Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

La tecnología moderna te permite crear un gimnasio en casa

Para evitar la COVID-19, algunos aprovechan los dispositivos de alta tecnología para hacer ejercicio.

Mujer haciendo ejercicio

Tonal

In English | Bruce Phillips y su esposa iban con regularidad a un gimnasio cerca de su casa en Oak Park, Illinois.

Participaban en una variedad de clases, como ejercicios cardiovasculares, yoga y hiphop, que, según dice Phillips, lo saca de la rutina usual. La pareja iba con tanta frecuencia que entablaron amistad con otros miembros del gimnasio.

Pero con la llegada de la pandemia de COVID-19, el gimnasio cerró sus puertas, y ellos se quedaron en casa para evitar el coronavirus. Aun cuando el gimnasio volvió con horario parcial, ya no se sentía como una actividad segura. La pareja empezó a jugar golf los fines de semana y recurrió a videos de ejercicios en YouTube, pero Phillips sintió la necesidad de algo más para sus ejercicios en casa.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Después de pasar seis semanas investigando sus opciones, Phillips —quien trabaja en el campo de la tecnología— ordenó un producto denominado Mirror, que ofrece un espacio de ejercicio interactivo donde se transmiten, en vivo o a pedido, clases de ejercicios por medio de una interfaz futurista, parecida a un espejo.

Este gimnasio casero que se parece a un espejo colgado en la pared, forma parte de la nueva ola de sistemas inteligentes para el hogar que se incorporan a la decoración doméstica sin ocupar mucho espacio. Dado que muchos gimnasios en todo el país tuvieron que cerrar sus puertas a causa de la COVID-19 y muchas personas se muestran renuentes a volver a ellos, Phillips y otros aficionados al ejercicio han estado recurriendo a dispositivos —como Mirror, Tempo y Tonal— que emplean cámaras e inteligencia artificial para ayudar al usuario a hacer los movimientos de forma adecuada.

Los adultos mayores se apoyan en tecnología para hacer ejercicio

Estos gimnasios en casa de alta tecnología son bastante caros. En muchos casos el precio mínimo es de $1,500. La mayoría de estos productos requieren suscripciones para poder acceder a entrenadores y clases, lo cual implica una mensualidad adicional, si bien algunas de ellas están disponibles, y pueden ser útiles, aun cuando no se cuente con el dispositivo. A pesar de sus altos precios, las ventas se han disparado en el último año.

A principios de la pandemia, las ventas de Peloton —una bicicleta de ejercicios que aprovecha la alta tecnología— aumentaron en un 66% solo unos meses después de que la empresa sufrió una pérdida de $1,500 millones de su patrimonio a causa de una publicidad mal concebida. Las ventas de Tonal, que emplea imanes y energía eléctrica para simular el levantamiento de pesas con hasta 200 libras de resistencia, aumentaron en aproximadamente el 800% con respecto a los mismos períodos del año pasado, y sus ventas en noviembre del 2020 fueron casi el doble de las de todo el año 2019.

No son solo los jóvenes los que están comprando estos dispositivos. Más del 60% de adultos mayores que tiene derecho a recibir Medicare (en inglés) dice que ha adoptado la tecnología de nuevas maneras desde que se inició la pandemia, según se reveló en una encuesta realizada por healthinsurance.com. Por ejemplo, muchos usan dispositivos portátiles para monitorear su estado de salud, se comunican con otras personas por videochat o por las redes sociales y aprovechan la tecnología para entretenerse. En varios dispositivos se combinan todos estos elementos: ejercicios para la salud, conexión mediante clases virtuales en grupo y el esfuerzo físico como actividad de ocio.

"Ya se venía observando cierta transición, pero la pandemia rompió el esquema", dice Jessica Ruiz, entrenadora personal certificada y corresponsal de FitRated.com.

Ruiz, que se desempeña como instructora de Silver Sneakers, un programa de salud y ejercicios para adultos mayores de 65 años —el cual viene incluido en muchos planes de Medicare—, dice que muchos de sus clientes que antes iban a clases presenciales ahora están haciendo ejercicio en casa. Están "mucho más dispuestos a acoger la tecnología, por lo que me imagino que estarían mucho más dispuestos a usar la inteligencia artificial" para los ejercicios en casa, dice Ruiz.

El tamaño de un televisor o un estante

Los dispositivos inteligentes para los ejercicios en casa tienen algunos elementos en común: están diseñados para que quepan en espacios reducidos, y su tamaño puede variar desde el de un televisor hasta el de un librero de tamaño mediano. Y por medio de la alta tecnología, ofrecen la posibilidad de ir monitoreando las repeticiones, el ritmo cardíaco y los aumentos en la resistencia, entre otras variables. Además, la mayoría de estos dispositivos ofrecen comunidades digitales y clases de ejercicios y entrenamientos en formato virtual, si bien cada uno tiene su propia manera de usar la tecnología inteligente.

Mirror está diseñado para quienes prefieren las clases. No hay necesidad de tener pesas u otros equipos. Cada semana, se transmiten más de 70 clases en vivo, que van desde yoga y ejercicios de barra hasta kickboxing y sesiones intensivas de ejercicios cardiovasculares. Además, cuenta con una cámara bidireccional que puede activarse durante sesiones individuales de entrenamiento personal.

Algunos expertos consideran que Tempo es más adecuado para quienes tienen más experiencia haciendo ejercicio. Se incluyen algunas pesas libres (se pueden pedir más pesas como pedido suplementario), y se emplean cámaras infrarrojas en 3D para monitorear los movimientos corporales y ofrecer observaciones a fin de corregir los movimientos y reducir las posibilidades de sufrir lesiones.

En vez de usar pesas libres de verdad, Tonal simula el levantamiento de pesas. Se empieza por una evaluación de la resistencia física en todo el cuerpo a fin de averiguar el peso que el usuario es capaz de levantar, y se va aumentando el peso a medida que se registran mejoras. Es una opción más segura para quienes apenas empiezan a hacer entrenamientos de resistencia, dice James MacKay, director de rehabilitación en Long Beach Nursing and Rehabilitation Center en Long Island, Nueva York.

El dispositivo "sabe cuál es la opción adecuada", dice MacKay. "Así se puede reducir el riesgo de lesionarse, en caso de que el usuario no esté acostumbrado a hacer ejercicio".

La agente inmobiliaria Debi Mestre, de 67 años, notó que le resultaba cada vez más difícil —al llegar a una casa para mostrársela a un cliente— pararse después de retirar las llaves de una casilla que estuviera cerca del suelo. Ya tenía en su casa un aparato de remo, pero la exenfermera se dio cuenta de que debía incorporar ejercicios de resistencia para mejorar su densidad ósea y su equilibrio.

Mestre y su esposo compraron un Tonal con ocasión de la Navidad del 2019. Y así han logrado mejorar en gran medida su capacidad de realizar tareas cotidianas. Mestre ya no se preocupa a la hora de subir o bajar las escaleras cuando recorre una casa con un cliente, ni cuando se baja de un auto o se levanta de una silla desde una posición baja.

"Yo estaba muy débil", dice Mestre de su evaluación inicial de la resistencia, sobre todo en el brazo izquierdo. "Ayer registré un aumento del 168% en la calificación de la resistencia".

Hacia fines de diciembre, Jennifer Miller, de 56 años, convirtió su habitación de huéspedes —que mide 100 pies cuadrados y se encuentra en el sótano de su casa en Alexandria, Virginia— en un estudio de ejercicios cuando adquirió su dispositivo Mirror. En un espacio que antes se usaba apenas raras veces, sus familiares ahora acuden con frecuencia para probar lo que Miller califica de "un buffet de clases de ejercicios".

Mientras que Miller ha descubierto su afición por las clases de boxeo orientadas a mejorar la resistencia, su marido ahora se tranquiliza por medio del yoga restaurador. Según ellos, difícilmente habrían probado estas opciones en un gimnasio tradicional.

Gracias a esta variedad de opciones y a lo fácil que es acceder a ellas, Miller dice que seguirá usando su gimnasio casero de alta tecnología aun cuando el mundo vuelva a la normalidad. "Se siente como algo sacado de las caricaturas de los Supersónicos", dice Miller.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.