Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

5 secretos para comprar ropa interior femenina

Viste a tu pareja con ropa que la hará ver divina, especialmente cuando se la quite.

Ropa intima de mujer que cuelga en un estante - Guía para comprar ropa interior de mujer

Foto: Getty Images

Una clave para escoger la ropa interior de una mujer es que ésta la haga sentir bien.

In English | Cada vez que los hombres se ponen a pensar en cómo encender la pasión en cama, su imaginación quizá los lleve a ver a su pareja en ropa íntima nueva y sexy. Pero cuidado, caballeros, un movimiento en falso al escoger esas prendas, podría hacerlos caer en desgracia, y no en la cama.

“No me puede pasar a mí”, dirás tú. No te sientas tan seguro.

La mayoría de los hombres no tienen ni la menor idea de cómo escoger lencería. Si quieres pruebas, busca en internet, donde los catálogos de ropa interior parecen especializarse en lo lascivo y lo ridículo, como los calzones sin entrepierna y los sostenes transparentes que lo usarían pocas mujeres de 25 años, menos aún las mayores de 50.

Si escuchas mis consejos en cuanto a comprar lencería, los cuales han pasado la prueba en la cama, es posible que te saques la lotería cuando ella abra su regalo esta noche.

1. Olvídate de lo pequeño, transparente o ajustado

La mayoría de las mujeres tiene complejo con su cuerpo, con la excepción de las modelos de lencería profesionales (que acostumbran a ser veteranas de la cirugía plástica). Con la edad, la incomodidad de mostrar el cuerpo puede aumentar. Así que saca de tu pensamiento la idea de comprar esos modelitos que ves en los catálogos de lencería. Es rara la mujer que se siente sexy vistiendo casi nada. Y eso es doblemente —no, mejor dicho, triplemente— cierto en las mujeres de cierta edad.

2. Ni se te ocurra comprar sostenes, calzones o tangas  

Estas prendas tienen que quedar perfectas, lo que significa saber la talla exacta. ¿La sabes? Me imaginé que no. Echa una ojeada en el cajón donde ella guarda la ropa interior y descubrirás un campo minado de etiquetas misteriosas: misses, petites, juniors y women's (conocidas anteriormente conocidos como plus-size), con una variedad de tallas en cada categoría.

Y ni hablemos de los sostenes. Las profesionales que se dedican a ajustar corsés acostumbran a reprender a las mujeres por ponerse sostenes que no les quedan bien. ¿Cómo puedes esperar escoger mejor que tu pareja? Otro problema: si compras un sostén demasiado grande, pensará que tú la ves del tamaño de una ballena; si lo compras demasiado pequeño, pensará que la ves plana de pecho. Mi consejo es que dejes la compra de esas prendas íntimas a las que se las ponen.

3. No se trata de lo que ella exponga, sino de cómo se siente 

A los hombres les excita lo visual, por lo que no se cansan de mirar a mujeres con muy poca ropa. Pero a las mujeres les excita más el tacto, la sensación de tocar telas elegantes, por ejemplo. "La seda es ideal", dice Joan Price, de 69 años, autora de la guía para los amantes mayores Naked at Our Age (Desnudos a nuestra edad). "La seda es lujosa y muy sensual".

Tú puedes ayudar a tu compañera a sentirse fenomenal si te concentras en cómo se siente ella Esto, a su vez, la hará sentirse sexy, irradiará erotismo y se verá aún más atractiva.

¿Mencioné que la seda es un excelente aislante contra el frío de febrero? Esta tela la mantendrá abrigada y contenta con su hombre, aumentando tu suerte esa noche.

4. Piensa en prendas largas y sueltas 

Para comprar un camisón hay que reflexionar previamente.  Entonces, empecemos con un breve resumen de lo básico. Los “baby dolls” son camisones muy cortos, que apenas llegan al muslo y no tienen mangas. Los negligés son más largos —llegan a la pantorrilla o al tobillo— y pueden ser con mangas o sin mangas. La bata de noche se parece a una bata de baño, pero es mucho más ligera de peso y casi siempre transparente o semitransparente. Compra estas prendas en seda y envolverás a tu amada en una pieza de tela elegante y abrigada. ¿Cuál será el inconfundible gesto de agradecimiento?

Un detalle que debes tener en mente es que algunos “baby dolls” y negligés tienen encaje, vuelos o tiritas finas, o están abiertos a los lados. Escoje lo que pienses que más le gustaría a ella. Lo bueno de la ropa íntima que cubre el cuerpo parcial o completamente es que la mujer controla lo que revela y cuándo lo revela. Puede mostrar los atributos que más le gusten sin mostrar tanto los otros. “La mayoría de las mujeres escoge la ropa de dormir en función de que esconda lo que se ve como defectos”, dice Price. “No te puedes equivocar si eliges un negligé o una bata de seda”.

5. Monta un desfile de modas de dos personas 

Si compras distintas prendas de diferentes colores y estilos, imagínate cuánto se divertirán cuando ella se pruebe cada una. Cada vez que se cambie, cuéntale por qué lo eligiste. Unas palabras aquí y otras allá. “Te ves tan atractiva vestida de rojo”. “Ese corpiño semitransparente me vuelve loco”. “Esas tiritas realzan el cuello y los hombros tan lindos que tienes”. Decidan juntos con cuáles quieren quedarse y devuelvan el resto. (Por razones lógicas, la mayoría de las tiendas no permiten la devolución de calzones o tangas, pero aceptan camisones y batas).

Ahora, con todo lo que sabes sobre el tema, cuentas con lo necesario para una noche de amor.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO