empezar su segundo año universitario.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El precio fue el factor decisivo. Solo $70 cada semestre, ya que tenía más de 65 años y era residente del estado.

Así que abuela y nieta se convirtieron en compañeras de clase.

"Esto me mantendría joven, me mantendría activa y definitivamente mantendría mi mente trabajando", dice Pat.

Melody, también de Chattanooga, añade: "Ella siempre ha sido una inspiración".

Ver a 'Nana' en el campus

Pat creció cerca de los Montículos de los Indios Etowah (Etowah Indian Mounds), un sitio arqueológico de 54 acres en el condado de Bartow, Georgia. Ella visitaba ese sitio con frecuencia, y su exposición a los montículos de rituales ancestrales —la mejor ventana del sureste hacia la cultura de los nativos de Misisipi— estimuló un interés en la arqueología.

Una vez que tenía la edad suficiente para trabajar, aceptó un puesto en una oficina de contabilidad. Una cosa llevó a la otra y, sin darse cuenta, había pasado la mayoría de sus años de empleo como jefa de contaduría para dos firmas de contadores.

Esos cursos universitarios que tomó fueron para ayudarla a certificarse como contadora pública, "Pero, de algún modo, la vida se interpuso en el camino", dice.

Pat crió a dos hijos. Luego, un día su hijo y los dos hijos de él se fueron a vivir a la casa con ella. Melody era uno de esos hijos.

"No quedaba tanto dinero al final del mes para pensar en que yo regresara a la universidad", explica Pat.

Una vez que Melody le sugirió que regresara a la universidad, Pat, siguiendo un interés de toda la vida, se graduó en antropología con una concentración en arqueología.

"Al estar jubilada, podía estudiar lo que quisiera estudiar", expresa Pat.

"Si dejas de moverte, entonces es cuando vas a tener problemas. Tienes que seguir moviéndote".

— Pat Ormond

Melody se especializó en psicología, así que no compartieron ninguna clase, pero se veían en el campus de vez en cuando.

"Hubo varias veces en que yo gritaba '¡Nana!' desde el otro lado de uno de los campos afuera y me iba corriendo hacia ella", dice Melody. "No nos veíamos muy seguido, pero era agradable cuando eso pasaba".

Pat disfrutó de todas sus clases, aunque fue desconcertante cuando los alumnos tuvieron que cambiar la dinámica de relaciones en persona con los compañeros y profesores por una experiencia virtual a causa de la pandemia.

"Eso es algo que tiene que ver con la COVID y con tomar cursos en línea", dice. "Hay mucho más que leer. Simplemente no es lo mismo".

La voluntad de ser mejor

El 20 de noviembre del 2020, Pat y Melody se graduaron juntas y después celebraron —solo ellas dos— con comida italiana.

Pat obtuvo más que un título de UT Chattanooga. Fue seleccionada como la Estudiante del Año 2019-2020 del último año universitario en la carrera de antropología y fue —y continúa siendo— presidenta del capítulo local de la Lambda Alpha National Anthropology Honor Society.

También se graduó magna cum laude.

"Sabía que tenía el impulso", dice Melody. "Me sentía orgullosa de ver sus calificaciones, pero no me sorprendió en absoluto. Me pidió tantas veces que leyera sus documentos, y después de un tiempo le dije, 'Nana, ¿qué caso tiene? Vas a conseguir [una calificación de] 105%. Pero de todas formas los leía".

Pat invita a sus "colegas adultos mayores" a que asistan como oyentes de clases sobre temas que les interesan, incluso si no quieren seguirle los pasos a ella.

"El hecho de que no quieras obtener un título no debería detenerte de aprovechar las excelentes universidades que tenemos en el país", comenta.

No basta solo el título

Pat no está lista para despedirse del mundo académico.

Quiere terminar un proyecto que empezó en el campus justo antes de que llegara la COVID-19. El proyecto —trazar un mapa con los lugares geográficos de los sistemas de información de todos los sitios arqueológicos en Tennessee— tuvo que interrumpirse porque requiere de relaciones cara a cara.

Y ha empezado a trabajar en obtener un título en historia.

"Es increíble verla florecer, ver lo feliz que es en un ambiente que le encanta, en el que prospera y en el que aprende", dice Melody. "Ella simplemente no se detendrá".

"Si dejas de moverte”, responde Pat, "entonces es cuando vas a tener problemas. Tienes que seguir moviéndote".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.