Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Cómo cambiar la rutina de limpieza de tu casa

5 técnicas ecológicas para limpiar mejor y más rápido.

Una mujer limpia su casa

Drazen_/Getty Images

In English | Para algunos, estar más tiempo en la casa significa tener más tiempo para fijarse en el polvo debajo del sofá, ordenar los armarios desordenados o realizar esos proyectos de limpieza profunda que antes casi siempre se aplazaban. El hecho de que la COVID-19 haya obligado a las personas a encerrarse en sus casas también ha implicado que se fijen en la suciedad y la mugre, que a lo mejor se acumularon cuando las vidas no estaban tan confinadas.

¿Deberías cambiar ese rociador que ha sido parte de tu rutina de limpieza durante años por un producto más ecológico? ¿Existe una mejor manera de quitar esa suciedad del baño? Quizás ya sea hora de repensar la manera de limpiar la casa, así como las estrategias empleadas para hacerlo.

Adquiere productos de limpieza más ecológicos

"Si deseas limpiar tu casa con confianza, empieza por el clóset donde guardas los implementos y productos de limpieza", dice Donna Smallin Kuper, de 60 años, experta certificada en la limpieza del hogar y autora de una docena de libros, incluido The One-Minute Cleaner Plain & Simple: 500 Tips for Cleaning Smarter, Not Harder.

5 técnicas ecológicas de limpieza con productos de la despensa

1. Crea un producto de limpieza con vinagre para superficies verticales sucias como las puertas de la ducha, las paredes y las llaves: mezcla media taza de vinagre con 1 1/2 cucharadas de fécula de maíz en una sartén y cocínala a fuego medio por unos 10 minutos, revolviendo constantemente. Una vez que la mezcla se espese, déjala enfriar. Guárdala en un recipiente hermético o en una botella de plástico flexible.

2. Para quitar la acumulación de minerales adheridos en un duchador: mezcla 1/3 de taza de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre hasta que se forme una espuma, luego viértela en una pequeña bolsa de plástico. Mete el duchador dentro de la bolsa y asegura la parte superior con seguros de alambre. Déjalo toda la noche, luego quita la bolsa y enjuaga el duchador con agua tibia.

3. Para limpiar las parrillas de barbacoa sucias: aplica aceite vegetal con una brocha y échale un poco de sal. Parte una papa por la mitad y restriega la parrilla hasta que esté limpia.

4. Para quitar la grasa adherida en el horno: pon agua en un tazón para horno y colócalo en el horno precalentado. Déjalo por 20 minutos a 400 grados. El vapor va a aflojar la grasa y los jugos de la comida. Después de que el horno se haya enfriado, límpialo con una esponja o un trapo húmedo.

5. Para quitar el moho que se forma en la lechada entre los azulejos: vierte peróxido de hidrógeno en una botella con espray y remoja las áreas afectadas. Echa bicarbonato de sodio a un cepillo duro y restriega hasta que se quiten las manchas.

Considera la idea de deshacerte de la mayoría de los productos tóxicos que son dañinos tanto para el medio ambiente como para la persona que los usa. Muchos de ellos liberan químicos y compuestos orgánicos volátiles que pueden ser peligrosos e irritar los ojos y la garganta, al tiempo que también causan dolor de cabeza, problemas respiratorios y otros problemas médicos.

Entre los productos de limpieza más usados que quizás te convenga reemplazar con opciones ecológicas, están los limpiadores con cloro para inodoros, los de drenajes que contengan hidróxido de sodio, productos a base de amoníaco, limpiadores de hornos y en polvo.

"Existen excelentes productos ecológicos de limpieza", afirma Kuper, quien recomienda los de Force of Nature y Better Life. "Para la mayoría de las superficies, como el vidrio o los mostradores, limpio simplemente con agua y un paño de microfibra que quita la suciedad, la mugre y los gérmenes".

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) ofrece una lista completa de alternativas ecológicas para la limpieza. Artículos para el hogar como el vinagre y el bicarbonato de sodio también pueden ser usados en una variedad de tareas domésticas de limpieza (ver recuadro).

Usa las herramientas adecuadas para el trabajo

En Orlando, Florida, Tina Willis, de 52 años, dice que la aspiradora cilíndrica, con paños reutilizables y la nueva vara con baterías recargables que se usa para restregar la ducha le salió costosa pero también valiosa porque ha facilitado su rutina. "Nunca pensé que me interesaría tanto las técnicas para limpiar la casa hasta que volví a hacer la mayor parte después que dejamos de usar un servicio de limpieza... debido a la COVID-19", dice Willis, abogada especializada en lesiones personales. "Me he vuelto algo obsesionada con mantener limpia nuestra casa y de la manera más eficiente posible".

A la hora de aspirar ella misma su casa, Willis se dio cuenta de que su aspiradora no estaba recogiendo la suciedad, por lo que adquirió una nueva que ha hecho una gran diferencia. Willis también usa paños de microfibra para limpiar los mostradores, los muebles, los electrodomésticos, los espejos y las ventanas.

"El aparato para restregar la ducha hace que uno de los peores trabajos sea mucho más llevadero y menos trabajoso", dice. "También hice que mi esposo instalara un nuevo duchador que tiene una varita manual para que yo pudiera enjuagar las paredes sin necesidad de usar un balde".

El estar en casa durante la COVID-19 inspiró a Linda Mueller, de 51 años, de Chicago, a empezar a tejer de nuevo por medio de un club virtual, lo cual dio lugar a su descubrimiento de una artesanía ecológica que hace que lavar los platos sea más fácil.

"Tejo estropajos con hilo áspero, y es bastante divertido", dice Mueller. "Son muy buenos para restregar los platos".

Haz una limpieza profunda si no vas a lavar a máquina

¿Crees que tus sábanas y toallas están limpias cuando las sacas de la lavadora?

Dejar de lavar la ropa a máquina se ha convertido en una moda muy popular; es decir, dejar la ropa remojando en agua caliente, con Borax, soda cáustica (también conocida como carbonato de sodio, que se vende en tiendas como Walmart, Target, Amazon, etc.), y jabón para lavar ropa en la bañera o máquina de lavar. Videos de TikTok que se han vuelto virales destacan los resultados asquerosos pero al mismo tiempo extrañamente satisfactorios: el agua se vuelve café o negra a medida que salen los residuos de detergente, el suavizante para ropa y la suciedad.

Linda Mueller teje mientras está sentada en una silla

Cortesía de Linda Mueller

Linda Mueller teje estropajos ecológicos para sus platos.

La idea de lavar la ropa a mano con el fin de revitalizar los colores claros en las sábanas, práctica popular entre las personas que utilizan pañales de tela desde hace tiempo, está generando mucha atención en las redes sociales. Pero asegúrate de que tienes el tiempo suficiente para hacerlo correctamente: será necesario que dejes remojando la ropa sucia durante unas 12 horas para obtener los mejores resultados.

No se puede limpiar si tienes demasiados artículos amontonados

Por más que tengas las mejores intenciones, es más difícil cambiar tu sistema de limpieza si tu hogar se caracteriza por una montaña caótica de objetos, afirma Robyn Reynolds, de 58 años, dueña de Organize2Harmonize en Sherman Oaks, California.

"Los artículos amontonados no se acumularon de un día para otro, por lo que te conviene empezar con algo pequeño", dice Reynolds, quien sugiere que se empiece con un clóset o la mesa del comedor. "Es posible que tu comedor se haya convertido en la escuela, la oficina y el lugar donde se come, por lo que te conviene tener un recipiente para todos los artículos y sacarlo cuando lo necesites".

¿La próxima tarea? Las superficies planas —el principal lugar problemático—.

"Puede ser una silla, un mostrador o el piso —si alguien puede colocar algo en él, se convierte en un lugar de descanso para todo—", dice Reynolds, quien recomienda que se designe un lugar para cada artículo de la casa.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


La rutina promueve la constancia 

Ahora es el momento perfecto para establecer una rutina de limpieza constante para que algunas tareas se realicen con regularidad antes de que se vuelvan abrumadoras.

"Si limpias siempre de la misma manera, lo harás en forma más eficiente y no vas a omitir nada", afirma Kuper.

Las personas que limpian casas profesionalmente por lo general empiezan por las áreas "secas", como los cuartos y las salas, y luego las áreas "húmedas", como la cocina y los baños, dice Kuper. Ella recomienda que se limpie de arriba hacia abajo en cada cuarto, primero desempolvando y limpiando las superficies y luego los pisos.

Kuper recomienda que se mantengan los productos de limpieza en un carrito con ruedas para poder pasarlos fácilmente de un cuarto a otro. Si tu casa tiene más de un piso, deja productos de limpieza en cada piso para no tener que acarrearlos por las escaleras.

Divide la lista de cosas para limpiar

Willis divide su limpieza semanal en dos días y ha aceptado algunos atajos fáciles. Los jueves, ella limpia los baños y una parte de la cocina, y los viernes limpia el resto de la cocina —generalmente se limita a pasarles un paño a los mostradores, el fregadero y los electrodomésticos—. Después les pasa un paño a los muebles, aspira, trapea, y cambia las sábanas.

"Tratar de limpiar toda la casa en un día es realmente demasiado", dice. "Al dividir la limpieza en dos días, da la sensación de que toma menos tiempo y es más fácil".

En vez de limpiar el refrigerador completamente cada tres meses cuando ya está muy sucio, Willis lo limpia con un paño cada vez que limpia los mostradores y así se mantiene siempre limpio.

"También aspiro cada día o cada dos días, lo cual lleva apenas unos minutos y deja la casa luciendo casi perfectamente limpia. Nuestra casa está más limpia ahora de lo que estaba cuando teníamos el servicio de limpieza", dice.

Mueller también viene alternando los días de limpieza profunda al enfocarse en las áreas que su familia efectivamente usa.

"Algunos baños necesitan una limpieza cada semana, pero otros lugares no", dice ella. "Tenemos un cuarto de huéspedes en el tercer piso y un sótano para entretenimiento, y no estamos usando ninguno de los dos debido a la COVID-19".

En Northampton, Massachusetts, Colleen DelVecchio, de 50 años, utiliza algunos quehaceres domésticos para aumentar la productividad.

"Utilizo el lavado de la ropa como temporizador cuando estoy trabajando: al lavar la ropa, usa la configuración más rápida que tenga tu lavadora para ahorrar agua, y selecciona un proyecto para realizar durante el ciclo", dice DelVecchio, asesora profesional y de liderazgo.

Para combatir la escasez de papel toalla relacionada con la pandemia, DelVecchio también guarda paños lavables en una canasta en la cocina y con ellos limpia los mostradores todas las mañanas después de alistarse para trabajar.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.