Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Los robots domésticos de alta tecnología facilitan la limpieza

La inteligencia artificial y los sensores permiten a los aparatos aspirar, lavar las ventanas y, tal vez algún día, doblar la ropa.

Mujer sentada en el sofá mira trabajar a la aspiradora Samsung JetBot 90

Samsung

Jet Bot AI+

In English | El futuro en el que los robots se encargan de la limpieza ya está aquí. Casi.

Cindy Elise Tognazzini, de 52 años, trabaja en ventas de 9 a 5 desde su casa en Agua Dulce, California. Por las tardes, dirige el Rancho Shamrock "T" desde su granero, donde imparte clases de equitación, entrena a los caballos y cuida de los animales en su propiedad de muchos acres.

Con todo el polvo, el pelo del perro, los desperdicios del caballo y demás suciedad propia de la vida en el campo, Tognazzini no podía mantener el ritmo de la limpieza. Hasta que compró su primer robot aspiradora, un Roomba, en el 2015.

Tognazzini tiene ahora tres de estos robots aspiradora repartidos por su casa. Todos están listos para limpiar cuando ella se va al granero. "Para mí es un gran ahorro de tiempo", dice.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Aunque las aspiradoras son los robots de limpieza doméstica más comunes, hay otros dispositivos automatizados que utilizan sensores, tecnología de inteligencia artificial y robótica para realizar tareas que incluyen fregar pisos, limpiar ventanas, cortar el césped, limpiar la ropa a seco e incluso patrullar la casa a través de cámaras desde una aplicación en el teléfono. Aunque los productos más especializados, como los que doblan la ropa, no han llegado tan lejos, hay avances prometedores.

"La tecnología inteligente ha despegado en los últimos cinco años", afirma Barton Paulhamus, supervisor de la rama de sistemas inteligentes del laboratorio de física aplicada de Johns Hopkins University. Los nuevos dispositivos "llevan la inteligencia al interior de la casa", pero de una manera sencilla y fácil de usar.

La evolución de las aspiradoras robóticas

Las aspiradoras robóticas de hoy en día son radicalmente distintas de las originales. Hasta el 2020, se han vendido más de 30 millones de Roombas —esencialmente, los Kleenex de los robots aspiradores— en todo el mundo. Según Fortune Business Insights, el mercado mundial de aspiradoras robóticas estaba valorado en $8,190 millones en el 2019 y se espera que alcance los $46,700 millones en el 2027.

"La tecnología y la capacidad de estos productos ha cambiado", dice Hooman Shahidi, vicepresidente de gestión de productos de iRobot. "Hace seis o siete años, los robots no comprendían demasiado bien el hogar en el que trabajaban".

Los más inteligentes de la generación actual utilizan cámaras y sensores para crear mapas personalizados del hogar y para detectar y evitar obstáculos.

La aspiradora JetBot AI+ de Samsung, que saldrá a la venta próximamente, contará con sensores similares a los que se fabrican para los automóviles de conducción autónoma, así como con una cámara que se puede conectar al teléfono inteligente para vigilar la casa, las mascotas o cualquier otra cosa mientras estás fuera de casa. Los usuarios pueden acceder a la cámara desde una aplicación y dirigir al robot a diferentes partes de la casa para espiar a un perro travieso o comprobar si se ha dejado abierta una ventana inadvertidamente.

Un poco menos inteligente, el modelo i7+ de Roomba viene con una base que se vacía automáticamente, lo cual elimina la necesidad de tirar la suciedad acumulada a la basura después de cada limpieza. Te hará sugerencias personalizadas, como aconsejar sesiones adicionales de limpieza durante la temporada de alergias o cuando mudan de piel las mascotas. Se puede combinar con un trapeador, el Braava Jet M6, que es básicamente un Swiffer automático que utiliza almohadillas húmedas o secas para recoger la suciedad que deja la aspiradora.

Un competidor menos caro, el modelo RoboVac G30 de Eufy, utiliza la navegación dinámica inteligente y sensores para evitar caerse por las escaleras. La versión G30 Hybrid añade la capacidad de trapear.

Todos estos ayudantes con conexión wifi tienen localizadores para evitar perderse debajo del sofá, como sucedía con las versiones preliminares de la inteligencia artificial. Eso le ocurrió a Tognazzini con una de las Roombas más antiguas, y tardó una semana en descubrir dónde estaba. "Hubiera sido bueno que tuviera un localizador", dice.

La tecnología de interiores también se ha adaptado al exterior: ahora los robots pueden cortar el césped. Utilizan sensores de lluvia para evitar cortar la hierba cuando está húmeda y tienen la capacidad de ir cuesta arriba y adaptarse a los cambios estacionales del césped.

Persona enciende el robot doméstico Braava Jet

iRobot

Braavajet M6

El doblado automático de la ropa está a la vista

Los robots domésticos están buscando instalarse en todas las habitaciones de la casa. Entre los desarrollos más recientes se encuentran los robots itinerantes con luces ultravioleta incorporadas para desinfectar las habitaciones, los limpiadores de ducha, y un perro robótico de $75,000 que puede tomar y transportar objetos y que potencialmente podría utilizarse para ordenar la casa.

Samsung también vende lo que es en esencia una tintorería a domicilio. El AirDresser utiliza vapor y flujos de aire para higienizar la ropa y alisar las arrugas mientras elimina el polvo y los olores. Aunque la necesidad de limpiar a seco la ropa puede haber disminuido ahora que la gente trabaja desde casa, el concepto pone de manifiesto las metas que tienen muchas empresas de introducir las nuevas tecnologías en el hogar. Según Rich Leonarz, director de mercadeo de productos de Samsung Home Appliances, "se trata de identificar esas tareas que se hacen con frecuencia y ver cómo simplificarlas".

Pero algunas de las barreras para una rutina totalmente automatizada de limpieza doméstica son difíciles de superar.

"Hay mucho interés en doblar la ropa", dice Paulhamus. "Es uno de los santos griales de la robótica. Ahí me voy a entusiasmar, cuando pueda echar la ropa en una máquina y salga doblada".

Hace algunos años, dos dispositivos —Laundroid y FoldiMate— tenían como objetivo hacer esto último para las masas a finales del 2017. Uno fracasó y el otro ha tenido múltiples contratiempos, entre ellos la necesidad de conseguir financiación y un socio fabricante.

Aunque los robots que doblan la ropa pueden tardar aún algún tiempo, la tecnología inteligente y la inteligencia artificial han hecho avanzar el proceso de lavado, que ahora puede detectar los artículos que están dentro de la máquina y realizar ajustes automáticos para optimizar la limpieza. Las nuevas lavadoras y secadoras conectadas por wifi permiten que los usuarios las pongan en marcha y las detengan desde sus teléfonos inteligentes, y ofrecen alertas automáticas cuando la ropa está lista.

Paulhamus afirma que otras tecnologías domésticas aún no han alcanzado su potencial, como los limpiadores de ventanas. "No me han impresionado demasiado. Por un lado, necesitan electricidad, así que cuando ves un video de ellos, siempre hay un cable de extensión colgando". Esto significa que estos robots no solo tienen un aspecto extraño, sino que una persona tiene que trasladarlos de una ventana a otra.

Tognazzini, que utiliza tres aspiradoras Roomba a la vez, se ha beneficiado del avance de esa tecnología y espera que otros dispositivos con inteligencia artificial puedan simplificar aún más su rutina de limpieza. Quizá algún día no muy lejano haya un robot que vacíe su lavaplatos.

Sara Ventiera es una escritora colaboradora que cubre temas de mascotas, salud y diseño de interiores. Su trabajo ha aparecido en una amplia variedad de publicaciones, entre ellas The New York Times, Food & Wine, NPR, y BBC Travel.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.