Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Volveremos a abrazarnos otra vez?

Descubre nuevas formas de mostrar el afecto ante el brote de COVID-19.

Abuelos en traje de plástico posan para una foto con sus nietos

Courtesy of Nick Kobe

Daria Lucarelli y su esposo Bobby crearon trajes de plástico con bolsas de basura para abrazar de manera segura a sus nietos ante el brote de COVID-19.

In English | Estados Unidos era un país en el que nos gustaba abrazar. Acurrucábamos a nuestros nietos, abrazábamos para confortar y para saludar.

Pero COVID-19 ha cambiado eso. Ahora abrazarse puede ser peligroso, llevando con ello el riesgo de transmitir un virus que viaja por contacto cercano. Entonces, ¿abandonaremos el abrazo?

"Vamos a ver muchos menos abrazos en el futuro", afirma Gail Saltz, una profesora asociada de psiquiatría de la Facultad de Medicina Weill Cornell de NewYork-Presbyterian Hospital. "Darse las manos y poner las mejillas en contacto con completos desconocidos probablemente no ha tenido sentido durante mucho tiempo, desde que sabemos cómo funciona el contagio". 

Abrazar en tiempos de pandemia es una cuestión de controlar el riesgo. Para muchas personas, especialmente las que tienen 65 años o más y aquellas con trastornos médicos subyacentes que tienen un alto riesgo de contraer COVID-19, los abrazos deben ser en su mayoría descartados, al menos hasta que se encuentre una vacuna, dice William Li, un médico que estudia COVID-19 y que es presidente y fundador de la organización sin fines de lucro Angiogenesis Foundation.

Las personas jóvenes también pueden resistirse a abrazar a sus padres o abuelos por miedo a transmitirles el coronavirus. La decisión de no abrazar puede ser en realidad una muestra de cariño, señala Saltz.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"Existe la preocupación de poner a la persona mayor en riesgo", afirma ella. "La persona que los ama se sentiría horriblemente si ella fuera la fuente del virus".

Pero las personas echan tanto de menos los abrazos que se han vuelto creativas. Una abuela de Nueva Jersey se puso un disfraz de unicornio de cuerpo entero y visitó a sus nietos para que la abrazaran. Maureen Sweeney, de 58 años, de Cinnaminson, dijo que la primera vez que abrazó a sus nietos después de estar tantos meses sin hacerlo fue "abrumador". Ella desinfecta el unicornio cada vez que lo usa e incluso compró un disfraz de tiburón para su esposo.

Maureen Sweeney abraza a sus nietos por primera vez en meses con la ayuda de un disfraz de unicornio. Video cortesía de HughE Dillon.


Daria y su esposo saludan a sus nietos

Nick Kobe

"Fue electrizante", dice Lucarelli. "No te das cuenta de lo mucho que echas de menos los abrazos hasta que realmente los sientes".

— Daria Lucarelli

Después de semanas de cuarentena, Daria Lucarelli, de 57 años, de Ventura, California, estaba cansada de saludar a sus cuatro nietos desde lejos. Compró bolsas de basura transparentes, las cortó y les puso cinta adhesiva para crear dos trajes de plástico de cuerpo entero, añadiendo tubos de buceo para respirar. Ella y su esposo de 73 años se presentaron ante la puerta de su hija para ser abrazados.

"Fue electrizante", dice Lucarelli. "No te das cuenta de lo mucho que echas de menos los abrazos hasta que realmente los sientes".

La importancia del contacto

Abrazar tiene beneficios mentales y físicos, dice Asim A. Shah, subdirectora ejecutiva del departamento de psiquiatría del Baylor College of Medicine. El contacto es particularmente importante para las personas mayores, que usualmente reportan sentimientos de soledad, afirma Shah.

El contacto humano estimula el cerebro para liberar oxitocina, una hormona beneficiosa que reduce la ansiedad y el estrés, y puede ayudar al sistema inmunitario. Un estudio mostró que los abrazos y el apoyo emocional hacen a las personas menos susceptibles de enfermar y tienen síntomas más leves en caso de que enfermen.

En una encuesta reciente de las actividades del confinamiento de COVID-19 realizada por el Touch Research Institute en la Facultad de Medicina Miller de University of Miami, las personas de mayor edad que respondieron normalmente parecían más complacidas en casa que las personas más jóvenes, pero muchas del grupo de mayores destacaron que lo que más echaron de menos fue abrazar a sus nietos, afirma Tiffany Field, médica del instituto.

A pesar de eso, Field no cree que las personas vuelvan a abrazarse pronto. En el futuro, puede que se reserve solamente para el círculo de familiares y amigos más cercanos.

Sustitutos del abrazo

"No creo que se vuelva a abrazar en público", dice Field.

Con el distanciamiento social en efecto, es importante encontrar comportamientos que puedan sustituir, en parte, los abrazos, dice Shah. La interacción a través de plataformas de videollamadas pueden simular cerca del 80% de los beneficios del contacto, mientras que el teléfono supone cerca del 50%, afirma Shah.

Una mejor comunicación también puede aliviar mucho la falta de contacto humano, bien sea por texto, conversaciones cara a cara con distanciamiento social o cartas escritas, dice Saltz. "Puedes decir, 'te quiero mucho, ojalá pudiera abrazarte'", sugiere ella. "Las palabras también pueden tocarnos".

Sopesar los riesgos

Para Linda Hidde, de 60 años, de Appleton, Wisconsin, la decisión de abrazar a sus dos nietos vino después de permanecer en cuarentena durante semanas. La normalmente alegre Hidde dijo que se deprimió y lloró a diario.

"Me estaba pasando factura", afirma ella. "Finalmente, decidí que esto tenía que terminar".

Comenzó a visitar, y a abrazar, a sus nietos de nuevo. Pero Hidde dice que toma precauciones llevando una mascarilla y lavándose las manos, y que no interactuará con sus nietos si siente el más leve síntoma, como por ejemplo un dolor de garganta.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Las personas deben ser cautas y evaluar los riesgos que implica abrazar, y deben usar estrategias para hacer el contacto más seguro si optan por abrazar, dice Theodore Bailey, director de la división de enfermedades infecciosas del Greater Baltimore Medical Center. Llevar una mascarilla, ropa limpia y lavarse las manos puede ayudar, señala.

"La mayoría de las cosas que hacemos en la vida conllevan algún tipo de riesgo asociado", afirma él.

Eliminar los abrazos por completo "no sería justificable por razones médicas", dice Bailey, destacando que la pandemia es una situación poco común que no durará para siempre.

Bailey y su mujer trabajan con pacientes de COVID-19, tomando precauciones de seguridad apropiadas, y después de que se duchan y cambian de ropa, por supuesto que abrazan a sus hijos pequeños. Sin embargo, Bailey no ha visitado a su madre de 82 años que vive en otro estado. En su lugar le compró una tableta para visitarla en Zoom.

Nuevas normas para abrazar

Los abrazos deben ser totalmente consensuales. No te acerques a alguien para darle un abrazo sin haberlo hablado antes, dice Bailey. "Esta es una situación excepcional y la comodidad de las personas con el riesgo no es el mismo para todos", afirma él.

Normalmente, puedes abrazar a las personas con las que estás en cuarentena. Es seguro abrazar a las personas con las que vives, a menos que trabajen fuera de casa en trabajos en los que estén expuestos al virus o a muchas otras personas, dice Li.

Expresa el afecto de maneras diferentes. Envía textos con emoticones, besos en una videollamada, lee un libro a tus nietos en FaceTime, exprésate hablando o escribiendo una carta, dice Raquel Bild-Libbin, una psicóloga de Miami. "No queremos que las personas no se sientan conectadas o queridas", dice ella. "Simplemente comunícate de otra manera".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO