Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Beneficios de tener perro para tu salud y felicidad Skip to content
 

7 maneras en las que un perro puede ser bueno para ti

El mejor amigo del hombre contribuye a nuestra salud y felicidad de varias maneras.

Mujer abraza un perro

GETTY IMAGES

In English | Es cierto, te dan besos cuando llegas a casa y no te juzgan cuando te comes esa empanada de queso. Pero cuidar y amar a esos animales también ofrece una sorprendente cantidad de beneficios de salud, tanto físicos como psicológicos. Las maneras en que puede mejorar tu vida tener un perro son:

Te mantiene en forma. A la hora de mantenernos activos, nuestra querida mascota nos ayuda tanto como Fitbit. Según un estudio del 2017, publicado en la revista BMC Public Health, los dueños de perros en promedio caminan unos 22 minutos más al día, en comparación con las personas que no tienen perros. Además, según investigaciones publicadas en la revista The Gerontologist, los que salen a caminar con sus perros tienen un índice de masa corporal más bajo, gozan de una mayor movilidad en el hogar, consultan menos con médicos y son más activos en general.

Fortalece el corazón. Los perros no solo son dueños de tu corazón, al mantenerte activo también pueden mantenerlo saludable. Estudios han demostrado que los dueños de perros corren un menor riesgo de presión arterial alta, y un informe publicado en el 2013 por la American Heart Association concluyó que ser dueño de un perro probablemente esté relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, los dueños de perros tienen una mayor probabilidad de sobrevivir un ataque cardíaco.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Alivia el estrés y la depresión

Investigaciones demuestran que la interacción con animales, especialmente los perros, aumenta los niveles de oxitocina en los seres humanos, lo que disminuye el estrés y la ansiedad. De hecho, solo mirar o acariciar a un canino puede provocar la liberación de la hormona y calmarte. "Se han realizado estudios de personas que sufren de depresión clínica, y las que tienen una mascota tienden a recuperarse más rápidamente y necesitar menos intervenciones farmacéuticas", dice Natalie Marks, veterinaria y directora médica de Blum Animal Hospital, en Chicago. Un estudio publicado en el 2015 en la revista Journal of Community and Supportive Oncology demostró un aumento en "el bienestar emocional y la calidad de vida" de adultos que reciben tratamiento contra el cáncer después de las visitas de un perro terapéutico, y según un estudio del 2019 realizado por la Facultad de Medicina de Indiana University, 15 minutos con un perro terapéutico disminuye la ansiedad y depresión significativamente en las personas que reciben tratamiento en salas de emergencias.

Te ayuda a mantenerte en contacto

Los perros nos animan a salir de la casa, nos ayudan a conocer a otras personas y amplían nuestras redes sociales. Según una encuesta británica reciente de 2,000 dueños de perros, casi la mitad hacen nuevas amistades mientras pasean a sus mascotas. "Hay un efecto lubricante social a través del cual un perro proporciona los medios para iniciar una conversación", dice Rebecca Johnson, directora del Research Center for Human-Animal Interaction en la Facultad de Medicina Veterinaria de University of Missouri. "Si tienes nietos, tienes de qué hablar. Los perros también pueden animar conversaciones entre conocidos. Las personas que tienen perros sacan sus teléfonos y comparten fotos de su mascota, igual que nosotros compartimos fotos de nuestros hijos y nietos".

Le da significado y propósito a tu vida

Durante la vejez, las cosas que antes ocupaban nuestro tiempo van desapareciendo. Cuidar a un animal puede hacerte sentir que te necesita y te quiere. También le da cierto orden de prioridades a tu día. "Tienes que levantarte por las mañanas para alimentar al perro, ¿verdad?", dice Marks. "Ese perro te necesita". La interacción y el compañerismo que proporcionan  los perros también pueden proteger contra los sentimientos de aislamiento y soledad, que, a su vez, pueden llevar a la depresión.

Te enseña a vivir en el momento

Una caminata sencilla con tu perro puede cambiar tu vida al ayudarte a ser más consciente y apreciar la alegría del presente. “Ves el mundo a través de los ojos de tu perro”, dice Johnson. "Cuando hacen una caminata juntos, te fijas en los pájaros, las ardillas y las cosas a tu alrededor. Ver a nuestros perros asimilar sus entornos nos da una perspectiva completamente distinta sobre el hecho de estar al aire libre que no tendríamos si estuviéramos de paseo solos, mirando el teléfono y tratando de ejercitarnos".

Alivia el dolor

Investigaciones han demostrado que solo mirar a un perro libera endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo. En un estudio realizado en el 2012 por la Facultad de Medicina de Pittsburgh University, el 34% de los pacientes con fibromialgia lograron aliviar su dolor, mejorar su estado de ánimo y fatigarse menos después de una visita de 10 a 15 minutos con un perro terapéutico, en comparación con el 4% de los pacientes que se sentaron en una sala de espera. Según otro estudio, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Enfermería Marcella Niehoff de Loyola University, Chicago, las personas que se someten a cirugías de reemplazo articular necesitan un 28% menos medicamentos analgésicos por vía oral después de las visitas diarias de un perro terapéutico que aquellas que no reciben dicha terapia.

Debemos señalar que ser dueño de un perro tiene una faceta perjudicial. Según un estudio llevado a cabo por Penn Medicine, en los pacientes de 65 años o más las caídas —y las fracturas que las acompañan— durante las caminatas con perros se han más que duplicado entre los años 2004 y 2017. Se registró un aumento del 163% en dichas caídas, de 1,671 casos en el 2004 hasta 4,396 en el 2017. Los expertos no están seguros del porqué de estas cifras tan elevadas, pero algunos suponen que en la actualidad las personas mayores son más propensas a participar en actividades físicas, y más de ellas tienen mascotas.

Entrenar a tu perro a caminar con una correa y considerar tener un perro más pequeño o de una raza menos activa puede ayudar enormemente a evitar las caídas. No olvides, dice Johnson: “los beneficios de salud relacionados con tener un perro definitivamente superan los riesgos”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO