Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

El secreto de la jardinería: cómo interpretar el código de los fertilizantes

No hay que ser químico para saber cómo estimular el crecimiento del césped o las hortalizas del huerto.

Hombre lee la información en la parte de atrás de una bolsa de fertilizante para césped

Getty Images

In English | Puede ser que al ver los fertilizantes en la tienda de jardinería te haga recordar que hubieras deseado poner más atención en la clase de ciencia. Pero una comprensión básica de las etiquetas de los fertilizantes y de algunas de las tácticas modernas de comercialización de los fabricantes puede despejar la confusión.

“El jardinero actual no tiene que ser químico ni científico loco para conocer cada uno de los detalles que necesita para cultivar su jardín”, dice Oscar Fortis, director de Desarrollo de Nuevos Negocios de Dr. Earth, una compañía con sede en California que vende tierra y fertilizantes orgánicos.

Esto es porque hoy muchas empresas empaquetan los fertilizantes basándose en el uso y los etiquetan para plantas específicas, como tomates o azaleas, por ejemplo. Pero todos los fertilizantes se basan en el porcentaje de tres elementos básicos, conocido como NPK:

  • nitrógeno (N), para estimular el verdor;
  • fósforo (P), para floraciones y raíces fuertes;
  • potasio o potasa (K), para la estructura y salud general.

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La ley exige que se indique en alguna parte del empaque el porcentaje por peso de cada elemento. Para usar un ejemplo de University of Maryland Extension (en inglés), una bolsa de 5 libras de fertilizante 10-5-5 contiene .5 libra de nitrógeno, .25 libra de fósforo y .25 libra de potasio. Si quieres un césped más fuerte, sabes que tendrás que buscar un porcentaje de nitrógeno más alto. Para que haya más floraciones, compra un fertilizante que contenga más fósforo.

Los fertilizantes orgánicos incluyen estiércol, abono y harina de huesos que provienen directamente de fuentes animales o vegetales, según Oregon State University Extension Service. Los fertilizantes inorgánicos, como el sulfato de amonio o el fosfato de amonio, usualmente se llaman fertilizantes comerciales o sintéticos y pasan por un proceso de fabricación.

Sin embargo, antes de aplicar cualquier elemento a tu jardín o césped, decide primero si realmente necesita fertilizante, dicen los expertos.

“Nadie debería suponer que necesita aplicar fertilizante”, dice C.L. Fornari, autora, oradora y consultora de temas de jardinería que reside en Cape Cod, Massachusetts. “Y no hay que suponer que se debe aplicar fertilizante todos los años… Es necesario hacer un análisis del suelo”.

Puedes usar un equipo de prueba en casa que encuentras en las tiendas de jardinería, pero la mayoría de los servicios cooperativos de investigación y extensión de los estados (en inglés) ofrecen un análisis más completo, dicen Fornari y otros, así que considera hacer una prueba de laboratorio al menos cada cierta cantidad de años. Los resultados mostrarán cómo mejorar la tierra, lo que te ayudará a gastar menos en fertilizantes y a no dañar el medioambiente.

“Si la tierra ya tiene niveles altos de fósforo o potasio, es absurdo echarle más fósforo o potasio”, dice Fornari, “porque no solo ese fósforo se convierte en contaminante de las aguas, sino que, si los niveles de alguno de los elementos o minerales en particular es muy alto en la tierra, podrías alterar todo el equilibrio... Tus plantas no crecerán bien o no podrán absorber otros nutrientes que hay allí”.

Cómo lograr un césped más sano

Cuando se trata del césped, Chrissie Segars, especialista en césped de Texas A&M AgriLife Extension en Dallas, dice que los propietarios de vivienda cometen tres errores comunes relacionados con los fertilizantes: no hacen un análisis del suelo, aplican demasiado fertilizante y aplican fertilizante en la época del año equivocada.

“Queremos asegurarnos de que apliquen fertilizante cuando el césped está creciendo de manera activa”, dice. En otras palabras, si el césped no está creciendo lo suficiente como para cortarlo, no apliques fertilizante.

Luego, hay que tener en cuenta el uso que se le da al césped. ¿Es ornamental o es un área de juegos muy transitada? “Cuanto mayor sea el uso, se necesitará más nitrógeno, porque el nitrógeno promueve el crecimiento de brotes para su recuperación”, dice. Y piensa en cuánto quieres gastar, dice. “Cuanto más nitrógeno pongas, necesitarás cortar más el césped.”

Cómo mejorar la producción del jardín

Si cultivas frutas y hortalizas, haz un análisis de la tierra al menos cada tres años, dice Fornari. “Es bueno saber si cultivas en un huerto grande de verduras del que obtienes una buena porción de los alimentos que consumes”.

No des por hecho que el crecimiento lento, la baja estatura, las hojas pálidas o pocas cosechas sean señales de que necesitas aplicar fertilizante. Estos síntomas pueden ser causados por otros factores, como aglomeración, luz solar deficiente, suelo compactado o plagas, según University of Maryland Extension. Ten cuidado de aplicar demasiado fertilizante: tus plantas podrían ser frondosas y verdes, pero no dar frutos.

Huerta con diferente tipo de vegetales

firina/Getty Images

Según Texas A&M AgriLife Extension, no se debe usar fertilizantes para césped en los jardines. Es posible que tengan niveles muy altos de nitrógeno e incluso podrían contener productos químicos para controlar las malezas, lo que puede dañar los vegetales.

Más información sobre los fertilizantes

El servicio de extensión de tu estado es la mejor fuente para las preguntas sobre fertilizantes y su aplicación y es probable que tengan hojas informativas útiles. Pero aquí presentamos cinco consejos más para empezar.

  • Los fertilizantes sintéticos, que están diseñados para actuar rápidamente, suelen tener porcentajes más altos de nutrientes. El NPK del fertilizante sintético Miracle-Gro Water Soluble All Purpose Plant Food, por ejemplo, es 24-8-16, en comparación con el de All-Purpose Fertilizer de Dr. Earth, un fertilizante orgánico, que es 2-2-2. Podrías usar menos del sintético, pero como es hidrosoluble, es posible que no se aprovechen los nutrientes cuando se filtren por la tierra. Fornari sugiere pensar en los sintéticos como “comida rápida”, ya que se pueden aplicar rápidamente en las plantas o flores anuales plantadas en macetas, por ejemplo, pero no son tan útiles como los materiales orgánicos que actúan lentamente para promover la calidad de la tierra a largo plazo.
  • No te confíes únicamente en las etiquetas de productos especializados; verifica el NPK para no comprar productos que no necesitas. Por ejemplo, Pansy Food de Dr. Earth, orgánico, tiene un NPK de 3-7-4, y su Flower Girl Bud and Bloom Booster tiene 3-9-4. Ambos contienen altos niveles de fósforo para promover las floraciones y darían resultados similares.
  • Algunos fertilizantes orgánicos indican en su etiqueta que incluyen microbios, que ayudan a convertir la materia orgánica en alimento para plantas, o micorriza, un hongo que puede ayudar a las plantas a extraer los nutrientes del suelo. Pero Fornari dice que parte de eso es comercialización. “Lo que hacen las compañías de fertilizantes —e incluso las compañías de tierras— es incluir una gran variedad [de ingredientes] con la idea de que uno o dos de esos elementos serán útiles para cualquier tipo de planta”, dice. Podrían ser útiles, dependiendo del clima, las circunstancias, la calidad del producto y las plantas, pero “muy posiblemente muchos de ellos no lo sean”.
  • Nunca uses un producto sintético cuando la tierra aún está fría y las plantas no están creciendo, porque no lo van a aprovechar, dice Fornari.
  • Finalmente, recuerda que los fertilizantes pueden hacer que las plantas crezcan más frondosas y más fuertes, pero no necesariamente más sanas. “Pensamos que los fertilizantes son como vitaminas, pero esa no es la manera de verlo”, explica Fornari. “Aplicar menos es probablemente mejor… En la naturaleza las plantas crecen muy fuertes sin la ayuda de los suplementos. Además, los propietarios de vivienda tienen que tomar nota de ello”.

Susan Moeller colabora con artículos sobre estilo de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para The Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.