Skip to content
 

Las nuevas oficinas locales de AARP llenan un nicho

Las nuevas oficinas locales de AARP llenan un nicho

Senn Fontanilla, el centro, ayudó a organizar un grupo filipino estadounidense en el capítulo en Filadelfia de AARP.

Foto: Matt Roth

Senn Fontanilla, al centro, ayudó a organizar el Capítulo Filipínos Estadounidense de AARP en Filadelfia. Él platica con Caridad Callanta, izq., y Lourdes Menez en el salón de iglesia de St. Augustine Church.

In English | Cuando Senn Fontanilla se hizo socio de AARP, pensó que sólo era una forma de obtener un seguro. Pero actualmente, este hombre de 56 años recluta socios de su muy unida comunidad filipino estadounidense para que se unan a la Oficina local de AARP 5435, en la ciudad de Olde, Filadelfia, que ayudó a fundar el año pasado.

See also: Oficinas locales: gran oportunidad para involucrarse 

La comunidad filipina a menudo se reúne para almorzar después de la misa dominical en las iglesias St. Augustine y Our Lady of Hope, en Filadelfia, donde Fontanilla y otros voluntarios entregan información sobre exámenes de salud, estafas a consumidores, oportunidades para voluntarios y eventos de AARP.

¡Eh, participen!, les dice a sus amigos filipinos. ¡Infórmense! ¡Coméntenles a sus padres! Durante la Noche Filipina, en un juego de los "76ers" en marzo, él repartió folletos de AARP en un puesto instalado en el evento. La oficina local de la ciudad de Olde también co-auspició una feria de salud con la Asociación Filipino Estadounidense de Filadelfia.

El grupo de Fontanilla es una de las diferentes oficinas locales que han surgido desde que AARP amplió su alcance a diversas comunidades. Más de una docena de las 135 oficinas locales en Pensilvania están formadas principalmente por socios de varios grupos étnicos.

Las oficinas locales con intereses especiales están creciendo, afirmó Ray Landis, administrador de defensa de derechos de AARP Pensilvania (en inglés). Las personas dicen que "esto es algo que funcionaría bien en sus comunidades".

Nueva oficina local hispana

Jousette Anaya decidió organizar una oficina local después de que la subdirectora estatal de Alcance Comunitario de AARP Pensilvania, Grace Rustia, mencionara que el estado no tenía una oficina local hispana.

¿Qué dices?, dijo Anaya. ¡Eso no puede ser! Ella ayudó a organizar la oficina local Northern Liberties de Filadelfia que tiene sus reuniones en inglés, pero con traducción al español si es necesario.

AARP tiene mucha información y servicios que los latinos no conocen, dijo Anaya. ¡Hay una laguna informativa!

Anaya deriva a los adultos mayores hispanos de bajos recursos a programas de comidas gratis y les brinda información sobre los proyectos de ley propuestos que afectarían asuntos como las tarifas de los servicios públicos y el Seguro Social. La oficina local sólo tiene 35 socios, pero rápidamente se convirtió en una presencia comunitaria.

Todos, incluso los políticos, saben que soy la presidenta de la oficina local, dijo. Me paran en la calle todo el tiempo. Somos el centro de información.

En junio, como parte de la iniciativa de promoción de AARP en todo el estado, Anaya acompañó a un grupo de socios a Harrisburd para reunirse con legisladores y con la prensa para solicitar reformas en las tarifas de los servicios públicos, cuidados a largo plazo y otros asuntos clave.

Anaya considera que esto la está capacitando respecto de los asuntos que serán muy importantes para ella en los próximos años. Lo mismo cree Fontanilla, a quien le preocupan sus propios beneficios del Seguro Social y los asuntos que afectan a su madre de 93 años y a su padre de 88.

Una satisfacción interior

Algunas oficinas locales giran en torno a los intereses, no al origen étnico. En la zona oeste de Pensilvania, muchas oficinas locales han apoyado un proyecto de servicio comunitario de entrega de obsequios denominado Presents for Patients (Obsequios para pacientes).

En el 2010, los voluntarios tejieron y distribuyeron colchas, como así también paquetes de regalo con artículos de tocador y animales de peluche y otros artículos, a 2.355 residentes de hogares para adultos mayores en 20 localidades de la región.

"Los tomas de la mano. Y les dices quién eres", contó Pat Domachowski, nexo de AARP con el Condado de Allegheny y coordinadora del condado de Greene. Uno les entrega el regalo, ya sea una manta o un peluche. Muchos de ellos no tienen familia.

Domachowski, de 69 años, recuerda que hace cuatro años le dio un obsequio a un hombre en un hogar para adultos mayores y le dijo, "Oh, querido, ¿cómo estás hoy?

El hombre sujetó su mano y le dijo, "Sabes que nadie me había llamado "querido" desde que mi esposa murió hace 20 años.

Ella salió del lugar con una satisfacción interior y pensó, "Estoy en el camino correcto colaborando con AARP".

Cristina Rouvalis es escritora independiente que vive en Pittsburgh.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto